Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Terapia estándar para cáncer de mama salva vidas

Estudio halla que tasas de supervivencia de 15 años avalan la efectividad de la quimioterapia y terapia hormonal

JUEVES 12 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- La quimioterapia y la terapia hormonal, que han sido usadas durante años para prevenir la recurrencia del cáncer de mama, han demostrado ser efectivas en mantener con vida a las pacientes que padecen este tipo de cáncer durante 15 años, según plantea un estudio británico.

La efectividad de estos tratamientos es la principal razón del por qué las muertes por cáncer de mama han descendido tan rápidamente desde principios de los años 90 en los Estados Unidos, Gran Bretaña y algunos otros países, de acuerdo con el informe que aparece en la edición del 14 de mayo de The Lancet.

"Esta es una buena noticia para las personas con cáncer de mama", dijo Sarah Darby, autora principal y profesora de estadística médica de la Unidad de Servicios de Ensayos Clínicos de la Universidad de Oxford. "Los tratamientos para el cáncer de mama que han sido usados de una manera estándar por millones de personas resultan muy efectivos", declaró Darby.

"Este es el análisis más amplio de evidencia aleatoria que se ha realizado hasta ahora con respecto a cualquier tipo de cáncer", agregó. "Debido a que tantas mujeres en décadas anteriores estuvieron de acuerdo en formar parte de estos ensayos aleatorios, millones de mujeres en décadas futuras resultarán beneficiadas".

Darby señaló que los investigadores ya sabían que estos tratamientos eran efectivos durante cinco años luego del diagnóstico temprano del cáncer de mama, pero ahora se dispone de un seguimiento a largo plazo que muestra que existe un beneficio extra que persiste hasta por 15 años.

En su estudio, Darby y sus colegas del Early Breast Cancer Trialists' Collaborative Group observaron datos de 145,000 mujeres de 194 ensayos clínicos de quimioterapia y terapia hormonal que habían iniciado en 1995. Estos ensayos incluyeron tratamientos estándares con medicamentos de quimioterapia como la ciclofosfamida, metotrexate y fluorouracilo, así como terapia hormonal con tamoxifen.

Los investigadores hallaron que para las mujeres que recibieron tanto quimioterapia como terapia hormonal, su riesgo de morir de cáncer de mama se había reducido en un 50 por ciento durante 15 años. "Si una mujer de 50 años tenía un riesgo de uno en cinco de morir a causa del cáncer de mama, este riesgo se reducía a uno entre 10", explicó Darby.

Además, la quimioterapia parecía ser efectiva en todos los grupos de edad, y el tamoxifen superaba en efectividad a la quimioterapia. "Creemos que para las mujeres con cáncer de mama sensible a las hormonas, tanto la quimioterapia como la terapia hormonal deberían ser consideradas por la mayoría de las mujeres para aumentar la supervivencia", anotó Darby.

El tratamiento del cáncer de mama es "un éxito médico tremendo", señaló Darby. "Es un cáncer bastante común, y actualmente 1 millón de mujeres toman tamoxifen y las perspectivas son buenas", agregó.

Darby también está convencida de que los tratamientos futuros para el cáncer de mama serán incluso mucho mejor. "Pero el cáncer de mama no es el fin. Podemos superarlo", manifestó. "Y existe todo prospecto de que las cosas seguirán mejorando".

Otro experto halla los datos del nuevo estudio impresionantes. "Existe un beneficio en términos de tratamiento en la reducción de la recurrencia y mejora de la supervivencia general", dijo la Dra. Karen Gelmon, profesora clínica de medicina de la Universidad de British Columbia. "La supervivencia parece estar aumentando".

Gelmon, que es coautora de un editorial acompañante en la publicación, anotó que las personas pensaron en principio que la quimioterapia y la terapia hormonal sólo postergarían la recurrencia del cáncer de mama, pero en cambio se ha producido una mejora continua en la supervivencia, agregó. "Creo que resulta emocionante en términos de otorgar validez al tratamiento que todos hemos estado usando", destacó.

Para Gelmon, el futuro es mucho más brillante. Sin embargo, apuntó que este estudio no tomó en cuenta ninguno de los nuevos medicamentos, tales como los inhibidores de la aromatasa, para las pacientes con cáncer de mama. "A medida que nos aproximamos al futuro, nos volvemos más sofisticados en el estudio de tumores y en la predicción de quienes necesitarán este tratamiento. Además, estamos recibiendo cada vez más medicamentos, que son mejores. Esto es algo también muy positivo".

El cáncer de mama es el cáncer más común entre las mujeres, además del cáncer de piel, y es la segunda causa principal de muerte entre las mujeres, tras el cáncer de pulmón. Casi 211,240 mujeres en los Estados Unidos serán diagnosticadas con cáncer de mama invasivo en 2005, y cerca de 40,410 morirán a causa de esta enfermedad, de acuerdo con la American Cancer Society.

Más información

La American Cancer Society tiene más información sobre el cáncer de mama.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Sarah Darby, Ph.D., professor of medical statistics, Clinical Trial Service Unit, University of Oxford, England; Karen Gelmon, M.D., clinical professor of medicine, University of British Columbia, Canada; May 14, 2005, The Lancet
Consumer News in Spanish