Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Una dosis baja y frecuente de quimioterapia combate el cáncer de mama avanzado

Combinado con Avastin, redujo la progresión en 5.5 meses

JUEVES 8 de diciembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Según un reciente estudio, la combinación entre dosis bajas pero frecuentes de quimioterapia con el medicamento inhibidor de la angiogénesis Avastin provocaron la reducción parcial del cáncer en algunas mujeres con cáncer de mama avanzado.

El estudio piloto de 55 mujeres halló que la combinación de una quimioterapia de dosis baja, una estrategia nueva llamada "administración metronómica", junto con Avastin (bevacizumab), retrasó el progreso del cáncer en un promedio de 5.5 meses, en comparación con los dos meses de sólo la terapia de baja dosis de quimioterapia.

Investigadores del Instituto Contra el Cáncer Dana-Farber de Boston presentaron sus hallazgos el jueves en el Simposio Anual de Cáncer de Mama en San Antonio. El estudio fue financiado por Genentech, Inc., fabricante de Avastin.

"Unir la terapia metronómica con un inhibidor dedicado de la angiogénesis mostró actividad clínica y fue bastante bien tolerado. Pensamos que se trata de una combinación que vale la pena seguir utilizando y que vale la pena continuar investigando sobre este concepto de tratamiento en un estudio de Fase II, que extienda los tratamientos a la terapia del cáncer de mama de mama inicial", aseguró en una declaración preparada el Dr. Harold Burstein, oncólogo del Dana-Farber.

El estudio es uno de los primeros en examinar una estrategia de tratamiento propuesta hace años para mejorar los resultados del tratamiento con quimioterapia en pacientes de cáncer de mama.

Generalmente, las dosis altas de quimioterapia se suministran en intervalos de dos a tres semanas. Esta brecha en el tratamiento tiene el objeto de darle a los pacientes tiempo para recuperarse de los efectos secundarios de la quimioterapia. Sin embargo, las investigaciones han sugerido que este periodo de recuperación le da tiempo a los vasos sanguíneos que alimentan los tumores para volverse a formar luego de que han sido destruidos por la quimioterapia.

Se sugirió que dosis bajas frecuentes de quimioterapia podrían ayudar a prevenir que los vasos sanguíneos del tumor volvieran a crecer. El crecimiento de nuevos vasos sanguíneos se conoce como angiogénesis.

Más información

El U.S. National Cancer Institute tiene más información sobre los tratamientos del cáncer de mama.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: Dana-Farber Cancer Institute, news release, Dec. 8, 2005
Consumer News in Spanish