Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Aún no se sabe con certeza si la sigmoidoscopia es útil en la detección del cáncer de colon

Aunque se ha observado cierta reducción en las tasas de mortalidad, los expertos creen que hay que darle más seguimiento

LUNES, 1 de junio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los pacientes que se someten a un procedimiento llamado sigmoidoscopia flexible para detectar el cáncer de colon no mostraron ninguna reducción significativa en el riesgo a lo largo de siete años, pero la prueba sí pareció reducir el riesgo de muerte a causa de la enfermedad, informaron investigadores noruegos.

Existen varios métodos para detectar el cáncer de colon, entre ellos la colonoscopia, que consiste en examinar el colon entero y la extirpación de cualquier pólipo precanceroso o canceroso. Además, está la sigmoidoscopia flexible, que mediante un endoscopio flexible examina únicamente el intestino grueso. También hay pruebas no invasivas como el examen de sangre oculta en las heces y la colonoscopia por TC (tomografía computarizada).

"La sigmoidoscopia flexible ofrece muchas esperanzas, pero su efecto a nivel de la población parece inferior al esperado, por lo que es necesario darle más seguimiento", apuntó el investigador principal, el Dr. Geir Hoff, del Centro de registro del cáncer de Noruega, en Oslo.

Éstos son los primeros resultados del ensayo, y es posible que siete años sean un periodo de tiempo demasiado corto para observar el verdadero efecto de la prueba, dijo Hoff.

"Los resultados sugieren que la sigmoidoscopia flexible podría convertirse en una prueba de detección muy eficiente para reducir la mortalidad y el riesgo de cáncer colorrectal, pero el efecto podría ser menor del esperado y es probable que tenga lugar más tarde de lo previsto a lo largo del periodo de seguimiento", agregó Hoff.

Hasta ahora, se han obtenido resultados de ensayos aleatorios pero sólo para una modalidad de prueba para detectar el cáncer colorrectal, la prueba de sangre en las heces, destacó Hoff. "Aún así en varios países europeos y EE. UU. se recomienda la colonoscopia", añadió.

El informe aparece en la edición en línea del 1 de junio de BMJ, para hacerlo coincidir con la presentación programada de los hallazgos el lunes en la reunión de la Semana de enfermedades digestivas en Chicago.

Para el estudio, el equipo de Hoff asignó de manera aleatoria a casi 56,000 hombres y mujeres, de 55 a 64 años, a una prueba de detección del cáncer de colon mediante sigmoidoscopia flexible, mientras que al resto no se le pidió que se hiciera la prueba. Los investigadores les dieron seguimiento a todos los participantes durante un promedio de siete años.

El equipo de Hoff no encontró una diferencia significativa entre ambos grupos en cuanto al número de personas que desarrollaron cáncer de colon. Entre los participantes que fueron asignados a la prueba, el índice de mortalidad por cáncer de colon se redujo en 27 por ciento en comparación con los que no lo hicieron, pero ese porcentaje no fue estadísticamente significativo, apuntaron los investigadores.

Sin embargo, para los que sí se hicieron la prueba, el índice de mortalidad por cáncer se redujo en 59 por ciento en comparación con las personas que no fueron asignadas a la prueba. Además, en cuanto a los cánceres que pudieron ser detectados por la sigmoidoscopia flexible, la muerte por cáncer de colon se redujo en 76 por ciento, apuntó el equipo.

Ambas reducciones en la mortalidad son significativas, señalan los investigadores. Pero de acuerdo con Hoff, el descenso en las tasas se podría deber a lo que los investigadores llaman "sesgo de autoselección". Es posible que las personas preocupadas por su salud sean las que opten por hacerse la prueba.

"Una razón importante para no hacerse la prueba es que la gente no está convencida de que pueda beneficiarle", dijo Hoff. "Poder cuantificar un efecto para presentar a los participantes potenciales de la prueba exige ensayos aleatorios como éste. El estudio subraya la necesidad de ensayos poblacionales aleatorios para las pruebas antes de recomendar el uso generalizado de las mismas".

El Dr. Thomas Imperiale, profesor de medicina del Centro Médico de la Universidad de Indiana en Indianápolis y autor de un editorial acompañante en la revista, anotó que siete años era un periodo de tiempo muy corto para observar una reducción en el cáncer de colon debida a la prueba. Y aconseja a todo el mundo que es mejor hacerse la prueba que no.

"Estos resultados son preliminares. Muestran algunos hallazgos prometedores", dijo Imperiale, pero "no esperamos observar una reducción en el cáncer colorrectal".

"Hay opciones, lo que es bueno", destacó Imperiale. "El mensaje final es que la gente debería hacer algo. Lo que sea que hagan dependerá de sus preferencias y nivel de riesgo, pero deben actuar, hacerse una prueba".

Otro experto, el Dr. Durado Brooks, director de los programas de prevención del cáncer de próstata y de colon de la American Cancer Society, estuvo de acuerdo en que siete años tal vez sea un periodo de seguimiento demasiado corto.

En el estudio, hubo una tendencia hacia una menor incidencia del cáncer después de la prueba, apuntó Brooks. "Una de las preguntas es si siete años es una ventana demasiado corta. Si lo analizan de nuevo otros cuatro o cinco años más, ¿será la diferencia estadísticamente significativa?".

Brooks apuntó que algunos países han iniciado programas masivos de pruebas para el cáncer colorrectal que utilizan la sigmoidoscopia flexible, "porque está mucho más disponible y es más económica que la colonoscopia. La sigmoidoscopia flexible es uno de los métodos recomendados para la prueba por todas las organizaciones más importantes".

Más información

Para más información sobre el cáncer de colon, visite la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Geir Hoff, M.D., Ph.D., The Cancer Registry of Norway, Oslo; Thomas Imperiale, M.D., professor, medicine, Indiana University Medical Center, Indianapolis; Durado Brooks, M.D., director, colon and prostate cancer prevention programs, American Cancer Society, Atlanta; June 1, 2009, BMJ, online; June 1, 2009, presentation, Digestive Diseases Week, Chicago
Consumer News in Spanish