Los hispanos y las mujeres son menos propensos a someterse a pruebas para detectar el cáncer de colon

Pasan por alto las pruebas cuando sus médicos no se las recuerdan, halla un nuevo estudio.

LUNES 25 de octubre (HealthDayNews/HispaniCare) -- El cáncer colorrectal es curable si se detecta a tiempo, pero muchos estadounidenses, en especial hispanos y mujeres, no se someten a las pruebas.

Y, a menudo, olvidan someterse a pruebas de exploración si el médico no se los recuerda, encuentra un nuevo estudio.

"Encontramos que tanto tener cobertura de seguro como una fuente regular de atención eran los predictores más potentes para que un individuo recibiera una prueba de cáncer colorrectal", declaró Ninez A. Ponce, profesora asistente de la Universidad de California, la Facultad de Salud Pública de Los Ángeles y el Centro de Políticas de Investigación sobre Salud.

Ponce y su equipo de investigación evaluaron datos de 2001 de la encuesta sobre salud California Health Interview Survey. Los hallazgos fueron publicados en la edición en línea de octubre 25 de Cancer.

Al evaluar las respuestas de más de 22,000 encuestados de 50 años o más, Ponce encontró que cerca del 54 por ciento alegó que había recibido una prueba para detectar el cáncer colorrectal. Las personas de 65 años o más eran más propensas que los adultos jóvenes a someterse a la prueba, y los hombres eran de un 20 a un 30 por ciento más propensos que las mujeres.

Los hispanos eran menos propenso a recibir la prueba que los blancos. Por ejemplo, sólo el 33 por ciento de los hispanos entre 50 y 64 años afirmó que había tenido una exploración reciente, en comparación con el 51 por ciento de los blancos.

¿Por qué más personas no reciben la prueba para detectar el cáncer colorrectal, que será diagnosticado en aproximadamente 147,000 personas en los Estados Unidos este año y causará más de 56,000 muertes? La falta de seguro de salud fue a menudo citada como una dificultad, pero la razón más frecuente fue que el médico no les recordó que un examen era necesario, indicó Ponce. Otras respuestas comunes: Las personas no se hicieron la prueba porque no pensaron sobre ello, o no tenían los síntomas y consideraron que no la necesitaban.

Para detectar a tiempo el cáncer colorrectal, la American Cancer Society recomienda que las personas de 50 años o más con un riesgo promedio deben someterse a:

  • una prueba de sangre oculta fecal cada año, o,
  • una sigmoidoscopia flexible cada cinco años, o,
  • una prueba de sangre oculta fecal cada año, además de una sigmoidoscopia flexible cada cinco años, o,
  • un enema de bario de doble contraste cada cinco años, o,
  • una colonoscopia cada 10 años.

De las primeras tres opciones, la combinación de prueba de sangre oculta fecal cada año y la sigmoidoscopia flexible cada cinco años es preferible, consideró la sociedad contra el cáncer. Aquellos en alto riesgo, debido a la enfermedad de inflamación del intestino, o con historial personal o familiar, deben someterse a una prueba de exploración más temprano y pueden necesitar pruebas más intensivas.

Más del 90 por ciento de los cánceres colorrectales son diagnosticados en personas mayores de 50 años según la sociedad contra el cáncer. Otros factores de riesgo, además del historial familiar, tienen que ver con el tabaquismo, consumo de alcohol, falta de ejercicio, dietas altas en grasa, ingesta inadecuada de frutas y vegetales y la obesidad.

Si bien la tasa de prueba en California, en un 54 por ciento, es más alta que la tasa nacional (41 por ciento en hombres y 38 por ciento en mujeres en el año 2000), las tasas deben ser más altas, afirman los autores.

Otro experto en cuidado de la salud familiarizado con el nuevo estudio afirma que ofrece información de gran valor sobre los hábitos de pruebas de exploración de grupos étnicos, un área que ha sido pasada por alto.

"Lo que realmente llamó mi atención fue [el efecto de] tener una fuente habitual de cuidado", apuntó Ann Zauber, asistente asociada del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center en Nueva York, experimentada en la prevención del cáncer colorrectal.

Las personas que si tenían un proveedor regular de cuidado de la salud fueron más propensas a recibir la prueba debido a la recomendación de su médico.

Con relación a las diferencias de género descubiertas por el estudio, Zauber añade que "existe una percepción de que los hombres tienen un riesgo más elevado de cáncer de colon que las mujeres". Pero si se toma en cuenta una mayor esperanza de vida para las mujeres, las tasas son comparables entre géneros, añadió.

El mensaje para los consumidores, declaró Zauber es que " la exploración del cáncer colorrectal puede tener tener un efecto real en la mortalidad del cáncer de colon".

Ponce está de acuerdo en que "los consumidores necesitan saber que las pruebas de detección del cáncer colorrectal son medidas de prevención y pueden salvar vidas. Una vez que se cumple 50 años, se debe preguntar al médico sobre la prueba del cáncer colorrectal".

Más información

Para saber más acerca del cáncer colorrectal, visite la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Ninez A. Ponce, Ph.D., assistant professor, School of Public Health and Center for Health Policy Research, University of California, Los Angeles School of Public Health; Ann Zauber, Ph.D., associate attending, Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, New York City; Oct. 25, 2004, Cancer online
Consumer News in Spanish