See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los medios de comunicación influyen sobre la atención del cáncer

Un estudio encuentra que es más probable que los pacientes que navegan la web y otros medios reciban los tratamientos más recientes

LUNES, 23 de febrero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los pacientes de cáncer que investigan su enfermedad en Internet y otros medios tienen más probabilidades de recibir los tratamientos más nuevos de sus médicos, sugiere un estudio reciente.

Aunque estudios han encontrado que alrededor del cuarenta por ciento de los pacientes de cáncer buscan información médica en Internet, no ha estado claro exactamente de qué manera tal información influye sobre su elección de tratamiento, señalaron los investigadores.

"Estudiamos cómo los pacientes de cáncer de colon usaban información de salud para tratar de tomar decisiones sobre cosas relacionadas a su tratamiento", apuntó la investigadora principal, la Dra. Stacy Gray, del Instituto Oncológico Dana-Farber, en Boston.

Para comenzar, el equipo encontró que el 69 por ciento de los pacientes de cáncer de colon que entrevistaron afirmó buscar activamente información de tratamiento.

"Estos altos niveles de búsqueda de información de tratamiento se asociaban fuertemente tanto con conciencia sobre las terapias novedosas para el cáncer de colon, y también con que el paciente reportara recibir tales terapias", aseguró Gray. "La búsqueda de información podría tener una influye sobre potencial sobre los tratamientos que los pacientes reciben, y potencialmente sobre su resultado médico".

El estudio aparece en la edición del 1 de abril de la revista Cancer.

Para el estudio, el equipo de Gray recolectó datos sobre 633 pacientes de cáncer de colon del Registro de Cáncer de Pensilvania. Los investigadores observaron específicamente el uso de dos terapias dirigidas para la enfermedad, el bevacizumab (Avastin) y el cetuximab (Erbitux), entre estos pacientes.

Los investigadores encontraron que las personas que usaban los medios de comunicación para obtener información sobre el cáncer de colon y su tratamiento tenían 2.8 veces más probabilidades de haber escuchado sobre estos tratamientos más novedosos, y 3.2 veces más probabilidades de haberlos recibido, frente a los que no investigaron sobre la enfermedad.

La asociación entre la recolección de información y la elección de estos tratamientos permaneció fuerte cuando los tratamientos fueron usados en el cáncer de colon avanzado, como está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) de los EE. UU., o cuando se usó para la enfermedad temprana, un uso de estos fármacos no aprobado por la FDA, apuntaron los investigadores.

Sin embargo, Gray añadió que si los pacientes sugieren los tratamientos a sus médicos o si están investigando tratamientos que sus médicos recetan sigue siendo una pregunta abierta.

Algunos pacientes buscaron información en Internet para prepararse para consultas con los médicos, mientras que otros se enteraron sobre un programa de televisión sobre el cáncer y se aseguraron de verlo, dijo Gray. "Otros obtienen panfletos de sus médicos, y algunos buscan segundas opiniones de otros médicos", señaló.

Hay una creciente tendencia de que las personas investiguen sus problemas médicos en los medios de comunicación, aseguró Gray. "Durante los últimos treinta años, las personas han estado asumiendo un mayor rol en su atención de salud. Vemos mucho más consumismo de salud, en que se espera que la gente, y la gente también desea, ser parte activa del proceso de toma de decisiones", dijo.

Aunque este estudio se limitó al cáncer de colon, Gray supone que pacientes de muchos otros problemas médicos participan en investigación activa sobre su afección y tratamiento.

Sin embargo, no todas las fuentes de información médica son confiables, advirtió Gray.

"Recomiendo a los pacientes hablar con sus médicos sobre fuentes de información de alta calidad. También hay algunos sitios web muy buenos para información del cáncer, como el Instituto Nacional del Cáncer, la American Society of Clinical Oncology o la Sociedad Estadounidense del Cáncer", apuntó.

Para otras enfermedades, Gray recomienda los sitios web de los Institutos Nacionales de Salud, de fundaciones o asociaciones dedicados a enfermedades específicas, como la American Heart Association.

El Dr. Len Lichtenfeld, subdirector médico de la Sociedad Estadounidense del Cáncer, se preguntó si lo que este estudio en realidad descubre es otra barrera en la atención no relacionada con que el paciente tenga información o no, o sea el dinero y el seguro de salud.

"Pero si hubiera otro factor, como el seguro, ¿pudieran los pacientes costearse el fármaco? ¿Es más probable que la gente que tenga seguro inadecuado no busque información? ¿O estamos ignorando un factor que sabemos es un pronosticador significativo de los resultados de la atención de salud?", planteó Lichtenfeld. "Si uno tiene un buen seguro y dinero, los resultados son mejores".

La implicación del estudio es que el conocimiento de los pacientes sobre los nuevos tratamientos influía sobre si obtenían tales tratamientos o no, dijo Lichtenfeld. Sin embargo, estos medicamentos son costosos, y dado que Medicare sólo cubre el 80 por ciento de los costos de los fármacos, muchos pacientes tienen que encontrar una manera de pagar el veinte por ciento adicional.

Por ejemplo, se calcula que Erbitux cuesta unos $17,000 al mes, de manera que un paciente de Medicare tendría que buscar $3,400 al mes, o más de $40,000 al año, a menos que el paciente pueda costearse cobertura complementaria, advirtió.

En cualquier caso, apuntó que los pacientes, sobre todo los de cáncer, necesitan informarse sobre sus afecciones. "La gente necesita obtener información. Y obtenerla de fuentes confiables", dijo. "La Internet puede proveerla. Hay información válida y valiosa disponible. Al mismo tiempo, necesitan tener cuidado de no obtener tanta información que los sobrecoja".

Más información

Para más información sobre el cáncer de colon, visite la Sociedad Estadounidense del Cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Stacy Gray, M.D., Dana-Farber Cancer Institute, Boston; Len Lichtenfeld, M.D., deputy chief medical officer, American Cancer Society; April 1, 2009, Cancer
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined