Pequeña incisión quirúrgica segura y efectiva para el cáncer de colon

Según un nuevo estudio, reduce el dolor y el tiempo de hospitalización

MIÉRCOLES 12 de mayo (HealthDayNews/HispaniCare) -- Un nuevo estudio muestra que una forma de cirugía mínimamente invasiva le ahorra a los pacientes de cáncer de colon un día en el hospital y dos días de dolor sin perder la eficacia de la cirugía convencional.

El estudio encontró resultados casi idénticos para 872 pacientes, la mitad de los cuales se sometió a cirugía convencional, mientras que la otra mitad se sometió a cirugía por laparoscopia, el nombre formal de la pequeña cirugía.

Luego de un promedio de tres años, el porcentaje global de supervivencia era casi idéntico: 85 por ciento para la cirugía convencional y 86 por ciento para la laparoscopia. La tasa de reincidencia del cáncer en este tipo de pequeña cirugía fue un poco más bajo, 16 por ciento, comparado con un 18 por ciento para la cirugía convencional, una diferencia que no es estadísticamente significativa.

Los pacientes que se sometieron a una cirugía menos invasiva permanecieron un promedio de cinco días en el hospital, comparado con los seis días de aquellos que se sometieron a una cirugía convencional. Al mismo tiempo, los pacientes de laparoscopia necesitaron analgésicos narcóticos inyectados durante tres días y analgésicos orales durante un día, comparado con los cuatro días y dos días, respectivamente, para aquellos que se sometieron a cirugía convencional.

"Lo más importante es que éste es el primer estudio en demostrar que la cirugía mínimamente invasiva [para el cáncer de colon] es segura, efectiva y ofrece beneficios a los pacientes", afirmó la Dra. Heidi Nelson, directora del estudio y presidenta de la división de cirugía colorrectal de la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota. "Por primera vez, podemos estar seguros de que ésta es la manera correcta de proceder para la mayoría de los pacientes en la mayoría de los casos".

Los resultados del estudio aparecen en la edición del 13 de mayo del New England Journal of Medicine.

La pequeña cirugía es un opción potencial para cerca del 70 por ciento de los 90,000 estadounidenses que se someten a cirugía de cáncer de colon cada año, apuntó el Dr. Theodore Pappas. Es profesor de cirugía en el Centro médico de la Universidad de Duke y escribió un editorial complementario al informe de la publicación.

Pero pasará algún tiempo antes de que se alcance este potencial porque no todos los médicos tienen pericia en este procedimiento, agregó Pappas. Los investigadores del estudio le pidieron al American College of Colon and Rectal Surgeons que limitaran las credenciales para operaciones mínimamente invasivas a aquellos cirujanos que cumplan ciertos requisitos y sigan las reglas fijadas. Todos los cirujanos en los 48 centros en los Estados Unidos y Canadá que formaron parte del estudio cumplieron con los requisitos necesarios.

Entretanto, Pappas continuó "las personas que quieran buscar un procedimiento mínimamente invasivo, deben solicitarlo específicamente antes de someterse a la cirugía". Los pacientes deben averiguar si el procedimiento es apropiado para ellos y si el cirujano está calificado para realizarlo, concluyó.

Una manera de juzgarlo, afirmó el Dr. James W. Fleshman Jr., es preguntar "cuántas operaciones realiza el cirujano anualmente y si ha realizado cirugías colorrectales, porque sabemos que necesitan tener cierto nivel de experiencia para realizar el procedimiento.

Fleshman es profesor de cirugía en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, que formó parte de la prueba.

Actualmente existen 41 programas de entrenamiento para el procedimiento mínimamente invasivo para el cáncer de colon en los Estados Unidos, continuó Fleshman, pero la información sobre el número de cirujanos calificados para realizarla no está disponible.

En cuento al costo, hay un acalorado debate sobre si la cirugía mínimamente invasiva ahorra dinero, agregó Fleshman.

El dinero ahorrado en permitirle a los pacientes regresar a casa un día antes debe estar balanceado con el costo del equipo especializado necesario para el procedimiento, dijo y "hay datos de ambos lados del asunto. Algunos dicen que cuesta más, algunos dicen que cuesta menos".

No hay ningún debate respecto a lo acertado que sea realizar chequeos que podrían reducir la necesidad de una cirugía de cualquier tipo, dijo, mediante el uso de procedimientos recomendados como la colonoscopia para detectar pólipos, unas adherencias que podrían resultar cancerígenas.

"Si los pacientes se someten al chequeo y se les eliminan sus pólipos, esta operación no sería necesaria", concluyó Fleshman.

Más Información

Para saber más acerca de la detección y el tratamiento del cáncer de colon, visite el National Cancer Institute y la American Cancer Society.

FUENTES: Heidi Nelson, M.D., chairwoman, division of colorectal cancer, Mayo Clinic, Rochester, Minn.; Theodore Pappas, M.D., professor, surgery, Duke University Medical Center, Durham, N.C; James W. Fleshman Jr., M.D., professor, surgery, Washington University School of Medicine, St. Louis; May 13, 2004, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish