Una razón más para rebajar

La obesidad en mujeres jóvenes duplica el riesgo de cáncer colorrectal, encuentra estudio

By Edward Edelson HealthDay Reporter

Updated on June 15, 2022

Jueves, 18 de julio (HealthDayNews) -- He aquí una iniciativa adicional para que mujeres más jóvenes con sobrepeso rebajen: un estudio encontró que la obesidad casi duplica su riesgo de cáncer colorrectal.

"Más jóvenes" es la palabra clave aquí, porque la asociación entre la obesidad y el riesgo de cáncer no se ha visto en mujeres luego de la menopausia, indicó un informe en la edición de agosto de "Gut".

Una compleja relación entre la insulina, una molécula relacionada con la insulina y el estrógeno (hormona sexual femenina) resultó ser el vínculo, indicó el autor principal Peter D. Terry, un epidemiólogo del Colegio de Medicina Albert Einstein en el Bronx.

El exceso de grasa en el cuerpo incrementa los niveles de insulina. Esto incrementa los niveles de otra molécula, factor de crecimiento similar a la insulina, que se ha asociado con el desarrollo de cáncer colorrectal, aseveró Terry. El tercer actor en el escenario es el estrógeno, que ayuda a prevenir el cáncer colorrectal. El estrógeno es producido principalmente por los ovarios antes de la menopausia, pero el tejido graso se convierte en una fuente importante de la hormona luego de la menopausia. Por lo tanto, los efectos beneficiosos del estrógeno producido por el tejido graso produce la reducción del efecto cancerígeno del factor de crecimiento similar a la insulina en mujeres mayores, indicó Terry.

Un estudio previo realizado por Terry y sus colegas encontró un riesgo duplicado, asociado con la edad, de cáncer colorrectal en las mujeres obesas menores de 55 años, pero no en mujeres mayores. "El nuestro es el primero que evalúa específicamente el estatus menopáusico", sostuvo.

Datos para el informe provienen del Estudio Nacional Canadiense de Evaluación del Seno, cuyo propósito fue determinar el valor de las mamografías en la detección temprana del cáncer de seno. Los investigadores canadienses registraron los pesos de casi 90,000 mujeres, cuyas edades fluctuaban de los 40 a los 59 años, así como todos los casos de cáncer durante más de una década. Durante ese tiempo, 527 mujeres contrajeron la enfermedad.

La obesidad se mide por el índice de masa corporal (IMC) el peso en kilogramos dividido por el cuadrado de la altura en metros. La obesidad se define como un IMC de 30 ó más. La incidencia de cáncer colorrectal en mujeres premenopáusicas en el estudio canadiense fue 88 por ciento más alto que para las mujeres premenopáusicas más delgadas. Casi no hubo diferencia en la incidencia entre mujeres obesas y más delgadas luego de la menopausia.

Terry señaló que, como epidemiólogo, no puede hacer recomendaciones acerca del riesgo de cáncer en mujeres obesas, pero hay algunos consejos obvios: Las mujeres obesas más jóvenes, y sus doctores, deben hacer todo lo que esté en sus manos para comenzar un programa de reducción de peso.

El informe no debe afectar las recomendaciones actuales de evaluaciones de cáncer colorrectal para la mayoría de las personas, argumentó el doctor Thomas Fogel, oncólogo de radiación y un portavoz para la Sociedad Americana del Cáncer. Algunos procedimientos evaluativos preferiblemente la colonoscopia, aunque se puede sustituir por la prueba de sangre oculta en materia fecal o una sigmoidoscopia se recomiendan, comenzando a los 50 años.

"Ciertamente, si existe una mujer más joven en alto riesgo debido a historial familiar u otros factores, podría haber un cambio en la recomendación de la prueba para esa persona", expuso Fogel.

Otro informe acerca del cáncer colorrectal en la misma edición de "Gut" también podría ser de interés para las mujeres. Un investigador en Irlanda del Norte reportó en un pequeño estudio que grandes dosis de ácido fólico pueden reducir el riesgo para personas en algo riesgo de desarrollar cáncer.

El doctor Kourosh Khosraviani, profesor de cirugía en el Royal Victoria Hospital en Belfast, ordenó a seis pacientes con pólipos intestinales precancerosos tomar 2 miligramos de ácido fólico cada día durante tres meses, mientras que otros cinco pacientes quienes también tenían pólipos tomaron una sustancia inactiva. Biopsias periódicas del tejido intestinal encontraron una reducción en la cantidad de células activamente divisorias, que son potencialmente precancerosas, informó Khosraviani. El efecto persistió durante seis semanas luego de detener el suministro de ácido fólico.

El consumo diario recomendado de ácido fólico para la mayoría de las personas es aproximadamente 400 microgramos, que se traduce en cuatro décimas de un miligramo, pero se aconseja a las mujeres embarazadas tomar hasta 5 miligramos para ayudar a prevenir los defectos congénitos del tubo neural, apuntó Khosraviani. Para los pacientes con pólipos precancerosos, el ácido fólico funciona previniendo mutaciones genéticas que podrían hacer que los crecimientos se tornaran cancerosos, indicó.

Sin embargo, es demasiado pronto para hablar del ácido fólico como una medida preventiva contra el cáncer, indicó.

"Absolutamente no", dijo. "No hay forma de que este pequeño estudio piloto pueda recomendar el suplemento de ácido fólico. Se necesita examinar en un estudio mucho más amplio y a una mayor escala. Si esto produjese los mismos resultados, sería razonable hablar acerca de esto".

Qué hacer

Puedes conocer acerca del cáncer colorrectal de la Sociedad Americana del Corazón . La Sociedad para el Avance de la Investigación de Salud de la Mujer tiene este documento sobre el cáncer de colon y las mujeres.

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ