Unas pruebas podrían predecir los beneficios de los medicamentos para el cáncer

Marcadores en la sangre o el tejido tumoral podrían ayudar a combatir las malignidades de colon, pulmón o páncreas

MIÉRCOLES, 29 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- ¿Qué sucedería si una prueba de sangre o una biopsia pudieran predecir si una terapia contra el cáncer le curaría o sólo le haría sentirse peor?

Pruebas como estas, basadas en los genes, proteínas u otros "marcadores moleculares" podrían algún día hacer justo eso por las personas que batallan tumores de colon, pulmón o páncreas, informaron científicos en una conferencia de prensa el martes.

"El objetivo final es hacer la medicina personalizada una realidad, identificar las características de los tumores o pacientes en que podemos tener un impacto relativamente dramático mediante el uso de agentes dirigidos", afirmó el Dr. Bruce Johnson del Instituto oncológico Dana-Farber y la Facultad de medicina de la Harvard, en Boston.

Johnson moderó la teleconferencia, patrocinada por la American Society of Clinical Oncology (ASCO). La conferencia se enfocó en la investigación que debe ser presentada en la segunda reunión anual sobre Marcadores moleculares en el cáncer, que se llevará a cabo del 30 de octubre al 1 de noviembre en Hollywood, Florida. La reunión está copatrocinada por ASCO, el U.S. National Cancer Institute y la Organización Europea para la Investigación y el Tratamiento del Cáncer.

En primer lugar, el cáncer de colon. Los investigadores reunieron datos de cuatro ensayos clínicos en que participaron 715 pacientes. Confirmaron que el fármaco para el cáncer Vectibix (panitumumab) sólo tenía éxito en el tratamiento del cáncer colorrectal avanzado en pacientes con la forma normal ("tipo salvaje") del gen KRAS, no la versión mutada.

El Vectibix bloquea el receptor del factor de crecimiento epidérmico (RFCE) en las células de cáncer.

El índice de respuesta del paciente a Vectibix fue de catorce por ciento si portaban el gen KRAS normal, pero el índice disminuyó a cero si el paciente portaba la forma mutada del gen, señaló el autor principal del estudio Daniel Freeman, científico principal de investigación en oncología en Amgen Inc., que fabrica el fármaco.

La supervivencia de progresión (3.3 meses frente a 1.7 meses) y la supervivencia general (8.3 meses frente a 5.7 meses) también fueron mejores en los pacientes con el gen KRAS normal.

Esta no es la primera vez que el gen KRAS ha dictado qué tan bien podría funcionar una terapia contra el cáncer. Apenas la semana pasada, investigadores informaron en la revista New England Journal of Medicine que los pacientes de cáncer de colon con la mutación del KRAS no responderían al medicamento Erbitux (cetuximab).

"Los datos son bastante consistentes de que KRAS es un importante pronosticador negativo de los pacientes que probablemente no se beneficien de los anticuerpos del RFCE", apuntó Johnson.

Otro estudio sobre el que se habló el martes se enfocó en el valor de pronóstico de un marcador para el cáncer de pulmón, la principal causa de muerte por cáncer en los Estados Unidos.

Investigadores españoles encontraron que cuando las muestras tanto de sangre como de tumor de pacientes de cáncer de pulmón no microcítico metastásico tenían una forma mutada del gen RFCE, los pacientes tenían un cáncer más agresivo, y menos tiempo de vida, incluso tras tomar Tarceva (erlotinib), otra terapia dirigida que bloquea el RFCE.

Tal vez los tumores más agresivos llevan a más ADN mutante en la sangre, según los investigadores, del Instituto Catalán de Oncología de Barcelona.

El hallazgo tiene implicaciones prácticas para los pacientes de cáncer de pulmón, señalaron. Esto se debe a que las muestras de sangre podrían proveer la misma información crítica que las muestras de tejido difíciles de obtener, obviando la necesidad de una biopsia. De hecho, alrededor de un tercio de los pacientes de este tipo de cáncer de pulmón no dan suficiente tejido tumoral para analizar por la mutación, apuntaron los autores del estudio.

Finalmente, un tercer estudio evaluó una malignidad particularmente letal, el cáncer pancreático. Los investigadores encontraron que los pacientes cuyos tumores pancreáticos no contenían la proteína S100A2 tienen el doble de esperanza de vida frente a pacientes cuyos tumores muestran altos niveles de la proteína.

Las pruebas para la presencia de la proteína de antemano podría ayudar a seleccionar qué pacientes se beneficiarían de cirugía. Tales cirugías son difíciles de llevar a cabo y apenas están disponibles para una minoría de pacientes de este tipo de cáncer.

La proteína podría también proveer un objetivo para nuevos tratamientos para esta causa de muerte por cáncer, afirmó el equipo.

La meta de los tres estudios son pruebas que puedan determinar qué pacientes obtendrán los mayores beneficios de una terapia en particular contra el cáncer, apuntó Johnson.

"La mayor parte del sector farmacéutico se ha concentrado en que 100 por ciento de los pacientes mejore un 20 por ciento", razonó. "Hoy, hablamos de marcadores que pueden ayudar a 20 por ciento de los pacientes a mejorar 100 por ciento".

Más información

Para más información sobre distintos tipos de cáncer, visite Cancer.net.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Oct. 28, 2008, teleconference with Daniel Freeman, Ph.D., principal scientist, oncology research, Amgen Inc., and Bruce Johnson, M.D., Dana-Farber Cancer Institute and Harvard Medical School, Boston; study abstracts
Consumer News in Spanish