See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Relacionan el sexo oral con algunos cánceres de garganta y cuello

Según los expertos, el VPH es la causa y la vacuna podría reducir la incidencia

LUNES 27 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- El virus del papiloma humano (VPH), que se cree que es responsable de la mayoría de los cánceres del cuello uterino, podría ser la raíz de muchos cánceres de la boca y la garganta, según sugiere una investigación reciente.

Aunque el índice de la mayoría de los cánceres de cabeza y cuello se ha estado reduciendo durante los últimos 30 años porque más personas han dejado de fumar, el índice de ciertos cánceres de la garganta y la boca no ha disminuido, según una investigación que aparece en la edición en línea del 27 de agosto de Cancer.

"La prevalencia del tabaquismo ha disminuido dramáticamente y, del mismo modo, la mayoría de los cánceres de la cabeza y el cuello ha reducido su incidencia. Los cánceres de la base de la lengua y las amígdalas han aumentado o han permanecido estancados. No se observa la reducción en la incidencia que se hubiera esperado", afirmó el Dr. Erich Sturgis, autor del estudio y profesor asociado de cirugía de cabeza y cuello y epidemiología del Centro de oncología M.D. Anderson de la Universidad de Texas en Houston.

Los autores del estudio sospechan que el motivo podrían ser infecciones de VPH oralmente transmitidas.

"Al igual que el cáncer del cuello uterino es el resultado de una enfermedad de transmisión sexual, como la mayoría de cánceres del ano y el pene, las personas deben ser conscientes de que pueden contraer cáncer de garganta o lengua como consecuencia de una enfermedad de transmisión sexual", apuntó Sturgis. "El sexo oral no puede ser considerado como sexo seguro".

Los cánceres de cabeza y cuello no son comunes. Según el estudio, dan cuenta de alrededor del 3 por ciento de todos los casos de cáncer en los Estados Unidos. Cada año, hay alrededor de 45,000 casos nuevos de cánceres de cabeza y cuello. Fumar cigarrillos y consumir alcohol en exceso se han considerado durante largo tiempo como los factores de riesgo más significativos en el desarrollo de estos cánceres, señaló Sturgis. Entre el 80 y el 90 por ciento de los cánceres de cabeza y cuello pueden ser atribuidos al uso de tabaco o alcohol.

En 2005, alrededor del 21 por ciento de los estadounidenses era fumador, una disminución frente al 42.5 por ciento de 1965. La reducción en la prevalencia del tabaquismo comenzó en los 70 y, alrededor de 10 a 15 años más tarde, los índices de incidencia de la mayoría de los cánceres de cabeza y cuello comenzaron a reducirse, según el estudio.

Pero el índice de algunos de esos cánceres no disminuyó tan rápido como otros y, en el caso de los cánceres de la lengua, el índice ha aumentado. En 1995, hubo menos de 6,000 casos de cáncer de lengua. Para 2005, esa cifra fue de más de 8,000, según el estudio.

De acuerdo con el estudio, las investigaciones anteriores han encontrado que hasta el 50 por ciento de los no fumadores que tienen cánceres de garganta y boca estaba infectado por el VPH.

No se ha probado la manera cómo se transmite la infección, pero los expertos sospechan que el sexo oral podría ser la causa.

Si es así, entonces la introducción de la vacuna contra el cáncer del cuello uterino para las niñas y mujeres, que cubre las cepas comunes del VPH, podría también ayudar a reducir la incidencia de algunos cánceres de cabeza y cuello.

"Exhortamos al estudio rápido de la eficacia y seguridad de estas vacunas en los hombres y, si resultan exitosas, se recomienda la vacunación en los hombres adultos jóvenes y adolescentes", escribieron los autores del estudio.

"Esto nos da una buena explicación de lo que vemos de manera clínica", afirmó el Dr. Jay Brooks, presidente de hematología y oncología del Ochsner Health System de Baton Rouge, Luisiana. "El sexo oral es probablemente el medio de transmisión".

Tanto Brooks como Sturgis dijeron que dejar de fumar y beber alcohol con moderación siguen siendo buenas maneras de prevenir los cánceres de cabeza y cuello, pero que reducir esos factores de riesgo podría no ser suficiente.

"Siempre pensamos que para prevenir esos cánceres, todo lo que teníamos que hacer era lograr que la gente dejara de fumar y de beber alcohol en exceso y dejar de masticar tabaco, y entonces eliminaríamos la mayoría de los cánceres de cabeza y cuello", comentó Sturgis. Añadió que es probable que, sin embargo, los esfuerzos futuros de prevención se enfoquen en la vacuna contra el VPH y las prácticas sexuales seguras. Por ahora, dijo, las mujeres que han obtenido resultados anormales en un frotis de Papanicolaou y sus parejas probablemente no deban practicar el sexo oral.

Más información

Para más información sobre los cánceres de cabeza y cuello, visite el National Cancer Institute.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Erich Sturgis, M.D., associate professor, head and neck surgery and epidemiology, University of Texas M.D. Anderson Cancer Center, Houston; Jay Brooks, M.D., chairman, hematology/oncology, Ochsner Health System, Baton Rouge, La.; Aug. 27, 2007, Cancer online
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined