Tres medicamentos de quimioterapia son mejores que dos para los cánceres avanzados de cabeza y cuello

Un estudio halla que la incorporación de docetaxel al tratamiento mejoró la eficacia y redujo el nivel de toxicidad

MIÉRCOLES 24 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Según informan dos estudios, la adición del medicamento de quimioterapia docetaxel al régimen estándar de dos medicamentos usado para los cánceres de cabeza y cuello mejoró la eficacia del tratamiento mientras redujo el nivel de toxicidad.

El régimen de quimioterapia de tres medicamentos fue tan efectivo que aumentó la supervivencia en ambos estudios y más que duplicó la supervivencia total en uno de ellos.

"Este estudio demuestra que un régimen de tres medicamentos es sustancialmente mejor en términos de la supervivencia del cáncer de cabeza y cuello. Hubo una reducción de 30 por ciento en la mortalidad, con menos toxicidad", dijo el Dr. Marshall R. Posner, autor principal del primer estudio y director médico del programa de oncología de cabeza y cuello del Instituto para el cáncer Dana-Farber de Boston. "Es un maravilloso paso hacia adelante para los pacientes".

Los resultados de ambos ensayos clínicos aparecen en la edición del 25 de octubre del New England Journal of Medicine. Ambos estudios fueron financiados, al menos en parte, por Sanofi-Aventis, el fabricante de docetaxel.

Alrededor del 3 al 5 por ciento de todos los cánceres en los Estados Unidos son de cabeza y cuello, de acuerdo con el National Cancer Institute. Esto significa que casi 40,000 estadounidenses son diagnosticados con este tipo de cáncer cada año. Aparece más comúnmente en personas mayores de 50 años, y el principal factor de riesgo es el consumo de tabaco.

El tratamiento de estos cánceres puede ser difícil, porque la extirpación quirúrgica de los tumores puede afectar la forma en que la persona mastica, habla y traga. En algunos casos, resulta imposible extraer quirúrgicamente algunos de estos cánceres, porque el riesgo de daño supera al beneficio potencial. El cáncer se considera entonces como inoperable.

En el estudio realizado por Posner y sus colegas participaron 501 personas con cánceres avanzado de cabeza y cuello en etapa III o IV. Ninguno de los voluntarios tenía signos de cáncer en áreas alejadas del lugar donde se encontraba el tumor original. Posner declaró que en su estudio participaron personas que tenían tanto tumores operables como inoperables.

Los participantes del estudio fueron asignados de manera aleatoria para recibir el régimen estándar de dos medicamentos (cisplatina y fluorouracil) o el tratamiento de tres medicamentos que incluía el uso de cisplatina, fluorouracil y docetaxel. Las personas de ambos grupos luego recibieron siete semanas de radioquimioterapia (una combinación de quimioterapia y radiación) con carboplatina, y radioterapia durante cinco días a la semana. Los que eran elegibles para la cirugía fueron capaces de pasar por el procedimiento quirúrgico entre seis y doce semanas después de completar la radioquimioterapia.

La supervivencia total luego de tres años se estimó en 62 por ciento para el grupo del régimen de tres medicamentos en comparación con 48 por ciento para el grupo de dos medicamentos. La supervivencia media total fue de 71 meses para los del nuevo tratamiento frente a 30 meses para los del antiguo régimen, de acuerdo con el estudio.

El segundo estudio, llevado a cabo por investigadores europeos, asignó de manera aleatoria 358 personas con cáncer de cabeza y cuello inoperable en etapa III o IV para que recibieran el régimen de dos medicamentos o el nuevo tratamiento de tres medicamentos. Si no había progresión de la enfermedad después de que los participantes del estudio completaran la quimioterapia, se les administraba radioterapia.

La supervivencia total pasó de 14.5 meses en el grupo de dos medicamentos a 18.8 meses para el grupo de tres medicamentos en el estudio.

En ambos estudios, el régimen de tres medicamentos tuvo un perfil de efectos secundarios similar, aunque ligeramente reducido, que el de la terapia de dos medicamentos. Posner aseguró que se debió a que fueron capaces de usar menos fluorouracil en el régimen de tres medicamentos.

"Maximizamos la eficacia y reducimos la toxicidad. Con la incorporación de la quimioterapia [inducida por tres medicamentos] seguida de quimioradioterapia, observamos una supervivencia sin precedentes", aseguró Posner.

Respecto a la nueva investigación, el Dr. David Pfister, jefe del servicio de oncología médica del cáncer de cabeza y cuello del Centro oncológico Memorial Sloan-Kettering de la ciudad de Nueva York, dijo que el "régimen triple de medicamentos es más efectivo que el régimen estándar por sí solo cuando se administra antes del tratamiento de radiación y sin costo de efectos secundarios. No hubo un incremento de la toxicidad total".

Sin embargo, señaló que lo que los oncólogos desean saber es si la quimioterapia de inducción (tal como fue hecha en estos estudios) más quimioradioterapia es más efectiva que la quimioradioterapia sola. La adición de la terapia de inducción, dijo Pfister, añade alrededor de tres meses al proceso de tratamiento.

Declaró que ya hay estudios en marcha para determinar qué tratamiento es mejor, y que, mientras tanto, la quimioradioterapia sola es el estándar actual de atención.

Más información

Para más información sobre los cánceres de cabeza y cuello, visite el National Cancer Institute.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Marshall R. Posner, M.D., associate professor, medicine, and medical director, head and neck oncology program, Dana-Farber Cancer Institute, Boston; David Pfister, M.D., chief, head and neck medical oncology service, Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, New York City; Oct. 25, 2007, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish