See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Altas dosis de beta caroteno suponen una amenaza persistente

El suplemento, considerado una vez como eficaz en la prevención del cáncer, en realidad aumenta el riesgo

MARTES 30 de noviembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Hace veinte años, se creía que las altas dosis de beta caroteno eran efectivas en la prevención del cáncer, pero se llevaron a cabo dos amplios ensayos clínicos para determinar si podía reducir el cáncer de pulmón entre fumadores de tabaco.

Sin embargo, las propiedades combativas del beta caroteno contra la enfermedad, un carotinoide que el cuerpo transforma en vitamina A, resultaron insuficientes, hallaron los estudios. Uno de los ensayos fue incluso suspendido antes de lo programado debido a los efectos adversos de las altas dosis del suplemento de beta caroteno: el beta caroteno parecía aumentar el riesgo de cáncer de pulmón, así como las muertes por enfermedad cardiaca y otras causas.

Actualmente, parece que algunos de los efectos adversos de las altas dosis del beta caroteno pueden persistir en las mujeres en particular, de acuerdo con un estudio que aparece en la edición del 1 de diciembre del Journal of the National Cancer Institute.

Para el nuevo estudio, los investigadores hicieron un seguimiento de los participantes en uno de los ensayos, el Ensayo de Eficacia de Retinol y del Beta Caroteno (CARET, por sus siglas en inglés), durante seis años después de su finalización en 1996.

Encontraron que el riesgo incrementado de muertes por enfermedad cardiaca desaparecía rápidamente luego que los participantes, todos fumadores o ex fumadores o personas con un historial de exposición al asbesto, dejaron de tomar los suplementos. Sin embargo, la incidencia de cáncer de pulmón y muertes por todo tipo de causa disminuyeron pero no desaparecieron. Y los ex fumadores y mujeres tuvieron un mayor riesgo de cáncer de pulmón que otros del estudio.

"CARET se suspendió un año y medio antes de lo previsto", afirmó Mark D. Thornquist, bioestadista del Fred Hutchinson Cancer Research Center en Seattle, y coautor del nuevo estudio. "Aquellos que recibieron [el suplemento de] beta caroteno, experimentaron una mayor incidencia del cáncer de pulmón y mortalidad en general".

Durante el estudio de CARET, los participantes que tomaron el suplemento tuvieron un 28 por ciento más de incidencia de cáncer de pulmón y un 17 por ciento más de mortalidad por todo tipo de causas en comparación con aquellos que no tomaron el beta caroteno. En el estudio, la dosis de beta caroteno que se proporcionó fue de 30 miligramos al día, en combinación con 25,000 unidades internacionales de palmitato de retinilo, también considerado como combatiente del cáncer.

Thornquist y sus colegas siguieron a los participantes del ensayo CARET para determinar si los efectos adversos del beta caroteno desaparecían tan pronto como las personas dejaban de tomar el suplemento.

Los participantes fueron contactados anualmente para actualizar la información sobre el cáncer de pulmón y otros datos de salud, indicó.

Durante esta fase de seguimiento, las mujeres que tomaron beta caroteno fueron 1.3 veces más propensas a desarrollar cáncer de pulmón que las mujeres con placebo. También fueron 1.4 veces más propensas a morir a causa de una enfermedad cardiaca y 1.3 veces más propensas a morir de todo tipo de causas.

"Para los hombres, los resultados de la vitamina desaparecieron en alrededor de un año", indicó Thornquist. "En las mujeres, el efecto pareció ser persistente".

El por qué exacto lo desconocemos, señaló, añadiendo que "los hombres y las mujeres podrían tener habilidades diferentes para reparar el daño del ADN".

Las diferencias hormonales pueden significar que hombres y mujeres metabolizan el beta caroteno de manera diferente, apuntó. "El beta caroteno tiende a almacenarse en la grasa corporal, y las mujeres suelen tener más grasa corporal", anotó.

Los resultados del nuevo estudio no son sorprendentes, manifestó Anna Duffield-Lillico, epidemióloga asistente de atención del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York. El hecho de que el riesgo de cáncer de pulmón y mortalidad era aún elevado tras abandonar el uso del suplemento "nos confirma los efectos adversos de los suplementos del beta caroteno sobre la incidencia del cáncer del pulmón en fumadores".

Los altos niveles de beta caroteno y exposición al humo de cigarrillo han probado ser una combinación peligrosa en estudios con animales, alegó, provocando el rápido desarrollo de lesiones precancerígenas.

La mejor recomendación, acuerdan Duffield-Lillico y Thornquist, es evitar las altas dosis de beta caroteno. El estudio de 30 miligramos al día de CARET es "cerca de 10 veces lo que usted recibe de un típico suplemento vitamínico a diario", declaró Thornquist.

"No tenemos evidencia de que [la cantidad de beta caroteno en] un multivitamínico normal sea perjudicial", añadió Thornquist.

El beta caroteno se encuentra de manera natural en las zanahorias, espinacas y otros vegetales de hojas verdes oscuras, el brócoli y el calabacín de invierno.

Más información

Para obtener más información sobre el beta caroteno, visite la National Library of Medicine.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Mark D. Thornquist, Ph.D., biostatistician, Fred Hutchinson Cancer Research Center, Seattle; Anna Duffield-Lillico, Ph.D., assistant attending epidemiologist, Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, New York City; Dec. 1, 2004, Journal of the National Cancer Institute
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined