See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Sáquese el cigarrillo de la boca, junte las manos, y celebre la jornada antitabaco de los EE.UU.

Cada intento por dejar de fumar es un paso hacia adelante para dejarlo definitivamente, afirman los expertos

MIÉRCOLES 7 de noviembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- El año pasado, cerca de 2.3 millones de estadounidenses dejaron de fumar por un día.

Y la American Cancer Society está motivando a los fumadores a tratar de dejarlo de nuevo, al menos por 24 horas, el 18 de noviembre durante el Gran American Smokeout.

"La idea del evento de un día es para demostrar a las personas que pueden dejar de fumar al menos por un día, que no es imposible", declaró Tom Glynn, experto en control de tabaco de la sociedad del cáncer.

El mensaje parece que llega a las personas, añadió. "El dieciocho por ciento de los fumadores reportaron que habían dejado de fumar, o al menos habían reducido la cantidad de cigarrillos, por parte del día", indicó Glynn.

Si todos esos fumadores dejan de fumar permanentemente, se produciría un gran impacto en las tasas de cáncer de pulmón. "Alrededor del 90 por ciento del cáncer de pulmón está asociado con una exposición secundaria o primaria al cigarrillo", señaló.

Tampoco es una coincidencia que las tasas de cáncer de pulmón han empezado a caer para ambos sexos en los últimos cinco o seis años, manifestó Glynn.

"Justo hemos alcanzado el punto de equilibrio, en el que existen actualmente 46 millones de fumadores y ex fumadores. Esto ofrece una esperanza, saber que tantos adictos a la nicotina como ellos que se están reformando. Esto envía el mensaje de que si ellos pudieron lograrlo, también uno puede", puntualizó.

Aún así, las estadísticas nacionales estiman que el 40 por ciento de los fumadores estadounidenses intentan dejar de fumar cada año, pero sólo el 3 por ciento tiene éxito. "Eso demuestra que tan adictivo es el cigarrillo", enfatizó Glynn.

La sociedad del cáncer espera inspirar a muchos más desertores este año con la ayuda de un icono musical y leyenda del Motown como Smokey Robinson, que ha sido nombrado presidente honorífico del Smokeout nacional.

¿Qué razones tiene Robinson para liderar el evento?

"He visto a demasiados de mis amigos y compañeros músicos morir a causa del cigarrillo o por actuar en clubes llenos de humo", dijo en una declaración.

Robinson encabezará el evento en Washington, D.C., junto con "Breathe Free D.C.," (Respira libre D.C.), la campaña de la sociedad de cáncer local para promover una comprensiva ley para que los lugares de trabajo permanezcan libres de humo en la capital del país. Y prestará su voz a la sociedad del cáncer para difundir el mensaje de dejar de fumar como parte de un tour por radio a través de satélite en mercados con campañas "libres de humo" en curso

"Estoy entusiasmado de colaborar con la American Cancer Society no sólo para ofrecer la ayuda que las personas necesitan para dejar de fumar el 18 de noviembre, sino también para incentivar a los empleadores y a las comunidades a través de todo el país que permanezcan libres de humo para siempre", afirmó Robinson.

De acuerdo con la sociedad del cáncer, los beneficios para la salud que se obtienen al dejar de fumar se manifiestan casi inmediatamente:

  • 20 minutos: baja la presión arterial, aumenta la circulación y disminuyen las tasas cardiacas;
  • Ocho horas: los niveles de monóxido de carbono en la sangre y los niveles de oxigeno retornan a la normalidad;
  • 24 horas: se reduce la posibilidad de sufrir un ataque cardiaco;
  • De dos semanas a tres meses: Aumenta la función pulmonar hasta un tercio.

Glynn indicó que las personas deberían saber que nunca es demasiado tarde para dejar de fumar.

"Los riesgos de enfermedades cardiacas se reducen rápidamente. Un año después de haberlo dejado, el riesgo excesivo de un ataque cardiaco y muerte a causa de una enfermedad cardiaca se reducen a la mitad", apuntó. "De cinco a 15 años después de dejar el cigarrillo, el riesgo de apoplejía se reduce al nivel de un no fumador. Y tras 15 años sin cigarrillo, el riesgo de muerte se aproxima al de las personas que nunca han fumado en su vida.

Por lo general, las personas necesitan de tres a seis intentos antes de dejar de fumar para siempre, resaltó Glynn. Y el impulso por fumar es peor durante las primeras dos semanas tras haberlo dejado. Luego de eso, son más propensos de caer en situaciones asociadas con el cigarrillo, tales como después de cenar o en un automóvil.

Para ayudar a vencer esos impulsos, la sociedad del cáncer recomienda poner en práctica cuatro sencillas técnicas:

  • Respirar profundamente;
  • Hacer cualquier cosa para distraerse del ansia. Llamar a un amigo, ir a caminar, masticar un trozo de zanahoria;
  • Ingerir grandes cantidades de agua todo el día, especialmente durante la ansiedad;
  • Postergar el recurrir a un cigarrillo, el impulso pasará.

Más información

Para más información sobre el Great American Smokeout, visite la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Tom Glynn, Ph.D., director, science and trends, American Cancer Society, Atlanta; Smokey Robinson, entertainer
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined