See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Segunda mutación de gen explica resistencia a medicamento contra cáncer pulmonar

Dos equipos de investigadores llegan al mismo descubrimiento

MIÉRCOLES 23 de febrero (HealthDay News/HispaniCare) -- Una segunda mutación de un gen explica por qué los tumores de cáncer pulmonar desarrollan resistencia al tratamiento con las nuevas medicinas contra el cáncer diseñadas para interrumpir el objetivo molecular que ayuda a los tumores a crecer, de acuerdo con dos grupos independientes de investigación.

Los investigadores del Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston detallan sus hallazgos en la edición del 24 de febrero del The New England Journal of Medicine, y los investigadores del Centro Oncológico Sloan-Kettering Memorial en la ciudad de Nueva York resumen su investigación en la edición del 22 de febrero de PLoS Medicine.

Los investigadores del Sloan-Kettering reportaron sobre seis pacientes que habían recibido tratamiento ya sea con Iressa (gefitinib) o Tarceva (erlotinib), ambos medicamentos nuevos contra el cáncer. El equipo del Beth Israel reportó sobre un paciente que dejó de responder con Iressa. Todos los pacientes tenían cáncer de pulmón no microcítico, el cual es responsable de alrededor del 87 por ciento de todos los casos de cáncer pulmonar, según la American Cancer Society.

Ambos medicamentos son relativamente recientes en el mercado. El medicamento Iressa fue aprobado para usar contra el cáncer pulmonar por la U.S. Food and Drug Administration en mayo de 2003 y el Tarceva se aprobó en noviembre de 2004.

Los investigadores reportaron el año pasado que otra mutación de un gen en estos pacientes predecía cuáles casos de cáncer responderían inicialmente a los medicamentos, dijo el Dr, William Pao, un investigador del Sloan-Kettering y coautor del estudio en PLoS Medicine.

Los investigadores que probaron a Iressa y Tarceva se desconcertaron, dijo respecto a por qué funcionaron sólo en alrededor del 9 y 10 por ciento de los pacientes estadounidenses con casos de cáncer pulmonar.

"Por un largo periodo se desconoció la razón de por qué solo funcionaban en un cierto porcentaje", indicó. Cuando los investigadores los analizaron más de cerca, comentó, hallaron que los medicamentos funcionaban mejor sobre los adenocarcinomas, uno de los tres tipos de cánceres de pulmón no microcítico, y sobre personas que nunca habían fumado.

Luego, agregó que "un número de grupos, incluido el nuestro, descubrió el año pasado que había ciertas mutaciones en el gen EGFR (receptor del factor de crecimiento epidérmico, por sus siglas en inglés) que se relacionaba con la respuesta [al tratamiento]. Si se tiene esa mutación es una buena señal".

Sin embargo, el descubrimiento más reciente reporta que el tumor deja de responder si y cuando se desarrolla una segunda mutación en el mismo gen. ""Tres de seis pacientes [reportados en el estudio de PLoS] que sufrieron una recurrencia del tumor presentaron dicha segunda mutación", indicó Pao.

En el estudio del Beth Israel, los investigadores describieron el caso de un hombre de 71 años de edad con cáncer de pulmón no microcítico en estado avanzado que había recaído tras dos años de remisión al estar en terapia con Iressa.

Ese equipo también halló que la reincidencia se debió a otra mutación en el gen EGFR, que ocasiona que las células cancerosas se hagan resistentes al Iressa. Los investigadores del Boston hallaron que la inserción de la mutación en células de prueba en el laboratorio las hizo resistentes al Iressa.

Lo que los expertos especulan está sucediendo, dijo Pao, esto es, que los medicamentos otorgan con la segunda mutación una ventaja de crecimiento a las células cancerosas.

El cáncer pulmonar es la causa principal de muerte por cáncer en ambos sexos, de acuerdo con la sociedad del cáncer. Además de los adenocarcinomas, los tipos de cáncer de pulmón no microcítico incluyen el carcinoma escamoso, normalmente asociado al tabaquismo, y al carcinoma de células grandes no diferenciado. Para 2005, los expertos calculan que 172,000 casos nuevos de cáncer serán diagnosticados en los Estados Unidos, y que alrededor de 163,000 personas fallecerán por la enfermedad. Aproximadamente ocho de cada diez personas diagnosticadas con cáncer pulmonar fallecen dentro de los dos años tras el diagnóstico.

El nuevo descubrimiento genético no es una sorpresa, dijo el Dr. Herman Kattlove, editor médico de la sociedad del cáncer y médico oncólogo.

"Esto era totalmente previsible", comentó. "Hemos observado lo mismo con el Gleevec". Los investigadores han descubierto que puede se puede desarrollar una resistencia con este medicamento, que forma parte de otra terapia enfocada. El Gleevec ha sido muy exitoso en el tratamiento de la Leucemia Mielógena Crónica (LMC) y otros tipos de cáncer, pero los expertos ya han designado una segunda generación de medicamentos para combatir la resistencia.

"Las células cancerosas son muy activas en cuanto a cambiar su naturaleza, es por ello que son células cancerosas", mencionó Kattlove.

Lo siguiente, agregó Pao, es que los investigadores traten de hacer lo mismo que los expertos hicieron con el Gleevec: identificar nuevas medicinas que ayuden a combatir la resistencia. De hecho, el equipo de investigadores de Boston dice contar ya con resultados alentadores en estudios orientados para encontrar justo este tipo de agentes secundarios.

Más información

Para saber más acerca del cáncer pulmonar, visite la página Web de la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: William Pao, M.D., Ph.D., research fellow, Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, New York City; Herman Kattlove, M.D., medical oncologist and medical editor, American Cancer Society, Los Angeles; Feb. 24, 2005, New England Journal of Medicine; Feb. 22, 2005, PLoS Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined