See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El gobierno apoya la capacidad de salvar vidas de las mamografías

El endoso podría terminar con el reciente furor en cuanto a los méritos de dicha herramienta de análisis

Jueves, 21 de febrero (HealthDayNews) -- Si eres una de las millones de mujeres confundidas por el reciente debate sobre los méritos de la mamografía, la noticia es buena: el Secretarios de Salud y Servicios Humanos, Tommy G. Thompson, anunció hoy el apoyo sostenido del gobierno a las mamografías de evaluación regulares como una herramienta para salvar vidas.

"El gobierno federal hace una clara recomendación a las mujeres sobre la mamografía: Si tienes 40 años o más, hazte la evaluación para el cáncer de seno mediante una mamografía cada uno o dos años", manifestó Thompson en una conferencia de prensa realizada en Washington, D.C.

Aunque reconoció que métodos más avanzados para detectar tumores en el seno pueden estar disponibles en el futuro, declaró que la mamografía es "una poderosa e importante herramienta en la detección temprana de cáncer de seno. La detección temprana de cáncer de seno puede salvar vidas".

El doctor Andrew von Eschenbach, director del Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés), endosó esta posición, y además añadió que: "la mamografía sigue siendo una parte importante en nuestro esfuerzo por salvar vidas mediante la detección temprana".

Thompson basó su anunció de las más recientes recomendaciones realizadas por las Fuerzas Especiales de Servicios Preventivos de los EE.UU. (USPSTF, por sus siglas en inglés), un panel independiente de expertos en el cuidado primario y la prevención que revisa sistemáticamente todos los datos disponibles y realiza recomendaciones sobre servicios preventivos clínicos tales como la mamografía.

En 1989, y nuevamente en 1996, la USPSTF recomendó la mamografía para mujeres mayores de 50 años. En el nuevo informe, el panel extendió sus recomendaciones para incluir mamografías regulares para todas las mujeres mayores de 40 años, mientras citaban evidencia de que las mujeres entre 50 a 69 años obtendrían el mayor beneficio e índices reducidos de muerte por cáncer de seno.

Las declaraciones de hoy muy bien pudieran terminar con el reciente escándalo sobre la eficacia de las mamografías.

La controversia comenzó el pasado mes cuando "The New York Times" publicó un informe sobre los hallazgos del estudio en la prestigiosa revista médica "The Lancet" que concluía que las mamografías no salvaban vidas. El estudio, que apareció en la revista en octubre de 2002, analizó dos pruebas ya cuestionables de cáncer de seno de una forma novedosa. Los hallazgos fueron ampliamente rechazados por la comunidad médica cuando aparecieron por primera vez.

No obstante, el estudio cobró nueva vida cuando el "Times" publicó su historia, seguido por una composición en la cual se reportó que miembros del panel de recomendaciones del NCI aceptaron los descubrimientos del estudio de "Lancet" y planeaban sugerir que la mamografía de hecho no era una herramienta para salvar vidas que pudiera utilizarse contra el cáncer de seno.

Muchos doctores se apresuraron a defender las mamografías y criticaron a quienes sugerían que no podían salvar vidas. Los expertos en cáncer del seno y organizaciones a nivel mundial sacaron un anuncio de página completa en el "Times" denunciando el estudio. El 31 de enero, el NCI publicó una declaración confirmando su intención de permanecer firme en apoyo de la prueba de mamografía regular.

"El beneficio [de la mamografía] está presente, y lo que las mujeres necesitan entender es que, aunque toma mucho tiempo demostrar ese beneficio en un estudio, cada persona tiene el beneficio de la prueba inmediatamente cuando su cáncer se detecta", expresó la doctora Claudia Henschke, una profesora de radiología de New York Weill Cornell Medical Center. Henschke realizó un nuevo análisis de los controversiales hallazgos, que se publicó en "The Lancet" el 2 de febrero y efectivamente refutaba los mismos.

Henschke indicó que cree que es importante que los asuntos médicos entren en debate y que las mujeres vean todos los lados de la historia. Pero en este caso, agregó, un argumento inválido condujo el debate desde el comienzo.

"Se enfocaron en cosas insignificantes, y nunca debió haber salido tan fuera de proporción . . . creó ansiedad innecesaria sin haber evidencia real", expuso.

Hoy, los doctores aplaudieron la reafirmación de Thompson de continuar con el uso de la mamografía.

"El concepto es realmente bastante simple: las mamografías encuentran tumores en una etapa muy temprana, mucho antes de lo que podemos hacerlo con un examen manual o un autoexamen. Y todos los trabajos escritos muestran que mientras más temprano se encuentre un tumor canceroso en el seno, mucho mejor es la expectativa de vida", indicó el doctor Michael Cohen, director de centro de procesamiento imágenes del pecho en el Memorial Sloan-Kettering Guttman Diagnostic Imaging Center en la ciudad de Nueva York.

Cohen añadió que el tumor más pequeño que puede ser detectado en un examen tiene un tamaño aproximado de 2 centímetros, y que la mayoría de la mujeres no pueden encontrar tumores a menos que alcancen un tamaño de 3 centímetros o más. En comparación, expresó, una mamografía puede encontrar una microcalcificación en el seno, que es una irregularidad tan pequeña que ni siquiera todavía es un tumor.

Los doctores están esperanzados de que las declaraciones de Thompson, junto con las recomendaciones de la USPSTF, refuercen más la validez de la decisión del NCI de apoyar este asunto, y que las mujeres continúen realizándose mamografías regulares.

"Cuando se sintetizan las pruebas de medio millón o más de individuas la evidencia apabullante es que si te haces la prueba durante mucho tiempo, puedes demostrar el beneficio", indicó Henschke.

Qué hacer

Para saber más acerca del debate sobre la mamografía y la posición actual del NCI, pulsa aquí.

Encuentra cómo se llevan a cabo la mamografía y cómo pueden ayudar.

Para encontrar un lugar acreditado para mamografía cerca de ti, pulsa aquí.

FUENTES: entrevistas con Michael Cohen, M.D., director médico, Memorial Sloan-Kettering Guttman Diagnostic Cancer Screening Center, ciudad de Nueva York; Claudia Henschke, M.D., profesora, radiología, New York Weill Cornell Medical Center, ciudad de Nueva York; 21 de febrero de 2002, conferencia de prensa con Tommy G. Thompson, Secretario de Salud y Servicios Humanos, y Andrew von Eschenbach, M.D., director, Instituto Nacional de Cáncer, Washington, D.C.
Consumer News in Spanish