See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Algunas víctimas de cáncer de seno desean decir adiós a los tatuajes causados por la radiación

Pero no todos los oncólogos endosan la práctica

Sábado, 24 de noviembre (HealthDayNews) -- Para un pequeño, pero creciente, número de mujeres quienes han combatido con éxito el cáncer de seno, la batalla no termina con el último tratamiento de radiación.

Están acogiendo la cirugía láser para borrar algunos de sus tatuajes causados por la radiación los "marcadores" utilizados por oncólogos para delinear el área del pecho tratada con la radiación.

Y mientras la tendencia ha impulsado el debate entre especialistas del cáncer, algunos doctores están dando a sus pacientes permiso para llevar a cabo el procedimiento, pero sólo si el cáncer se detecta a tiempo y las posibilidades de recurrencia son leves.

Las mujeres citan dos principales, aunque muy diferentes, razones para removerse sus tatuajes.

La primera es cosmética: Algunas mujeres, por ejemplo, encuentran antiestético que los tatuajes sean visibles al usar un vestido escotado o un traje de baño. (El tamaño de los tatuajes es aproximadamente 1 milímetro). La segunda es sicológica: Para algunas pacientes, los tatuajes son un recuerdo doloroso de una terrible experiencia.

"No para todos los pacientes, no en todas las situaciones, y no todos los tatuajes deben ser removidos", indicó el Dr. Theodore Lo, un oncólogo radioterápico de la Clínica Lahey en Burlington, Massachusetts. "Pero si el tatuaje está en un lugar estéticamente importante y no se utilizará de nuevo, se puede permitir que la cirugía por láser lo remueva".

El Dr. Lo ha permitido que aproximadamente 100 mujeres en los pasados 18 meses se remuevan tatuajes casi siempre el que está sobre el seno mediante la cirugía láser. Muchas de estas mujeres son jóvenes, en sus 40 ó en sus tempranos 50, y se diagnosticó su cáncer en etapas muy tempranas por lo tanto el riesgo de recurrencia es extremadamente bajo.

"Los mamogramas son tan sensitivos que muchas mujeres jóvenes están recibiendo diagnósticos tempranos donde el índice de cura es 97 por ciento, y se les están practicando tumorectomías", comentó. "¿Quién desea caminar en un traje de baño con una mancha negra?"

Los tatuajes, usualmente entre tres y cinco, se colocan sobre el seno, entre los senos y debajo del seno como una guía para el oncólogo radioterápico.

La razón para mantener los tatuajes restantes es que el cáncer de seno ataca al otro seno, una mujer no puede volverse a radiar el mismo seno, que puede causar engrosamiento de la piel y cicatrizado.

"La mancha del medio es la razón más importante porque si el cáncer se encuentra en el otro seno, se necesita parear la terapia de radiación con el área adyacente", informó Lo. "Pero es la mancha superior la que se nota cuando llevas puesto un vestido escotado algunos al mirar el tatuaje sabrán que padeces de cáncer de seno y ése es el que puedes permitir que la cirugía láser remueva".

No hay estadística de cuántas mujeres eligen remover sus tatuajes radiactivos, indicó James Deye, un científico investigativo que labora con El Instituto Nacional del Cáncer.

"Es una de esas interrogantes técnicas entre un paciente y su doctor", aseveró.

Pero añadió Lo, " Muchas mujeres no saben que el procedimiento está disponible. Cuando lo saben, piensan que es una buena idea".

Sin embargo, no todos los especialistas en cáncer comparten el punto de vista de Lo.

Algunos de los doctores dijeron que es peligroso remover cualquiera de los tatuajes. Hacer esto aumenta el riesgo de tratamientos de radiación superpuesta, comentaron.

El Dr. Peter B. Schiff, presidente de oncología radioterápica de Columbia Presbyterian Medical Center en la ciudad de Nueva York, favorece un método conservador.

Dice que en casos de cáncer de seno no invasivo, como carcinoma ductal in situ, donde el cáncer no se ha esparcido a los tejidos grasos del seno, remover los tatuajes más visibles sería una posibilidad.

"Para esas mujeres quienes tienen un riesgo muy bajo, sería ilógico considerar remover los tatuajes", manifestó Schiff.

"Sin embargo", agregó, "para aquellas con cáncer de seno invasivo, con un riesgo diferente de recurrencia, ésas no deben remover sus tatuajes", argumentó.

Qué hacer

La conveniencia de remover tatuajes luego de completar la terapia de radiación para el cáncer de seno depende del diagnóstico y la salud de cada paciente en particular, así que no debes considerar la cirugía láser sin consultar con tu oncólogo.

Para aprender más sobre el cáncer de seno, visita este portal de Sociedad Americana del Cáncer. Para información sobre la merma en las muertes de cáncer, incluyendo cáncer de seno, durante los 1990, visita este sitio de Institutos Nacionales de Salud.

Fuentes: entrevistas con Theodore Lo, M.D., oncólogo radioterápico, Lahey Clinic, Burlington, Mass.; Peter B. Schiff, M.D., Ph.D., presidente, departamento de oncología radioterápica, Columbia Presbyterian Medical Center, ciudad de Nueva York; James Deye, Ph.D., físico en el programa de investigación, Instituto Nacional del Cáncer, Bethesda, Md.
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.