Cáncer: Más mortal para los pobres y las minorías

Nuevos datos subrayan disparidades raciales, étnicas y económicas

Jueves, 11 de marzo (HealthDayNews) -- La minorías y personas que viven en la pobreza están en mayor riesgo de padecer cáncer y de morir de ésta que los blancos y los individuos más afluentes, reveló un nuevo estudio de la Sociedad Americana del Cáncer.

Los negros tienen índices de mortandad más elevados que todos los cánceres combinados, en los que la tasa anual de mortandad por cáncer es 40 por ciento mayor para negros y 20 por ciento mayor para mujeres negras que sus contrapartes blancos, según el estudio.

Ser pobre también aumentó los índices de mortandad de cáncer, si tomar en cuenta la raza o la etnia, encontraron los investigadores. Los hombres quienes viven en países atacados por la pobreza tienen un 13 por ciento mayor índice de muerte que todos los cánceres combinados, vs. los hombres en países más ricos. Las muertes por cáncer son 3 por ciento mayor para mujeres en países pobres que para sus contrapartes afluentes.

El reporte aparece en la edición de marzo/abril de CA: A Cancer Journal for Clinicians, una revista de pares revisada de la Sociedad Americana del Cáncer.

"El asunto de cómo podemos eliminar estas disparidades representa un problema y sin resolver", indicó el doctor Michael Thun, director de investigación de epidemiología en la Sociedad Americana del Cáncer y coautor del artículo.

Usando datos del Instituto Nacional del Cáncer, investigadores documentaron y proveyeron ejemplos de disparidades a través de todo el espectro de la intervención del cáncer, desde la prevención primaria hasta el cuidado de final de la vida.

Para comenzar, la prevalencia de ciertos cánceres varía entre los grupos étnicos y raciales. Los asiáticos-americanos y los latino-hispanos, por ejemplo, sufren de tasas más altas de cáncer estomacal.

El acceso a pruebas recomendadas también varía. El uso de la mamografía fue más bajo entre mujeres nativas de Alaska-Indias americanas. Sólo 52 por ciento tuvo una mamografía en dos años, mientras que sólo 36.6 por ciento se realizó una en el pasado año.

Una brecha también persiste en la disponibilidad de tratamiento de calidad y la adecuación del alivio del dolor para quienes mueren de cáncer.

La pobreza, la falta de seguro de salud, y el racismo contribuyen al abismo en el cuidado del cáncer, explican los autores. Hará falta el esfuerzo combinado de diferentes grupos para reducir la brecha, añaden.

"Las comunidades pueden hacer mucho para exponer los esfuerzos de las compañías de tabaco para tomar ventaja de segmentos de la población más vulnerables y menos educados", expuso Thun.

Reconociendo el reto, Aetna Inc. se tornó el pasado año la única aseguradora nacional en comenzar a coleccionar datos étnicos y raciales de sus miembros. La compañía señaló que es parte de una gran iniciativa que se ha desarrollado para entender las diferencias en disparidades en el cuidado y el desarrollo de estrategias para reducir las diferencias.

Ya la compañía de seguros con base en Hartford, Connecticut ha registrado un programa para educar y apoyar la mujeres negras quienes tienen un riesgo elevado de parto prematuro.

Aetna defiende su esfuerzo de recolección de datos, que los opositores manifiestan aumenta la preocupación acerca de la privacidad del paciente.

"Sin datos, es como dispararse contra uno mismo en la oscuridad", comentó la doctora Melissa Welch, director médico para el ofrecimiento del cuidado de la salud en la región occidental de Aetna. "La buena noticia es que al menos hemos dado un paso".

Aetna también ha desarrollado un módulo de competencia cultural que se requiere tomar a sus médicos y enfermeras. La meta ahora es encontrar una forma de expandir ese adiestramiento a todos los proveedores de la red, afirmo Welch.

Por su parte, la sociedad del cáncer ha establecido una meta de reducir los índices y la incidencia de cáncer de seno para el año 2015. Parte del desafío es reducir las disparidades en el cuidado del cáncer.

"Existe un descenso en las tasas de mortandad de todos los tipos de cáncer combinados en todos subgrupos étnicos y raciales, de manera que se ha realizado progreso en mejorar la detección temprana, y ciertamente hay progreso en el tratamiento de ciertos cánceres", señaló Thun. "El problema es que el progreso no se está compartiendo de manera equitativa entre los grupos socioeconómicos".

Más información

La Sociedad Americana del Corazón y el Instituto Nacional del Cáncer tienen más información sobre confrontar las disparidades raciales y étnicas y los esfuerzos para reducirlas.

Fuentes: Michael Thun, M.D., M.S., vicepresidente, departamento de epidemiología e investigación de monitoreo, Sociedad Americana del Cáncer, Atlanta; Melissa Welch, M.D., M.P.H., director médico, ofrecimiento de cuidado de la salud, Aetna West Region, San Ramón, California; marzo/abril 2004, CA: A Cancer Journal for Clinicians
Consumer News in Spanish