See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El tabaquismo y la obesidad, un doble problema para los adolescentes

Estudio halla que el humo de segunda mano es casi tan perjudicial como fumar cigarrillos

LUNES 1 de agosto (HealthDay News/HispaniCare) -- La obesidad y el humo del tabaco constituyen una peligrosa combinación cardiaca para los adolescentes estadounidenses, según plantea un nuevo estudio, y la peligrosidad es casi la misma tanto si el humo procede de segunda mano como si se fuma directamente.

"Gran parte de la atención pública ha pasado del tabaco a la obesidad", dijo el investigador principal, el Dr. Michael Weitzman, profesor de medicina de la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad de Rochester. "Nunca se ha prestado una atención lo suficientemente considerable sobre los peligros del humo de segunda mano en los niños".

En el informe que aparece en la edición del 2 de agosto de Circulation, el equipo de Weitzman analizó los datos de casi 2,300 adolescentes, entre los 12 y 17 años, y halló que aquéllos con sobrepeso y que habían estado expuestos al humo del tabaco eran más propensos a padecer de síndrome metabólico, una constelación de factores tales como la presión arterial elevada, alto niveles de colesterol y de azúcar alta en la sangre, lo que incrementa el riesgo de ataque cardiaco, apoplejía y otros problemas cardiovasculares.

El nuevo informe, "es el primer estudio realizado en cualquier grupo de edad que muestra una asociación entre la exposición al humo de segunda mano y el síndrome metabólico", señaló Weitzman. "Utiliza una medida biológica de exposición al humo de segunda mano".

Ese marcador es el nivel en la sangre de cotinina, una molécula producida cuando el hígado descompone la nicotina. Sólo el 1.2 por ciento de aquéllos en el estudio cuyos niveles de cotinina no indicaron exposición alguna al humo tuvieron el síndrome metabólico, mientras que el 8.7 por ciento de aquéllos que fumaban tuvieron el síndrome y el 5.4 por ciento de aquéllos con niveles que indicaban la exposición al humo de segunda mano lo desarrollaron.

Un riesgo incluso mayor fue encontrado en los adolescentes con sobrepeso o en riesgo de padecer sobrepeso y que también estuvieron expuestos al humo. Sólo el 5.6 por ciento de los adolescentes con sobrepeso que no habían estado expuestos al humo desarrollaron el síndrome metabólico, en comparación con el 23.6 por ciento de los que fumaban y el 19.6 por ciento de los expuestos al humo.

"Así que estar rodeado de fumadores puede aumentar el riesgo cinco veces, mientras que ser un fumador activo lo incrementa en seis veces", destacó Weitzman. "Y los efectos ocurren en niveles bajos de exposición".

Debido a que el síndrome metabólico conduce a menudo a serios problemas médicos posteriormente en la vida, "el 30 por ciento o más de los niños que crecen en hogares con fumadores enfrentan un mayor riesgo incrementado de morbilidad y mortalidad", apuntó. "Ésta probablemente sea la primera generación en la historia de nuestro país que tendrá un periodo de vida más corto que las anteriores".

Es necesario llevar a cabo algunas acciones legislativas para impedir la exposición de los niños al humo de segunda mano, sostuvo Weitzman. Por ejemplo, sólo la mitad de los estados cuenta con regulaciones restrictivas sobre fumar en centros de cuidado infantil, manifestó.

"Pero lo que esto nos dice es que si nos preocupamos por la salud de nuestros niños, especialmente en la epidemia de obesidad, debemos ser más estrictos en llevar este mensaje a los padres y hacer todo lo que podamos para reducir la exposición al humo de tabaco en todos las esferas", destacó Weitzman.

El estudio "se suma al cuerpo de evidencia que demuestra que la exposición al humo de segunda mano es una de las causas más graves de enfermedad en los Estados Unidos", dijo Matthew L. Meyers, presidente de la Campaign for Tobacco-Free Kids. "Es particularmente inquietante porque demuestra que la exposición al humo de niño podría implicar consecuencias de enfermedad cardiaca a largo plazo".

El mensaje a los padres está claro, sostuvo Meyers. "No deberían fumar en frente de sus hijos", enfatizó. "Y no deberían fumar para nada en la casa".

Más información

Para saber más sobre el síndrome metabólico, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Michael Weitzman, M.D., professor, medicine, University of Rochester School of Medicine and Dentistry, Rochester, New York; Matthew L. Meyers, president, Campaign for Tobacco-Free Kids, Washington, D.C.; Aug. 2, 2005, Circulation
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined