Es más probable que los supervivientes de cáncer infantil estén desempleados

Reseña halla que les fue peor a quienes tuvieron cánceres cerebrales o del sistema nervioso central

LUNES 22 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Un reciente informe halla que es más probable que los supervivientes adultos de cáncer infantil estén desempleados que quienes no han tenido problemas de salud.

Con ciertos tipos de cáncer, los cerebrales y los del sistema nervioso central, la brecha es aún más amplia. Aquellos supervivientes tuvieron cinco veces más probabilidades que sus contrapartes de estar desempleados. Pero no fue tan probable que las personas que tuvieron cánceres de sangre o de hueso estuvieran desempleados en la vida adulta que la población general.

Las noticias son peores para los supervivientes estadounidenses, según la nueva revisión, que aparecerá en la edición del 1 de julio de Cancer. Los investigadores revisaron 40 estudios, incluidos 24 controlados que analizaron a los supervivientes de cáncer y los compararon con sujetos de control sanos. Cuando hacían el análisis por países, hallaron que los supervivientes estadounidenses tenían tres veces más posibilidades que los grupos de control de estar desempleados, aunque no hubo diferencias en la falta de empleo entre los grupos de control y los pacientes en Europa.

"No sabemos con certeza cuál es la mejor explicación [para estas diferencias por países]", aseguró la autora del estudio, Angela de Boer, investigadora del Instituto Coronel para la salud ocupacional del Centro médico académico de Ámsterdam, Holanda. "Podría ser que el punto de vista de la sociedad y los empleadores acerca de los supervivientes a largo plazo de cáncer sea diferente en EE.UU. que en Europa. Otra posibilidad podría ser que el sistema de seguros de salud de Europa es distinto al de los EE.UU. En Europa, los seguros de salud generalmente no están relacionados con el empleo de la misma manera que en los EE.UU. Éste sería un buen tema para investigar en profundidad".

El tema será de creciente interés, pues los avances en el tratamiento han implicado que cada vez más niños a los que se les ha diagnosticado cáncer sobrevivan hasta la adultez. En general, anotó de Boer, el índice de supervivencia a cinco años es ahora de más del 70 por ciento para los cánceres pediátricos en los EE.UU. y en el Reino Unido.

Por mucho tiempo, se ha sabido que los cánceres de la infancia pueden causar problemas como depresión, ansiedad, estrés postraumático y dificultades de aprendizaje. Algunos supervivientes de cánceres de la infancia podrían tener daños cardiacos o pulmonares, fatiga crónica u otras discapacidades que dificulten tener un trabajo estable, anotó de Boer.

¿Cómo pueden los padres ayudar a minimizar el riesgo de desempleo posterior?

"Lamentablemente, no encontramos muchos factores sobre los que se pueda influir para reducir el riesgo de desempleo en la vida adulta", dijo. "Entre los pronosticadores de desempleo se encontraban menor edad, menor edad en el diagnóstico, menor educación, CI inferior, sexo femenino, discapacidad motora o epilepsia y recibir radioterapia. No se puede influir sobre la mayoría de estos factores, a excepción de la educación. Es más, sabemos por medio de otras investigaciones sobre la situación de empleo de pacientes de enfermedades crónicas que una actitud activa sí ayuda. Por eso, me parece que, si es posible, tener una buena educación e involucrarse activamente en trabajos [temporales o por vacaciones], a pesar de las limitaciones del niño o del adolescente, será sumamente beneficioso".

Cuando los supervivientes adultos consiguen trabajo, de Boer sugiere informarle al nuevo empleador sobre sus dificultades y mantener una red de apoyo social activa.

Esta relación entre sobrevivir al cáncer de la infancia y enfrentarse a dificultades posteriormente se conoce desde hace mucho tiempo, señaló Wendy Hobbie, directora asociada del programa de practicantes de enfermería oncológica pediátrica de la Universidad de Pensilvania, quien ha publicado investigaciones sobre el tema.

"Sabemos que los supervivientes CSN [cáncer del sistema nervioso central] están en el riesgo más alto debido a problemas cognitivos y otros de origen neurológico", anotó. Pero la conclusión acerca de las diferencias europeas y estadounidenses le preocupa. En el artículo, los autores especulan que, a pesar de la Ley para estadounidenses discapacitados, que prohíbe la discriminación de los que tengan historial de cáncer u otros problemas, quizá "haya más discriminación en cuanto al cáncer en los EE.UU.".

Más información

Para saber más acerca de los cánceres de la infancia, visite la página Web de la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Angela de Boer, Ph.D., researcher, Coronel Institute for Occupational Health, Academic Medical Center, Amsterdam, The Netherlands; Wendy Hobbie, CRNP, associate director, pediatric oncology nurse practitioner program, University of Pennsylvania, Philadelphia; July 1, 2006, Cancer
Consumer News in Spanish