¿Puede la preeclampsia causar cáncer?

Existe posible vínculo entre problemas de la presión sanguínea y ciertos tipos de tumores

Jueves, 4 de marzo (HealthDayNews) -- Las mujeres con un historial de preeclampsia podrían tener un riesgo mayor de desarrollar cáncer, especialmente cánceres del estómago, del seno, cáncer ovárico y de la laringe, según un reciente estudio.

Los autores del estudio, que aparece en la edición del 6 de marzo de la British Medical Journal, enfatizan que no existen razones para que las mujeres sientan miedo.

La preeclampsia, una condición que ocurre durante el embarazo, está marcada por la presión sanguínea y la presencia de proteína en la orina. Puede causar una serie de problemas, incluso la muerte, tanto para las madres como para el feto.

Estudios previos no han demostrado asociación entre la preeclampsia y el cáncer, incluso han indicado que podría proteger contra el cáncer. La mayoría de los estudios que demostraron un efecto protector fueron entre mujeres europeas y norteamericanas.

Los científicos detrás del nuevo estudio condujeron su investigación en Israel, donde se evaluaba 37,033 mujeres quienes habían tenido bebés en tres principales hospitales en Jerusalén Occidental entre 1967 y 1976. El tiempo promedio de seguimiento fue 29 años.

Las mujeres quienes habían tenido preeclampsia tuvieron aproximadamente un riesgo incrementado de 30 por ciento de cáncer en general, en comparación con mujeres quienes no habían desarrollado la condición durante el embarazo. El riesgo de cáncer de seno fue casi 40 por ciento mayor. También fue elevado el riesgo de cáncer estomacal, ovárico, pulmonar y laríngeo, de acuerdo con el estudio.

Aunque se sabe que las poblaciones ashkenázicas (judío-europeas) tienen un riesgo elevado de cáncer de seno y ovárico debido a mutaciones genéticas, sólo un tercio de las mujeres en el nuevo estudio pertenecen a este grupo.

Una potencial limitación del estudio se dio cuenta por el hábito de fumar porque no había información relevante de la mitad de las participantes.

La pregunta de por qué podría haber una relación entre la preeclampsia y el cáncer permanece sin contestar, comentaron los autores del estudio.

"Estudiamos una asociación epidemiológica y sólo podemos especular acerca del mecanismo detrás de nuestros hallazgos", indicó la doctora Ora Paltiel, autora principal del estudio y conferenciante en la Escuela Braun de Salud Pública y Medicina Comunitaria en la Hadassah-Hebrew University en Jerusalén.

"Podríamos teorizar que los factores relacionados con el cáncer pueden ser que operen en la preeclampsia y viceversa", añadió Palietel. "Esto podría incluir dieta (tal como deficiencia de folato) angiogénesis (nueva formación sanguínea) y trombosis (coágulos de sangre). Algunos genes podrían ser comunes tanto en el desarrollo de la preeclampsia como el de cáncer. También existe la posibilidad de que algunos de nuestros hallazgos se deban a la casualidad, dado el pequeño número de casos en algunos lugares".

Se necesitará confirmar los hallazgos en otros estudios y en otras poblaciones, indicó Paltiel.

"Yo enfatizaría que aunque los hallazgos son estadísticamente significativos, el tamaño del riesgo es pequeño y las mujeres no deben alarmarse por el hallazgo", expuso. "Más bien, los científicos deben cuestionarse para confirmar los hallazgos y tratar de determinar los mecanismos".

Más información

Para más sobre la preeclampsia, visita la Fundación de Preeclampsia. Accede a la Sociedad Americana del Cáncer para más sobre diferentes formas de cáncer, incluyendo cáncer de seno.

Fuentes: Ora Paltiel, conferenciante, Escuela Braun de Salud Pública y Medicina Comunitaria en la Hadassah-Hebrew University, Jerusalén, Israel; 6 de marzo de 2004, British Medical Journal.

Consumer News in Spanish