¿Se está quemando con su bloqueador?

Muchos productos no protegen contra los rayos UVA, que pueden causar cáncer de piel

DOMINGO 13 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los bloqueadores solares son algunos de los protectores más populares que la gente usa cuando el sol del verano alcanza el cenit y amenaza con quemar su piel con rayos ultravioleta perjudiciales.

Las quemaduras solares no solo son dolorosas, pueden conducir al cáncer de piel, la forma más prevalente de cáncer en los EE. UU.

Sin embargo, investigaciones recientes han conducido a algunos a cuestionar muchos protectores solares.

Un estudio reciente del Environmental Working Group halló que uno de cada ocho bloqueadores solares de marca no protege contra los rallos ultravioleta A. Estos rayos UVA tradicionalmente se han relacionado con el bronceado, aunque los médicos saben que pueden causar daño prolongado y cáncer de piel. El FPS (factor de protección solar) que se coloca actualmente en los bloqueadores solo refleja la efectividad de la loción para bloquear los rayos ultravioleta B.

Debido a investigaciones como esa, la U.S. Food and Drug Administration está en proceso de aprobar regulación nueva que establecería estándares para probar y etiquetar bloqueadores solares por protección UVA, así como UVB.

La incidencia de quemaduras solares ha aumentado en los EE. UU., señal de que mucha gente no está usando protección solar adecuada. Una encuesta reciente llevada a cabo por los U.S. Centers for Disease Control and Prevention halló que los índices de quemaduras solares aumentaron entre 31.8 y 33.7 por ciento entre 1999 y 2004.

El daño de las quemaduras solares a la piel es causa directa del cáncer", aseguró el Dr. Martin Weinstock, profesor de dermatología de la Facultad de Medicina de la Brown.

"La mayoría de los cánceres en los EE. UU. son de piel y la incidencia está aumentando, mientras que la de la mayoría de los demás cánceres permanece estable o se reduce, aseguró Weinstock. "La causa prevenible más importante que conocemos es la exposición a la radiación ultravioleta".

La luz solar está compuesta por luz visible y por luz ultravioleta (UV) que es invisible. Hay dos tipos de luz ultravioleta, la UVA y la UVB. Aunque los rayos UVA son responsables por el bronceado y los UVB por las quemaduras solares, ambos pueden dañar la piel y aumentar el riesgo de cáncer de piel.

La mayoría de los cánceres de piel se forman en personas de mayor edad en partes del cuerpo que han experimentado más exposición al sol o en quienes tienen sistemas inmunitarios debilitados.

La forma más mortal de cáncer de piel es el melanoma, que se forma en células cutáneas que fabrican melanina, un pigmento, con frecuencia como un lunar. El National Cancer Institute estima que se producirán 62,480 casos nuevos de melanoma en los Estados Unidos en 2008 y que cerca de 8,420 personas morirán a causa de esta enfermedad. En comparación, se diagnosticarán más de 1 millón de casos de cáncer de piel no melanoma en 2008, con más de 1,000 muertes.

Los expertos recomiendan un método múltiple para protegerse contra los rayos perjudiciales.

"La American Cancer Society tiene un eslogan -- 'Slip, Slop, Slap'", señaló Weinstock. "Slip on a shirt, slop on sunscreen, slap on a hat, (algo así como enfundarse en una camiseta, embadurnarse de bloqueador y encajarse el sombrero)".

Sin embargo, Kristan Markey, analista de investigación de Environmental Working Group, una organización sin fines de lucro que trabaja para proteger la salud y el ambiente, aseguró que la efectividad de los bloqueadores solares no es tan fuerte como podría esperarse.

"Hallamos que la mayoría de los bloqueadores solares no son efectivos para filtrar la radiación ultravioleta o tienen problemas con sustancias tóxicas peligrosas", señaló Markey.

Muchos bloqueadores solares no solo no protegen contra la radiación UV, también se decomponen con el uso normal y desarrollan componentes tóxicos, según halló el estudio del grupo.

Markey anotó que los fabricantes de bloqueadores también hacen afirmaciones que no pueden corroborar. Por ejemplo incluso los bloqueadores que aseguran "protección todo el día" se deben reaplicar regularmente para evitar daño en la piel, dijo.

"Nadie puede ofrecer 'protección todo el día' porque la recomendación es volver a aplicar cada dos horas", aseguró Markey. "Esto sigue siendo territorio salvaje en esta industria".

Las nuevas reglas recomendadas por la FDA para bloqueadores asignarían un sistema de calificación por estrellas (entre una y cuatro) para medir la efectividad de la loción para bloquear los rayos UVA. Las clasificaciones para UVA se basan en dos pruebas, una que mide la capacidad del bloqueador para reducir la cantidad de radiación UVA que pasa por él y otra para medir la capacidad del producto para prevenir el bronceado y el daño prolongado potencial para la piel.

Teniendo en cuenta el proceso obligatorio de aprobación, cualquier etiqueta nueva que tenga clasificaciones de UVA junto con la clasificación de SPF actual no aparecerá en las estanterías antes de 2009.

Hasta entonces, Weinstock aseguró que la gente necesita continuar haciéndose chequeos frecuentes de manchas en la piel o lunares, como precaución.

"Recomendamos que la gente se haga un examen exhaustivo de su propia piel un vez al mes, de arriba a abajo, por delante y por detrás", dijo. "Si ven manchas que cambian, deben pedir el consejo de un profesional de la medicina.

"La detección precoz es importante para el tratamiento del cáncer de piel y está a la vista de todos", agregó.

Más información

Para obtener más información sobre los bloqueadores, visite la American Academy of Dermatology.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Martin Weinstock, M.D., Ph.D., professor of dermatology, Brown University Medical School, and chief of dermatology, Veterans Affairs Medical Center, Providence, R.I.; Kristan Markey, research analyst, Environmental Working Group, Washington, D.C.; U.S. National Cancer Institute; American Cancer Society
Consumer News in Spanish