La guerra contra el cáncer opta por las armas 'inteligentes'

Los tratamientos que se dirigen hacia las vías de la enfermedad le ganan a la quimioterapia

MIÉRCOLES 29 de septiembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- En el siglo 21, la guerra contra el cáncer está optando por tácticas de guerrilla en vez de bombardeo de saturación y los medicamentos "molecularmente dirigidos" están reemplazando la quimioterapia general en muchos casos.

Según los expertos, el nuevo método resulta en pacientes que pueden vivir vidas más largas y productivas a pesar de sus diagnósticos.

"El énfasis en el cáncer ha cambiado de la observación amplia a dirigirse precisamente en lo que pensamos que es importante en la biología de las células tumorales", afirmó el Dr. Owen O'Connor, del Departamento de Medicina del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de la ciudad de Nueva York.

Una táctica, conocida como terapia biológica, ayuda al propio sistema inmune del cuerpo a luchar contra el cáncer usando medicamentos para interferir con el crecimiento celular no controlado. También puede ayudar indirectamente a las células inmunes saludables a luchar contra el cáncer, o ayudar en la reparación de las células normales dañadas por otros tipos de tratamiento contra el cáncer, señaló O'Connor.

La terapia biológica es la más reciente herramienta para luchar contra el cáncer, y se une a métodos anteriores como la cirugía para extirpar tumores, la quimioterapia y la radioterapia, apuntó.

O'Connor fue uno de los cinco expertos que hablaron el martes sobre la investigación y los tratamientos de punta contra el cáncer en una conferencia en la ciudad de Nueva York.

Durante los últimos 15 años, los científicos han descubierto lo compleja que puede ser la biología del cáncer. Y han podido desarrollar medicamentos que se dirigen a componentes individuales del crecimiento del cáncer. El aumento en el número de medicamentos aprobados por la U.S. Food and Drug Administration durante la pasada década ha significado que hay más medicamentos para ayudar a manejar la enfermedad en una amplia variedad de pacientes, añadió O'Connor.

Este nuevo método no es la cura de "varita mágica" que los médicos discutían anteriormente. Sin embargo, apuntó O'Connor, es una evaluación más realista de la mejor manera de tratar la enfermedad.

"Históricamente, hemos tenido el estándar de que todos los pacientes con cáncer tienen que ser curados, algo que no hemos tenido con otras enfermedades. Ahora, el objetivo es reconocer que tratar el cáncer como una enfermedad crónica (como la enfermedad del corazón, el enfisema o el asma) es una meta igual de loable", declaró.

Junto con este reconocimiento de la naturaleza crónica del cáncer llega la necesidad de ayudar a los pacientes y a sus familiares a ajustarse al nuevo paradigma de la atención del cáncer, apuntó otra conferencista, Diane Blum. Es la directora ejecutiva de Cancer Care, una organización sin fines de lucro de la ciudad de Nueva York que ayuda a los pacientes de cáncer.

Los tratamientos de cáncer más efectivos han significado que las personas están menos tiempo en el hospital, que viven más tiempo con la enfermedad, que tienen acceso a más información sobre su enfermedad, y que podrían tener más opciones de tratamiento. Todas estas son señales de progreso, dijo.

"Pero, con la supervivencia extendida, las personas tienen que saber qué esperar en términos de problemas crónicos de salud", apuntó Blum, tales como fatiga e impedimentos cognitivos.

"Además, una mayor información es algo maravilloso. Pero necesitamos ayudar a las personas a comprender cómo usarla", dijo, particularmente en evaluar la información disponible para saber qué es relevante para cada persona particular.

También está el tema del costo, especialmente para las personas sin seguro. Para estos pacientes, el costo de una atención médica extendida puede ser prohibitivo, afirmó Blum.

Pero para aquellos que se han enfrentado a un diagnóstico de cáncer y se han beneficiado de los nuevos medicamentos, la vida es dulce.

Gene Grassi, una mujer de 50 años de Long Island, N.Y., fue diagnosticada hace siete años con mieloma múltiple, un cáncer de la médula ósea. Pero tomó el medicamento Velcade de 2001 a 2004 mientras participaba en un ensayo clínico, y le da el crédito de haberla mantenida viva más allá de sus propias expectativas.

"Estoy aquí siete años después de mi diagnóstico", dijo.

La conferencia fue patrocinada por Millennium Pharmaceuticals Inc., fabricante de Velcade. La compañía pidió el miércoles a la U.S. Food and Drug Administration que aprobara un uso más amplio del Velcade para el mieloma múltiple, basándose en los ensayos clínicos exitosos con el medicamento.

Más Información

Para más información sobre los ensayos clínicos del cáncer, visite el National Cancer Institute.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Owen O'Connor, M.D., Ph.D. Department of Medicine, Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, New York City; Diane Blum, executive director, Cancer Care, New York City; Gene Grassi, cancer patient, Long Island, N.Y.; Sept. 28, 2004, Cancer in 10 Years conference, New York City
Consumer News in Spanish