La regulación de las cámaras bronceadoras se convierte en un tema candente

La FDA y los legisladores desean limitar la exposición a los rayos UV y mejorar las etiquetas de advertencia

MARTES, 9 de febrero (HealthDay News/DrTango) -- Las cámaras bronceadoras (la última amenaza para la salud en EE. UU.) podrían ser reguladas pronto, como resultado de una serie de estudios que las vinculan con el cáncer.

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) y miembros del Congreso se apresuran a proteger a los clientes de soláriums, sobre todo a las mujeres jóvenes, de la exposición a los nocivos rayos ultravioleta (UV).

"Para mí, el bronceado es exactamente igual que el tabaquismo", advirtió el Dr. Darrell S. Rigel, profesor clínico de dermatología del Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York. "Al igual que fumar, mientras más lo haga, mayor será el riesgo de adquirir cáncer de piel más adelante".

Las medidas de regulación siguen a una plétora de estudios en años recientes que documentan los riesgos para la salud de la exposición a los UV de las lámparas de bronceado.

Estos estudios muestran que la exposición a la radiación UV durante el bronceado bajo techo daña el ADN de las células cutáneas y que la exposición excesiva puede llevar al envejecimiento de la piel, supresión inmune y daño ocular, advierte la American Academy of Dermatology Association (AADA).

"Hay un creciente reconocimiento de que, en primer lugar, esto es potencialmente peligroso, y en segundo lugar, que realmente afecta a nuestra población más vulnerable", sobre todo de mujeres jóvenes, explicó el Dr. William Ting, dermatólogo en un consultorio privado en San Ramón, California, que ha estudiado el riesgo de melanoma relacionado con el bronceado bajo techo.

El tema acaparó los titulares el verano pasado después de que la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualizara las cámaras bronceadoras de "posiblemente carcinógenas para los humanos" a "carcinógenas para los humanos".

La reclasificación de la OMS siguió a una revisión de investigaciones publicadas en The Lancet Oncology que mostraban que el riesgo de melanoma aumenta en 75 por ciento cuando el uso de las cámaras bronceadoras comienza antes de los treinta años.

El melanoma, una forma letal de cáncer de piel cuando no se reconoce y trata pronto, es ahora la segunda forma más común de cáncer entre las personas de 15 a 29 años, señala AADA.

La FDA tiene programada una audiencia pública el 25 de marzo para revisar el creciente cuerpo de literatura científica que vincula la radiación UV con el cáncer de piel. La agencia considera regulaciones más estrictas, que limiten la exposición UV de las lámparas de sol y etiquetas de advertencia más contundentes.

Un proyecto de ley introducido en el Congreso el 26 de enero, el "Proyecto de ley de control del cáncer por cámaras de bronceado", haría más o menos lo mismo.

"Las cámaras de bronceado son los cigarrillos de nuestra época: cancerígenas y poco reguladas", afirmó en una declaración la representante Carolyn Maloney (D-NY), una de las principales proponentes del proyecto.

Aunque respalda una prohibición completa de la venta y el uso de equipos de bronceado para propósitos no médicos, la AADA dijo que apoyaría la colocación de una "advertencia del Cirujano General" en todos los dispositivos de bronceado.

"Ultimadamente, esto ayudará a educar a los millones de estadounidenses que se broncean cada día sobre los riesgos potenciales de cáncer asociados con la radiación UV", señaló el presidente de AADA, el Dr. David M. Pariser.

John Overstreet, director ejecutivo de la Indoor Tanning Association de Washington, D.C., anotó que la FDA ya requiere gafas protectoras y una "advertencia bastante explícita" que incluye el riesgo de cáncer de piel. Sin embargo, dijo que el sector no estaría en contra de hacer etiquetas de advertencia más sencillas para que los consumidores comprendan.

Pero Joni A. Mayer, profesora de salud pública de la Universidad Estatal de San Diego, dijo que las medidas federales no son suficiente para proteger a los adolescentes del cáncer de piel.

Actualmente, la FDA recomienda limitar la exposición al bronceado en la primera semana a no más de tres sesiones.

Pero para un estudio publicado el pasado septiembre en la revista Archives of Dermatology, Mayer y colegas hicieron que recolectores de datos, haciéndose pasar por adolescentes de quince años con la piel pálida, llamaran a centros de bronceado de todo EE. UU. El 71 por ciento de los operadores de cámaras de bronceado dijeron que permitirían a los adolescentes broncearse todos los días si lo deseaban.

"Una vez alguien entra el centro de bronceado, su decisión de comprar un bronceado ya está hecha", aseguró Mayer. Y aunque algunos estados tienen leyes de consentimiento de los padres, cree que muchos padres proveen su consentimiento. Además, "la mayoría de centros de bronceado permite e incluso animan a los clientes, incluso a los adolescentes, a broncearse bajo techo todos los días", añadió.

"Nuestros datos y los de otros investigadores me llevan a concluir que la única cosa que realmente funcionará para proteger a los adolescentes de este carcinógeno es prohibir el bronceado bajo techo en los menores de edad", aseguró.

En noviembre de 2009, la Junta de Salud del Condado de Howard, en Maryland, se convirtió en el primer condado del país en realizar una prohibición de esta naturaleza. Nadie menor de 18 años puede usar dispositivos de bronceado en el condado a menos que tenga una receta de un médico que indique la naturaleza de la afección médica que requiere tratamiento, el número de visitas permitidas y el tiempo de exposición durante cada visita. Los centros de bronceado también deben revisar una identificación con fotografía para asegurarse de que el cliente no es un menor de edad.

Más información

La FDA tiene más información sobre los riesgos de broncearse bajo techo.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ