See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las tasas de casos de cáncer en la infancia aumentan en Europa

Al mismo tiempo, las tasas de supervivencia mejoran, según los investigadores

VIERNES 10 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Un reciente informe indica que, aunque los casos cáncer en la infancia siguen siendo poco comunes, la cantidad ha estado aumentando lenta pero constantemente en Europa en los últimos treinta años.

Un equipo internacional de investigadores recopilaron información sobre 113,000 casos de cáncer en niños hasta la edad de 14 años y más de 18,000 entre 15 y 19 años de edad. La información provino de 63 registros de cáncer de 19 países europeos.

Desde los años setenta y durante los noventa, la tasas de cáncer infantil aumentó en cerca de uno por ciento cada año. Para los adolescentes de mayor edad, las tasas se incrementaron en cerca del 1.5 por ciento cada año. Para los años noventa, había cerca de 140 casos de cáncer por cada millón de niños y cerca de 157 casos por cada millón de adolescentes, según indica el informe que aparece publicado en la edición del 11 de diciembre de The Lancet.

Aunque la incidencia de cáncer aumentó, también aumentaron sus tasas de supervivencia. "Los niños a los que se les ha diagnosticado cáncer en los años noventa tuvieron una tasa de supervivencia de cinco años del 75 por ciento en el occidente y del 64 por ciento en el oriente de Europa", aseguró Eva Steliarova-Foucher, investigadora líder y científica encargada de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de Lyón, Francia. "Al igual que en otros países desarrollados, la supervivencia ha mejorado dramáticamente desde los años setenta, cuando una supervivencia de cinco años era del 44 por ciento de los niños y del 50 por ciento de los adolescentes, agregó. (Para los propósitos de este estudio, se consideró adolescente a un individuo entre los 15 y los 19 años de edad).

No está claro por qué han aumentado las tasas de cáncer. Steliarova-Foucher cree que quizá estén en juego una cantidad de factores distintos, como mejores métodos de diagnóstico y mayor disponibilidad de la información.

"Aunque no podemos excluir totalmente las mejoras en el diagnóstico y el registro, este desarrollo natural explica únicamente parte del aumento", aseguró. Una teoría popular establece que debido a que los niños están siendo vacunados contra varias enfermedades de la niñez, esto deja al cuerpo vulnerable a otras enfermedades, incluido el cáncer.

"Consideramos que la mezcla subyacente de factores responsables del aumento de la incidencia incluye cambios en la maternidad y la presión de las infecciones, relacionadas especialmente con el aumento de las leucemias y los linfomas, dos de los tipos más importantes de tumores", aseguró Steliarova-Foucher.

Además, los investigadores concluyen que el aumento en las tasas de cáncer en Europa oriental, que son más altas de las observadas en Europa occidental, parece ser principalmente el resultado de la radiación emitida por el accidente de 1986 del reactor nuclear de Chernobil, en Ucrania.

Es más, la supervivencia del cáncer en Europa oriental es inferior a la de la parte occidental de este continente. "Aunque la supervivencia según la población en Europa occidental se puede comparar con la de los EE.UU., a los niños que son diagnosticados en países de Europa oriental les va marcadamente peor", aseguró Steliarova-Foucher.

Considera que hace falta mucho trabajo para mejorar el diagnóstico y tratamiento de niños y adolescentes que tienen cáncer. "El reto para una Unión Europea recién ampliada es obvio", sostuvo.

"Para mejorar la supervivencia de los niños diagnosticados en aquellos países con baja supervivencia, el estudio de lo oportuno de los diagnósticos, mecanismos de remisión e inclusión en pruebas clínicas de los niños que tienen cáncer será la base para tomar decisiones posteriores sobre cómo debería distribuirse la inversión en los sistemas de cuidado de la salud", aseguró Steliarova-Foucher.

También se han observado aumentos en las tasas de cáncer infantil en los Estados Unidos. "Hubo un incremento en la incidencia de todos los casos de cáncer infantil en los Estados Unidos entre 1975 y 1985", aseguró el Dr. Michael Thun, vicepresidente de epidemiología e investigación vigilante de la American Cancer Society. "Luego de eso, la tendencia se mantuvo estable y sólo ha habido incrementos marginales desde entonces".

Thun considera que el aumento de los cánceres observado durante esa década se debe principalmente a la mejora de los métodos de diagnóstico. "Si hay o no incrementos posteriores en los cánceres de la infancia puede ser cuestionado", sostuvo.

Al igual que en Europa, las tasas de supervivencia con cáncer han aumentado. "La tasa de supervivencia de todos los cánceres combinados tiene un aumento absoluto del 20 por ciento en niños y del 15 por ciento en niños desde [los] años setenta, en comparación con los noventa", aseguró Thun. "El mejoramiento de la supervivencia en la infancia es una de las historias de éxito del control del cáncer. El cáncer de la infancia solía ser una sentencia de muerte, pero ahora un número significativo de niños han sido curados o han entrado en remisión".

Sin embargo, Thun advierte que todavía queda mucho por hacer. "El reto sigue ahí", dijo. "No ha habido mejoras correspondientes en las formas de prevenir los casos de cáncer en la infancia".

Más información

La American Cancer Society explica lo que son los cánceres de la infancia.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Eva Steliarova-Foucher, Ph.D., scientist in charge, International Agency for Research on Cancer, Lyon, France; Michael Thun, M.D., vice president, epidemiology and surveillance research, American Cancer Society, Atlanta; Dec. 11, 2004, The Lancet
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined