Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Las tasas de supervivencia del melanoma no se han movido en 30 años

Desesperanzador pronóstico para mortal enfermedad revelado en reunión del cáncer

DOMINGO 15 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- A pesar de los dramáticos avances en la lucha contra muchos tipos de cáncer, una forma de la enfermedad parece haber eludido todos los intentos de tratamiento.

Las posibilidades de supervivencia para las personas con melanoma avanzado no han mejorado durante las últimas tres décadas, a pesar de los mejores esfuerzos de los científicos, según una investigación presentada el domingo en la reunión anual de la American Society of Clinical Oncology en Orlando, Florida.

"No ha habido un cambio sustancial en la supervivencia con melanoma metastático. Es una gran verdad", afirmó el Dr. Vijay Trisal, profesor asistente de cirugía oncológica del Centro de Cáncer City of Hope en Duarte, California.

"Es decepcionante, pero no me sorprende", añadió el Dr. Len Lichtenfeld, subdirector médico de la American Cancer Society.

Ni Trisal ni Lichtenfeld participaron en el estudio.

El melanoma, una forma de cáncer de piel, es uno de los tipos de cáncer más mortal y agresivo. Según la American Academy of Dermatology (AAD), la incidencia está aumentando a paso firme, uno de cada 62 estadounidenses ahora corre el riesgo durante su vida, un aumento del 2,000 por ciento en comparación con 1930.

"La tasa de aumento de melanoma es inmensa", apuntó Trisal. "Es el cáncer de crecimiento más rápido que vemos en los EE.UU.".

Si bien ha habido algunas mejoras en el tratamiento de melanoma en etapa I y II, el melanoma que se ha diseminado ha sido menos tratable, añadió Trisal.

De acuerdo con los autores del estudio, sólo entre el 35 y el 50 por ciento de las personas con melanoma en etapa III y entre el 5 y el 10 por ciento con enfermedad en etapa IV lograrán supervivencia a largo plazo. Y la cirugía, declararon, es todavía el único tratamiento que tiene "un éxito estable y predecible".

La única quimioterapia que funciona es el interferón, y eso tiene, en el mejor de los casos, una tasa de respuesta de entre el 15 y el 20 por ciento. "Eso se refiere a la disminución del tumor. No es una índice de cura", anotó Trisal.

"Hemos producido una gran cantidad de terapias adyuvantes, pero no funcionan", reconoció el autor del estudio, el Dr. Shawn E. Young, especialista en oncología quirúrgica del Instituto contra el Cáncer John Wayne de Santa Mónica, California. Las terapias adyuvantes son tratamientos dados al paciente luego del tratamiento inicial, generalmente la cirugía.

Para este estudio, los investigadores identificaron a 822 pacientes que habían sido diagnosticados y tratados por melanoma en etapa III según la definición del American Joint Committee on Cancer.

Ninguno de los participantes había estado involucrado en protocolos experimentales tales como ensayos de vacunas contra el melanoma.

Los investigadores no encontraron diferencias en la supervivencia excepto en el grupo más reciente de pacientes, y eso podría haber reflejado mejoras en la determinación de las etapas en lugar de alguna diferencia real en la supervivencia, apuntó Young.

El hallazgo presenta un oscuro contraste con otros cánceres. Pero, como señaló Trisal, los más importantes avances en el cáncer de mama y colorrectal, junto con otros tumores malignos, han ocurrido con la quimioterapia, la radioterapia o las terapias biológicas.

Para el melanoma, no hay tratamientos comprobados de ese tipo.

"Uno siembra una semilla y ve los frutos 15 años después, 10 años después", dijo Trisal. "Creo que la cantidad de investigación sobre el desarrollo del melanoma hace 15 años era mínima. No habíamos reconocido al melanoma como una amenaza seria".

Las terapias experimentales, tales como las vacunas, hasta ahora no han mostrado la promesa esperada por los expertos.

Del lado positivo, sin embargo, el melanoma es tanto prevenible como detectable. Cuando se descubre temprano, la tasa de supervivencia de cinco años es de por lo menos 91 por ciento, de acuerdo con la AAD.

"Es altamente detectable", señaló Trisal. "Ahí se halla la gran diferencia. Con cáncer de mama en etapa III, hay oportunidades razonables. Con melanoma en etapa III, hay muy poca oportunidad. La detección en la etapa I o II es lo más importante".

Más información

La American Academy of Dermatology tiene más información sobre el melanoma.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Shawn E. Young, M.D., fellow, surgical oncology, John Wayne Cancer Institute, Santa Monica, Calif.; Vijay Trisal, M.D., assistant professor, surgical oncology, City of Hope Cancer Center, Duarte, Calif.; Len Lichtenfeld, M.D., deputy chief medical officer, American Cancer Society; May 15, 2005, presentation, American Society of Clinical Oncology, Orlando, Fla.
Consumer News in Spanish