Mejoran los índices de evaluación del cáncer de cuello uterino en los EE.UU.

Sin embargo, un informe determina que algunos estados están rezagados

MIÉRCOLES 18 de enero (HealthDay News/HispaniCare) -- Los esfuerzos para evaluar a las mujeres estadounidenses por cáncer de cuello uterino han mejorado, pero sigue haciendo falta mejorar.

Esa es la conclusión de un nuevo informe que hizo seguimiento al avance reciente sobre el particular estado por estado.

"La gran noticia aquí es que básicamente 20 estados han hecho mejoras significativas, pero ningún estado está realizando un trabajo excelente", aseguró Susan Crosby, presidente de Women In Government, una asociación bipartidista sin fines de lucro que representa a las funcionarias estatales elegidas.

El grupo de Crosby dio a conocer su segundo informe anual sobre el tema el miércoles.

Los creadores del informe midieron ocho factores estatales, como los índices de incidencia, muerte y evaluación del cáncer de cuello uterino; la cantidad de mujeres que no tienen seguro; la cobertura de Medicaid de las pruebas para el virus del papiloma humano (VPH), que causa cáncer de cuello uterino y los esfuerzos legislativos para evaluar y generar fuerzas de trabajo y otras formas de apoyo.

Cada uno de estos factores recibió una calificación de cero a dos puntos y el máximo posible de puntos era de 16.

Sin embargo, ningún estado recibió la calificación máxima.

"Hemos hallado que varios estados han mejorado desde que publicamos nuestro primer informe en 2005", sostuvo Crosby. "Veinte estados y el Distrito de Columbia han mejorado sus puntuaciones".

¿Los ganadores? Minnesota recibió la calificación más alta, un 13 o el 81 por ciento, mientras que otros cuatro estados, Illinois, Maryland, Carolina del Norte y Rhode Island, recibieron la siguiente calificación más alta, 12 ó 75 por ciento.

Tennessee recibió la calificación más baja, el 38 por ciento, mientras que California, Idaho, Kentucky, Dakota del Sur y Virginia Occidental recibieron cada uno 44 por ciento.

¿Por qué algunos estado no están haciendo un mejor trabajo para aumentar los índices de evaluación? A veces los médicos no están actualizados y no recomiendan las pruebas más recientes, aseguró Crosby. "Las mujeres muchas veces deben tomar el control de su propio organismo y de su propia salud", agregó.

Según la American Cancer Society, en 2005, unos 10,370 casos de cáncer invasivo de cuello uterino fueron pronosticados en los EE.UU. El cuello uterino es la parte inferior del útero. Los cánceres de cuello uterino generalmente no se forman súbitamente sino que se desarrollan lentamente durante años. La mayoría de los casos ocurren en la edad madura y la mitad de las mujeres reciben su diagnóstico entre los 35 y los 55.

La prueba tradicional de Papanicolau, que consiste en recolectar una pequeña muestra de células del cuello uterino para luego colocarla en un portaobjetos y examinarla bajo el microscopio, ha reducido significativamente las muertes por cáncer de cuello uterino en el mundo desarrollado en los últimos cincuenta años. Ahora, una forma más avanzada de la prueba, la citología basada en líquidos, consiste en colocar las células en un líquido luego de recolectarlas y enviarlas al laboratorio para su análisis. Cuando la prueba de Papanicolau se usa con una prueba de VPH, resulta aún más eficaz.

La Food and Drug Administration de los EE.UU. ha aprobado una prueba de VPH para usar en conjunto con la prueba de Papanicolau a fin de examinar a las mujeres de 30 años y mayores. En muchas mujeres jóvenes, el virus desaparecerá por sí mismo.

El VPH es común, según el informe. Para la edad de 50, cerca del 80 por ciento de las mujeres habrá tenido el VPH en algún momento. Se contagia por contacto genital de piel a piel. El virus puede permanecer en letargo durante meses o años antes de ser detectado.

Si su médico no menciona la prueba de VPH, menciónela, recomendó Crosby.

A escala mundial, existen 13 cepas de VPH de alto riesgo, aseguró la Dra. Marie Savard, internista de Filadelfia y defensora de la salud femenina, quien también es miembro de la oficina de oradores de un fabricante de pruebas de VPH. Pero únicamente dos, las cepas 16 y 18, causarán la mayor parte de los cánceres de cuello uterino en los EE.UU., aseguró. Dos laboratorios están desarrollando vacunas dirigidas contra estas cepas.

Por ahora, aseguró Savard, las pruebas de Papanicolau y de VPH son la mejor opción para detectar el cáncer de cuello uterino a tiempo.

Según las recomendaciones actuales de la American Cancer Society, se recomienda la evaluación del cáncer de cuello uterino para mujeres dentro de los primeros tres años del inicio de su vida sexual o a los 21, lo que suceda primero, y deberían continuar hasta que la mujer llegue a los 65 ó 70. Luego de dos pruebas de Papanicolau buenas, y una prueba negativa de VPH (para las mayores de 30), las mujeres pueden ampliar el intervalo de evaluación anual a cada tres años, aseguró Savard, quien citó recomendaciones de organizaciones profesionales.

Más información

Para saber más acerca de la prevención del cáncer de cuello uterino, visite la página Web de Women in Government.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Susan Crosby, president, Women In Government, Washington, D.C.; Marie Savard, M.D., internist and women's health advocate, Philadelphia; Jan. 18, 2006, Progress Report 2006: The 'State' of Cervical Cancer Prevention in America
Consumer News in Spanish