See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Preparar las células de cáncer para su destrucción

En una nueva estrategia, un medicamento hace que los tumores sean vulnerables a un segundo medicamento

MIÉRCOLES 30 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- Combinar agentes que dañan el ADN con un medicamento que sensibiliza las células de cáncer a esos agentes podría ser una manera eficaz de luchar contra los tumores, de acuerdo con un nuevo estudio.

Los investigadores examinaron los efectos de combinar un agente que daña el ADN conocido como cisplatina con RAD001, un derivado del medicamento inmunosupresivo rapamicina, el cual se usa en pacientes de transplante de órganos. En ensayos clínicos Fase I y Fase II, la rapamicina ha mostrado una promisoria actividad contra los tumores.

El uso de RAD001 disminuye la cantidad del agente que daña el ADN, el cual se necesita para matar las células malignas. Esto sucede porque el RAD001 bloquea la habilidad de una proteína llamada p53 para reparar el ADN.

El resultado: Las células de cáncer no tienen protección contra agentes que dañan el ADN tales como la cisplatina.

"Estos hallazgos brindan razones para combinar agentes para dañar el ADN con agentes sensibilizadores como RAD001", afirmó en una declaración preparada el investigador principal, George Thomas, profesor del Instituto de Investigación del Genoma de la Universidad de Cincinnati.

"Dado que cerca del 50 por ciento de todos los tumores sólidos contienen a p53, tal combinación de medicamentos podría mejorar dramáticamente el tratamiento de los tumores sólidos", señaló Thomas. "El uso de agentes que dañan el ADN ha revolucionado la quimioterapia contra una amplia variedad de cánceres".

Sin embargo, los efectos secundarios han limitado el uso de esos agentes, añadió.

Las dosis altas de agentes que dañan el ADN pueden ser tóxicas, pero las dosis que son demasiado bajas hacen que las células de cáncer reparen su ADN y continúen creciendo, explicó.

Lo que se necesita son medicamentos como RAD001, que sensibilizan a las células a dosis de agentes que dañan el ADN suficientemente fuertes para garantizar la muerte de las células cancerígenas, pero sin los efectos secundarios tóxicos, apuntó.

La investigación, publicada en la edición del 25 de marzo de Cell, fue parcialmente patrocinada por el laboratorio farmacéutico Novartis.

Más información

La American Academy of Family Physicians tiene más información sobre los tratamientos contra el cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: University of Cincinnati, news release, March 24, 2005
Consumer News in Spanish