See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Retiran los órganos abdominales de una mujer en una cirugía oncológica única

Sacarle el estómago, el páncreas, el hígado, el bazo y los intestinos le salvó la vida

LUNES 24 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- En mayo pasado, a Brooke Zepp, una mujer de 63 años del sur de Florida, se le diagnosticó leiomiosarcoma, un tumor canceroso poco común, dentro de su abdomen, el cual se había envuelto alrededor de la aorta y otras arterias que suministran sangre a órganos vitales, como el estómago, los intestinos y el bazo.

La cirugía no era una opción, le dijeron, porque literalmente no había espacio para extirpar el tumor sin dañar esos órganos vitales. Le dieron seis meses de vida.

Zepp no se dio por vencida y acudió al Centro médico Jackson Memorial de la Universidad de Miami, en donde los cirujanos de The Transplant Institute realizaron lo que se considera la primera operación de su tipo. Hace algunas semanas le extirparon seis de sus órganos internos para abrir espacio para seccionar el tumor y luego reintroducirlos.

Generalmente, este es un tumor inoperable, aseguró el lunes durante una teleconferencia el Dr. Andreas Tzakis, director de The Transplant Institute. "Para extirpar el tumor, utilizamos un método para nada tradicional. Le retiramos todos los órganos, los vasos sanguíneos y el tumor", relató.

Antes de someterse a la cirugía, Zepp había probado quimioterapia y radioterapia sin éxito. La única opción que quedaba era la cirugía, "pero nadie quería operarla", comentó Zepp durante la teleconferencia.

"Debido a que nadie quería operarme y yo quería vivir, pensé que alguien tenía que hacerlo por primera vez", agregó Zepp. "Quería demostrarle a la gente, a pesar de que muchos médicos me dijeron que no lo hiciera, que me parecía mejor arriesgarme a vivir que a morir".

Los órganos retirados durante la cirugía de quince horas fueron el estómago, el páncreas, el hígado, el bazo, el intestino delgado y cerca de las dos terceras partes del intestino grueso. Debido a su naturaleza delicada, los riñones no se retiraron en el procedimiento, anotó Tzakis.

"Teníamos que trabajar muy rápidamente porque los órganos se retiraron de su organismo. Y teníamos que cortar y sacar el tumor rápidamente", continuó Tzakis.

Cuando se extirpó el tumor, los órganos de Zepp, que se habían mantenido refrigerados, se volvieron a introducir en la cavidad abdominal y se implantaron vasos sanguíneos artificiales. En total, los órganos permanecieron fuera de su cuerpo unos noventa minutos, puntualizó Tzakis.

Tzakis aseguró que la idea de la cirugía era un resultado natural del trabajo que su equipo había estado haciendo con trasplantes múltiples de órganos.

"Esto es algo único y totalmente nuevo, aunque partes de la cirugía sí se habían hecho antes", aseguró Tzakis. "Sabemos cómo extirpar órganos y sabemos cómo implantarlos. Hemos hecho cirugías para extirpar tumores hepáticos sacando el hígado del cuerpo, extirpando el tumor y reintroduciendo el hígado".

Los médicos de Miami también han realizado operaciones similares para extirpar tumores de los intestinos, agregó Tzakis. "Estos nos pareció natural, de alguna manera. Hemos hecho partes, sólo que no habíamos hecho todo completo de una sola vez", dijo.

Zepp dijo que sentía bien. "Siento como si hubiera salido de un túnel y ahora tengo toda mi vida por delante", dijo.

Y añadió: "Quiero que el resto del mundo sepa que los cánceres inoperables se pueden operar. Cada centro de oncología tiene su propia capacitación y visión, por lo que no piensa en los mismos términos en los que lo haría un cirujano de trasplante".

Más información

Para más información sobre el leiomiosarcoma, visite la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: March 24, 2008, teleconference with Andreas Tzakis, M.D., director, The Transplant Institute, University of Miami/Jackson Memorial Medical Center; Brooke Zepp, Pompano Beach, Fla.
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined