See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un perfil de genes de cáncer de seno podría diseñar un tratamiento

Estudio demuestra que podría encontrar la mejor terapia para cada mujer

Miércoles 30 de enero (HealthDayNews) -- Pruebas de tipos de cáncer de seno para sus identificaciones genéticas podrían ayudar a los doctores a prescribir la terapia que mejor convenga a las pacientes, mientras les economiza los efectos secundarios de los tratamientos que son poco probables de funcionar, indicó una nueva investigación.

Un estudio realizado por investigadores estadounidenses y holandeses sugiere que la evaluación podría ayudar a determinar cuáles pacientes son más propensas a beneficiarse de terapias adjutoras - tales como la terapia hormonal y la quimioterapia - luego de la remoción quirúrgica de su cáncer de seno. El hallazgo aparece en la edición de mañana de la revista Nature.

Actualmente, cerca de 90 por ciento de las mujeres con cáncer de seno reciben terapia adjutora luego de la cirugía, basada en criterios tales como el tamaño del tumor.

"Se sabe que de estas paciente seleccionadas, de 70 a 80 por ciento nunca desarrollará metástasis", expuso la investigadora principal Laura J. van't Veer. "Estas reciben tratamiento innecesario".

Si pudiéramos encontrar una forma de saber de antemano cuáles mujeres son más propensas a desarrollar metástasis distante de las otras, entonces esto sería muy útil en seleccionar la terapia adecuada para ellas", comentó van't Veer.

Más de 200,000 mujeres estadounidenses serán diagnosticadas con cáncer de seno este año, y aproximadamente 40,000 mujeres morirán de la enfermedad. Los índices de muerte de la enfermedad han disminuido en años recientes, los investigadores creen que es debido a detección temprana y mejores tratamientos.

Aproximadamente 10 por ciento de los tipos de cáncer de seno están vinculados con mutaciones en ciertos genes, tales como BRCA1 ó BRCA2.

Los investigadores examinaron el perfil genético de 98 tumores de cáncer de seno, utilizando muestras de los tumores que fueron almacenados luego de la remoción quirúrgica del cáncer. Las muestras provinieron de pacientes quienes tenían menos de 55 años de edad, y el cáncer no se había esparcido a sus nódulos linfáticos en el tiempo del diagnóstico.

Treinta y cuatro de las muestras provinieron de pacientes cuyo cáncer se esparció a otras partes del cuerpo en un periodo de cinco años, mientras que 44 provinieron de pacientes quienes no tuvieron la enfermedad durante al menos cinco años.

De las restantes 20 muestras, 18 provinieron de pacientes con mutaciones en el gen BRCA1 y dos portaban la mutación BRCA2.

Cada muestra se examinó utilizando un microvector de datos de ADN, un chip de vidrio que contenía alrededor de 25,000 genes. El microvector de datos reveló cuáles genes eran más activos en cada muestra, descubriendo la identificación genética única de cada tumor.

"Fuimos capaces, con 90 por ciento de especificad, de encontrar un grupo [de pacientes] donde no ocurriría metástasis", explicó van't Veer. En un grupo que tiene muy poca probabilidad de desarrollar metástasis, puedes discutir si suministras terapia adjutora en su totalidad o quizás sólo restringir a la terapia hormonal adjutora, que tiene menos efectos secundarios que la quimioterapia".

"Nos permite diseñar la terapia para estas pacientes", comentó. " Reduciría el número de pacientes que se dan tratamiento innecesario. . . de 30 a 40 por ciento".

Los investigadores pasaron a una segunda etapa con un estudio de muestras de tumores de 19 mujeres similares, que confirmaron la capacidad de predicción de la prueba del microvector de datos.

"Esto nos provee con la primera evidencia . . . que basado en crear perfiles sobre los cambios moleculares en los tipos de cáncer puedes realmente predecir cuál será el resultado del cáncer", indicó el Dr. Carlos Caldas, un investigador titular del Programa Genómico de Cáncer de la Universidad de Cambridge en Inglaterra.

Pero el lugar de sugerir que algunas mujeres están recibiendo tratamiento innecesario, indicó, el mensaje más importante de estos hallazgos es que esta prueba podrá predecir mejor cómo el cáncer de un individuo progresará.

A la vez, agregó, podría conducir a una nueva era en la terapia del cáncer. Así como se seleccionan antibióticos para combatir un tipo particular de bacterias, indicó Caldas, esta prueba podría dar a los doctores una mejor idea de cuales medicamentos combatirían de manera más eficiente el cáncer individual de un paciente.

Los investigadores señalaron que esta técnica se debe adaptar para uso clínico, con resultados de un microvector de datos de ADN que tome sólo unos días. Van't Veer, quien se encuentra ahora estudiando los perfiles de los tumores y los resultados de tratamientos de un grupo más extenso de pacientes, indicó que esto pudiera ser posible en un par de años.

Qué hacer

Para más información sobre el cáncer de seno, visita el Instituto Nacional del Cáncer o la Sociedad Americana del Cáncer. Este artículo de Healthology.com discute la genética y el cáncer de seno.

Puedes encontrar una explicación simple de microvectores de ADN en la Altruis Biomedical Network.

FUENTES: Entrevistas con Laura J. van't Veer, Ph.D., profesora auxiliar, biología molecular, Centro para la Genética Biomédica, The Nehterlands Cancer Institute, Amsterdam; Carlos Caldas, M.D., investigador titular y oncólogo médico, Programa Genómico de Cáncer, Departamento de Oncología, Universidad de Cambridge, Addenbrooke's Hospital Cambridge, Inglaterra; Nature, 31 de enero de 2002
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined