Vacuna contra el cáncer se muestra prometedora en ratones

Los científicos han superado los obstáculos principales, pero todavía podrían faltar décadas para los tratamientos

MARTES 23 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Investigadores suecos informan que un nuevo tipo de vacuna que se ha examinado en ratones podría ser la forma de mayor duración de tratamiento contra el cáncer e incluso podría conducir hacia la prevención del cáncer.

La vacuna basada en ADN ha demostrado prevenir el desarrollo del cáncer en ratones. La vacuna actúa imitando los efectos de la angiostatina, una parte de una proteína que suprime el crecimiento de tumores evitando que se formen nuevos vasos sanguíneos en los tumores. A esta estrategia de tratamiento se le llama antiangiogénesis.

"Este enfoque es totalmente distinto", aseguró el Dr. Len Lichtenfeld, subfuncionario médico principal de la American Cancer Society. "Es una manera de aprovechar los propios mecanismos de defensa del organismo para combatir el cáncer. Las implicaciones son significativas".

Los hallazgos aparecen en la edición de esta semana de Proceedings of the National Academies of Sciences.

Según el Dr. Lars Holmgren, autor del estudio, del Centro contra el cáncer del Instituto Karolinska de Estocolmo, "el problema con la angiostatina ha sido que tiene una vida media baja cuando se administra a los pacientes", lo que significa que permanece activa en el organismo sólo por corto tiempo.

"Por consiguiente, decidimos encontrar el receptor [celular] para la angiostatina, cosa que hicimos", explicó. Los investigadores le llamaron al receptor "angiomotina".

En su estudio, el equipo de Holmgren desarrolló un método que utiliza una vacuna de ADN para bloquear el receptor insertando el gen para la angiomotina. En cuanto el gen entraba a las células de los ratones, se convertía en una copia de flotación libre del receptor objetivo, explicó.

Esto causó que los ratones desarrollaran anticuerpos inmunes a la angiomotina, lo que extendía los efectos de la angiostatina para suprimir tumores.

El resultado fue que Los ratones vacunados mostraron un crecimiento reducido de tumores de cáncer de mama.

"Podríamos haber resuelto el problema de la baja vida media de la angiostatina usando una vacuna de ADN o anticuerpos terapéuticos", aseguró Holmgren. "Esto crea una manera nueva de inhibir la angiogénesis", dijo.

Este método podría ser utilizado para dirigirse a enfermedades que funcionan por angiogénesis, sostuvo Holmgren. Además del cáncer, se incluyen enfermedades oculares como la degeneración macular y la aterosclerosis.

También se ha sugerido que este enfoque podría ser utilizado para prevenir el desarrollo de tumores más pequeños, aseguró Holmgren. "Pero con este tipo de vacuna de ADN, aún es demasiado pronto para saberlo", dijo.

Lichtenfeld sostuvo que el descubrimiento podría ser un avance importante para la investigación sobre el tratamiento y la prevención del cáncer. Aún así, también advirtió que las aplicaciones reales todavía no se vislumbran.

"Este estudio es muy interesante", opinó Lichtenfeld. "[De todos modos] hay un largo camino desde el laboratorio hasta la aplicación clínica para comprobar que esto funciona. Y si así es, estamos hablando de algo que podría ser una estrategia preventiva para el cáncer. Naturalmente, quedan varias décadas por delante".

Más información

Para más información sobre la investigación de vacunas para el cáncer, diríjase al U.S. National Cancer Institute.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Lars Holmgren, M.D., Ph.D., Cancer Center, Karolinska Institute, Stockholm, Sweden; Len Lichtenfeld, M.D., deputy chief medical officer, American Cancer Society, Atlanta; May 22-26, 2006, Proceedings of the National Academy of Sciences online
Consumer News in Spanish