See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Medicamento para cesar de fumar no tiene raza

Estudio: Zyban puede superar los factores socioeconómicos que forman el hábito

Martes, 23 de julio (HealthDayNews) -- Fumadores negros de bajos ingresos pueden recibir aproximadamente la misma ayuda que los blancos para abandonar el hábito mediante un medicamento popular de cesación, ha encontrado un estudio.

Estudios anteriores del medicamento, bupropion, probaron el tratamiento en blancos relativamente pudientes, no combatientes minorías Aunque los efectos biológicos del químico podrían ser los mismos entre grupos étnicos, expertos han cuestionado si los factores socioeconómicos que forman los hábitos de fumar podrían también influir en la efectividad del medicamento.

Los negros, por ejemplo, han sido históricamente más propensos a fumar que los blancos aunque esto ha cambiado en años recientes pero sus patrones del uso del tabaco son diferentes. Por ejemplo, fuman cigarrillos mentolados con mucha más frecuencia lo que pudiera llevarlos a inhalar más profundamente, y prefieren marcas que son más altas en nicotina y brea. Aún así, aunque tienden a fumar cada día menos cigarrillos que los blancos e intentan dejarlos con más frecuencia, generalmente tienen menos éxito; lo que sugiere que están mucho más adictos a la nicotina.

Los negros son más propensos que los blancos al cáncer pulmonar, para el cual el fumar es la causa principal en Estados Unidos. Además, los pobres son más propensos a ser obesos, diabéticos y tienen otras condiciones que componen el daño de fumar.

Aún así, el nuevo estudio encontró que los negros urbanos quienes toman bupropion fueron significativamente más propensos que quienes recibieron píldoras falsas a no fumar seis meses luego.

"Esto debe disipar todos los mitos de que las personas urbanas, pobres, no están interesadas y no pueden dejar de fumar. Se promueve que se crea eso, y esto es un mito", dijo el autor principal doctor Jasjit S. Ahluwalia, presidente del departamento de medicina preventiva y salud pública del Centro Médico de la Universidad de Kansas en Kansas City. El estudio aparece en la "Journal of American Medical Association" de mañana.

Los índices de abstinencia del medicamento fueron menos que aquellos alcanzados en blancos adinerados en dos estudios previos.

Sin embargo, señaló Ahluwalia, las cifras están "en su objetivo", considerando otros factores, tales como la pobreza, que podría hacer más difícil para voluntarios del centro de la ciudad concentrase en dejar el hábito.

Bupropion se vende como Zyban por GlaxoSmithKline, que proveyó los medicamentos para el estudio. También mercadeado como Wellbutrin para la depresión.

El grupo de Ahluwalia comparó la combinación de Zyban de liberación lenta, y sesiones periódicas de 15 minutos de consejería de motivación en oposición a encuentros convencionales de una hora de duración y las píldoras placebo junto con consejería en 600 hombres y mujeres quienes vivían en el sector urbano de la ciudad de Kansas.

La terapia medicada duró siete semanas, tiempo durante el cual los voluntarios recibieron dos tabletas al día. Al final de ese periodo, 36 por ciento de aquellos quienes tomaron Zyban habían dejado de fumar, en comparación con 19 por ciento en el otro grupo. Para las 26 semanas, la cantidad de los que permanecían abstenidos había disminuido en cada sección, a 21 por ciento y 13.7 por ciento, respectivamente.

No obstante, comentó Ahluwalia, una disminución tal fue predecible, y el medicamento es claramente eficaz en reducir el fumar entre negros del centro de la ciudad.

El gobierno de los EE.UU. recomendó en el 2000 que se ofreciera tratamiento para ayudar a cualquiera que desease dejar de fumar. En años recientes, una lista creciente de estados se ha añadido a terapias de cesación de fumar para las que cubren los programas de seguro médico de bajos ingresos Medicaid.

El doctor Neal Benowitz, experto en control de tabaco en la Universidad de California, San Francisco, manifestó que el más reciente estudio tiene implicaciones para la investigación clínica. Aunque los científicos no necesiten conducir experimentos específicos racial ni étnicamente para evaluar la eficacia de los tratamientos como los antibióticos y la quimioterapia del cáncer, intervenciones en el comportamiento pueden exigir tales estudios.

"Con la cesación de fumar, la enfermedad mental y el asma, esas son todas las [condiciones] donde realmente hay componentes sociales muy fuertes para las enfermedades y para sus tratamientos", indicó Benowitz, autor de un editorial que acompaña el estudio.

Scott Leischow, jefe de control de tabaco en el Instituto Nacional del Cáncer, llamó al nuevo trabajo importante y reconfortante. "No podemos presumir que un medicamento trabajará para todos. El hecho de que la eficacia [de Zyban] es alta en los africanos-americanos nos asegure que debemos proveer este medicamento regular y consistentemente a los fumadores africanos-americanos", sostuvo. Leischow reconoció que el porcentaje de abstinencia a largo plazo de las personas en el estudio quienes tomaron el medicamento no fue impresionante. "Cuando se ve un 21 por ciento de índice de abandono de hábito, eso significa que muchas personas no lo están logrando, aseveró. Habla de cuán adictiva es la nicotina, y la necesitad de otros tratamientos".

Qué hacer

Para más sobre el fumar y los negros, visita BlackHealthCare. Para más sobre el medicamento, vista Zyban. Puedes encontrar otras estrategias para dejar de fumar en QuitNet.

Fuentes: Jasjit S. Ahluwalia, M.D., M.P.H., presidente, departamento de medicina preventiva y salud pública, Centro Médico de la Universidad de Kansas, Kansas City; Scott Leischow, Ph.D., jefe, división de investigación de control de tabaco, Instituto Nacional de Cáncer, Bethesda, Md.; Neal Benowitz, M.D., profesor, medicina, Universidad de California, San Francisco; 24 de julio de 2002, "Journal of the American Medical Association"
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined