Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Prueba de sangre para cáncer de ovario muestra promesa

Prueba de cuatro proteínas mostró una efectividad del 95 por ciento en un estudio

LUNES 9 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Investigadores de Yale han desarrollado una prueba de sangre que esperan podrá detectar el cáncer de ovario cuando aún esté en sus etapas iniciales.

En experimentos preliminares, la prueba (de cuatro proteínas diferentes) distinguió entre mujeres sanas y mujeres con cáncer de ovario con una efectividad del 95 por ciento.

Sin embargo, los expertos advirtieron que no se debe ser demasiado optimista.

"Esta no es la respuesta", afirmó el Dr. David Fishman, director de ginecología oncológica, prevención de cáncer y detención temprana del Instituto del Cáncer de la Universidad de Nueva York y director del Programa Nacional de Detección Temprana del Cáncer de Ovario. "Estas proteínas no son exclusivas del cáncer de ovario. Se requiere más evaluación para ver si esto tiene relevancia clínica".

Pero podría ser una nota esperanzadora. "Básicamente, nos pone optimistas de que lograremos las pruebas necesarias", añadió el Dr. Robert Morgan Jr., director de sección de ginecología oncológica médica del Centro contra el Cáncer City of Hope de Duarte, California.

Fishman y Morgan no estuvieron involucrados en el nuevo estudio.

El cáncer de ovario es particularmente siniestro porque raras veces presenta síntomas en sus etapas iniciales. Es la causa principal de muertes por cánceres ginecológicos en los Estados Unidos y, aunque el cáncer de mama es diez veces más común, el de ovario es tres veces más mortal. Sin embargo, cuando se detecta en sus etapas iniciales, entre el 70 y el 80 por ciento de cánceres de ovario pueden ser curados.

Hace mucho que los investigadores buscan un método de detección que detecte esta enfermedad más oportunamente, cuando es probable que se pueda curar con tratamiento.

"De verdad necesitamos seriamente una buena prueba de detección del cáncer de ovario porque si las pacientes reciben el diagnóstico de cáncer en la etapa I, tienen por lo menos un 90 por ciento de probabilidades de ser curadas", apuntó Morgan. "El problema es que entre el 70 y el 80 por ciento reciben el diagnóstico ya en la etapa III o IV, y lo mejor que podemos hacer con ese grupo es curar tan sólo entre el 15 y el 20 por ciento".

Esta no es la primera vez que los expertos han encontrado marcadores, pero ninguno ha funcionado. "Si bien han sido promisorias, no hemos tenido el éxito deseado con esas pruebas", afirmó Morgan.

Los autores del estudio, el cual aparece en la edición del 10 de mayo de Proceedings of the National Academy of Sciences, determinaron primero los niveles de 169 proteínas en la sangre de 28 mujeres sanas, 18 mujeres recién diagnosticadas con cáncer de ovario y 40 mujeres que habían tenido la enfermedad por mucho tiempo.

Cuatro proteínas resultaron mostrando niveles significativamente diferentes en las mujeres sanas en comparación con las mujeres con tumores malignos.

Entonces, los investigadores desarrollaron un examen de sangre para cáncer de ovario basada en las cuatro proteínas, leptina, prolactina, osteopontina y factor de crecimiento parecido a la insulina tipo II.

Pruebas en más de 200 mujeres mostraron que si los niveles de dos o más de estos marcadores biológicos caían dentro de cierto rango, un tumor se hallaba presente. La prueba tuvo un 95 por ciento de efectividad para identificar cáncer de ovario, incluyendo tumores malignos de etapa I y etapa II.

Por razones que no son completamente claras, ninguna de las proteínas podía identificar por sí sola a las pacientes de cáncer.

La prueba podría ser usada de manera investigativa para evaluar a mujeres que están en alto riesgo de cáncer de mama y/u ovario, afirmó la coautora del estudio Patricia Bray-Ward, una científica investigadora principal del Instituto del Cáncer Nevada en Las Vegas. Habría que realizar otras pruebas para determinar qué tipo de tumor está presente. "Si para alguien la prueba resulta positiva, yo no asumiría que tiene cáncer de ovario", apuntó Bray-Ward.

"La prueba no es suficientemente buena para una evaluación general", añadió David Ward, subdirector del Instituto del Cáncer Nevada y autor principal del estudio. "Hemos identificado varios marcadores más que tenemos que incorporar en estudios continuados. Tenemos que obtener una efectividad del 99 por ciento o más para poder hacer una evaluación general".

La incidencia general de cáncer de ovario es lo suficientemente baja como para que una prueba tenga que ser extremadamente específica para que no genere grandes cifras de falsos positivos, explicó Morgan.

Ward también espera que los marcadores podrían contribuir un día al desarrollo de una prueba general de evaluación del cáncer. "La prueba de sangre le diría que tiene cáncer", afirmó. "Una segunda prueba le diría de qué tipo. Eso es algo que no tenemos ahora. Y es algo que nos encantaría tener".

Más información

Para más información sobre el cáncer de ovario, diríjase a la National Ovarian Cancer Coalition.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: David Fishman, M.D., director, gynecologic oncology, cancer prevention and early detection, New York University Cancer Institute, New York City, and director, National Ovarian Cancer Early Detection Program; David C. Ward, Ph.D., deputy director, Nevada Cancer Institute, Las Vegas; Patricia Bray-Ward, Ph.D., senior research scientist, Nevada Cancer Institute, Las Vegas; Robert Morgan Jr., M.D., section head, medical gynecologic oncology, City of Hope Cancer Center, Duarte, Calif.; May 10, 2005, Proceedings of the National Academy of Sciences
Consumer News in Spanish