Silenciador de genes ayuda contra el cáncer de ovario

Estudios alentadores en ratones para la nueva técnica

VIERNES 18 de agosto (HealthDay News/HispaniCare) -- Una nueva técnica basada en los genes podría ayudar a combatir el mortal cáncer de ovario, informan los investigadores.

Minúsculas esferas de grasa (liposomas) llenas de un material genético denominado "ARN corto de interferencia" (siRNA, por sus siglas en inglés) fueron capaces de penetrar profundamente en las células de tumor de ovario y silenciar una proteína objetivo (FAK), aseguraron los investigadores del Centro contra el cáncer Anderson de la Universidad de Texas, en Houston.

La FAK (quinasa de adhesión focal, por sus siglas en inglés) ayuda a las células de cáncer de ovario a sobrevivir, por lo que silenciar la expresión de la proteína ocasiona una importante reducción en el tamaño del tumor, según informó el equipo de Texas.

La investigación fue llevada a cabo en ratones y demostró la efectividad del uso de liposomas para administrar el siRNA directamente a las células del tumor. Los hallazgos fueron publicados en la publicación Clinical Cancer Research.

"El ARN corto de interferencia es una gran tecnología que podemos usar para silenciar genes, parando la producción de proteínas dañinas. Funciona bien en el laboratorio, pero la pregunta es ahora cómo será en los tumores", apuntó en una declaración preparada el Dr. Anil Sood, principal autor y profesor asociado de los departamentos de oncología ginecológica y biología de cáncer.

Si bien se pueden inyectar pequeñas muestras de ARN directamente en un tumor, los métodos de inyección usados en el laboratorio no son prácticos para tratar a pacientes con cáncer.

Muchas proteínas objetivo de los medicamentos para el cáncer se localizan en la superficie de las células del tumor. Pero algunas, como la FAK, se encuentran en el interior de las células del tumor.

"Objetivos como la FAK, que son difíciles de alcanzar con un medicamento, pueden ser atacados con este enfoque de siRNA, por sus siglas en inglés liposomal, que penetra en el tumor en profundidad", apuntó Sood.

Los ratones infectados con tres líneas de cáncer de ovario humano fueron tratados de 3 a 5 semanas. En comparación con los ratones que no recibieron tratamiento, se produjo entre un 44 y un 72 por ciento de reducción en el peso del tumor en los ratones que recibieron el liposoma silenciador de FAK.

La reducción del tumor fue incluso mayor (94 a 98 por ciento) en ratones que recibieron el liposoma silenciador de FAK y el medicamento de quimioterapia docetaxel.

Más información

La American Cancer Society tiene más información sobre los tratamientos para el cáncer de ovario.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: M.D. Anderson Cancer Center, news release, Aug. 15, 2006
Consumer News in Spanish