See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El amor puede superar la impotencia: historia de una pareja

Cirugía prostática condujo al sendero de nuevos descubrimientos para intimar

Martes, 26 de marzo (HealthDayNews) -- Para Virginia y Keith Laken, tratar el cáncer prostático de Keith era sólo el comienzo.

"Tuvimos que redefinirnos en cuanto a cómo nuestra vida sexual iba a seguir, y Keith tenía que redefinirse en cuanto a su hombría", confesó Virginia, una consultora de comunicaciones. "Hay que entender que esto es normal, que lo más probable es que se necesite ayuda".

La pareja de Minnesota había estado casada durante más de 25 años y estaban disfrutando de su nuevo nido vacío cuando se diagnosticó a Keith con cáncer en la próstata a la edad de 49 años.

El cáncer prostático está segundo al cáncer cutáneo como el cáncer más común en hombres, de acuerdo con la Sociedad Americana del Cáncer. Unos 189,000 casos estimados de cáncer prostático se diagnosticarán en los Estados Unidos en el 2002, y más de 30,000 de los mismos serán fatales.

Aunque existe una cantidad de tratamientos eficaces para la enfermedad, una gran parte de los hombres (se estima que de un 30 a 90 por ciento) quienes pasan por tratamientos experimentarán impotencia temporera o permanente.

Preocupado de convertirse en una de esas estadísticas, Keith optó primero por no realizarse ningún tratamiento. Luego cambió de parecer y en 1995 se practicó una prostatectomía radical para remover su glándula prostática.

Entonces comenzó la verdadera batalla.

Los detalles muy personales de la batalla se convirtieron en la base para un libro, "Making Love Again: Hope For Copules Facing Loss of Sexual Intimacy", que es el intento dramático y franco de la pareja para ofrecer ayuda y esperanza a otras parejas que enfrentan problemas similares.

Como muchos hombres han pasado por cirugía prostática, Keith no fue capaz de tener una erección. Los Laken no tuvieron relaciones sexuales durante tres meses luego de la cirugía . Simplemente por casualidad, el urólogo de Keith les dijo que es posible alcanzar un orgasmo sin una erección. Así que la pareja comenzó a experimentar el sexo oral y encontró que funcionaba por un tiempo.

"Ten cuidado lo que deseas", expresó Keith, presidente de Watlow Polymer Technologies en Minnesota. "Cualquier cosa puede envejecer".

Los Laken entonces intentaron inyecciones en el pene para crear una erección, que también funcionó por un tiempo hasta que las jeringuillas se tornaron en un recuerdo acosador de que Keith no tenía una erección por sí mismo. Luego intentaron Viagra, que, en este caso, no era la cura absoluta que se pregona que es.

Finalmente, Virginia y Keith hicieron un cita con un especialista en disfunción sexual masculina ninguno de los dos sabía que esta persona existía. Ese fue el punto de cambio.

El especialista les aseguró que no pasaba nada malo con la libido de Keith, sólo con su sistema de erección.

"Fue como si alguien te dijera que lo estás haciendo muy bien", indicó Keith. "No existe nada realmente malo conmigo. Básicamente, tuvimos que comenzar a tener relaciones sexual de manera diferente".

Ahora, Keith explicó que acercarse más al sexo como una mujer.

"En lugar de ser algo automático, Tengo que pensar acerca de esto desde el punto de vista de desear comprometerme en el sexo", sostuvo Keith. "No va a haber otro momento en donde sienta el instante atraparme. Esa parte de espontaneidad se ha ido, pero nos ha elevado a un nuevo nivel".

Lo más importante, ambos han redefinido el rol de la intimidad en su relación.

"La intimidad sexual es acerca de confrontarse cada cual con nuestros cuerpos. Y eso podría significar comprometerse en el coito. Podría significar que nos abracemos, podría significar que nos masturbemos, pero es lo que ambos decidamos que vamos a hacer para complacer físicamente uno al otro", comentó Virginia. Mientras pasa el tiempo, es como cambiar de nuevo.

El doctor James Talbot, director de los Centros para la Investigación de Resultados en Massachusetts General Hospital Cancer Center en Boston, leyó el libro de los Laken de una sentada y manifestó que "resume mucho el pensamiento que veo en mis pacientes".

Además, añadió: "El primer asunto es, '¿Qué hago con el cáncer? Y luego está cómo será vivir el resto de la vida considerando estos problemas".

Esa lucha puede ser un asunto aún más díficil con el cáncer de próstata, donde los índices de supervivencia tienden a ser mayores.

"Se diagnostica a muchas más personas con la enfermedad de lo que son seriamente perjudicas por ella", indicó Talbott. "Con el tiempo, hay una evaluación gradual de que no sólo el cáncer no es una amenaza tan grande como sonaba inicialmente, sino que estos sacrificios [tales como la cirugía] que fueron realizados voluntariamente se vislumbraban mayores".

Entre supervivientes y doctores, la impotencia tiende a ser un tema tabú.

"Es interesante para mí que en nuestra clínica, cada mujer quien tiene cáncer de seno se refiera a consejería psicológica, y no se refiera automáticamente a paciente alguno con cáncer en la próstata", argumentó Talbott. "No existe realmente nada afuera". Los Laken están intentado cambiar eso. Están actualmente en un circuito de lectura hablando acerca de sus experiencias a pacientes y profesionales médicos.

Keith experimentó la intimidad renovada como una parte vital del proceso de curación.

"El cuerpo físico podría reconstruirse nuevamente con un cirujano y suturas, pero la conexión con las expectativas mentales es parte del mismo proceso", indicó. Es mejor examinarlo como un proceso continuo de recuperación.

Los Laken advierten a las parejas que enfrentan la impotencia a:

  • Comunicarse y compartir francamente información acerca de la impotencia
  • Reconocer la necesidad de tratar la mente tanto como el cuerpo; buscar ayuda de grupos de apoyo y expertos en salud mental.
  • Aceptar que los estados emocionales pueden variar de alto a bajo, de manera inesperada, especialmente durante el primer año de recuperación.

Qué hacer: Para más información sobre el cáncer de próstata, incluyendo impotencia y encontrar un grupo de apoyo, visita la Coalición Nacional de Cáncer de Próstata. Además impotence.org tiene abundante información sobre la disfunción eréctil.

FUENTES: Entrevistas con Keith y Virginia Laken, Winona, Minn.; James Talbott, M.D., director, Centro para Investigación de Resultados, Massachusetts General Hospital Cancer Center, Boston, "Making Love Again: Hope For Copules Facing Loss of Sexual Intimacy"
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined