Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

El té resulta prometedor contra el cáncer prostático

Resveratrol no produce los mismos resultados

Lunes, 19 de abril (HealthDayNews) -- El té verde y el negro pueden reducir el esparcimiento del cáncer prostático, mientras un antioxidante sumamente anunciado encontrado en el vino tinto, las uvas y los manís no se desempeña tan bien como método preventivo contra el cáncer, según dos recientes estudios.

Para el estudio del té, Susanne Henning, investigadora asociada en el Centro para Nutrición Humana en la Escuela de Medicina David Geffen UCLA, asignó 20 hombres, todos programados para la remoción prostática debido al cáncer, a ingerir té negro, té verde o soda, cinco tazas al día durante cinco días antes de la cirugía.

El propósito era ver si las sustancias llamadas polifenoles encontradas en el té podrían reducir el crecimiento de células cancerosas en la próstata. Otros investigadores han encontrado que estos polifenoles inducen la muerte en éstas células.

En el estudio de Henning, se cortó un pedazo de la próstata de cada hombre durante la cirugía y se entregó a un patólogo, que lo suministró a investigadores para evaluación cuando examinaron la proliferación de células de cáncer en la próstata en la muestra de tejido removido, hubo una disminución en cuán rápido aparecían las células cancerosas para hombres que habían consumido té verde o té negro. Lo mismo se encontró en aquellos que tomaron soda.

"E;ste es el primer estudio en demostrar que el EGCG (epigalocatequina, un polifenol en el té) aparece en la próstata luego de ingerir té", sostuvo Hennings que presentó su estudio el 18 de abril en la asamblea de Biología Experimental 2004 en Washington, D.C. "El té verde es un poco mejor. Esto refuerza la idea de que el té verde y el té negro puede ayudar a prevenir el cáncer prostático".

Por varios años, los investigadores se han concentrado en el té y su potencial para prevenir el cáncer, en parte porque en lugares del mundo donde se consume té, la incidencia de algunos cánceres es menor.

El otro estudio, presentado en la misma asamblea, examinó la capacidad para combatir el cáncer del resveratrol, un polifenol dietético, y no produjo los mismos resultados prometedores.

Por varios años, el resveratrol se ha catalogado como una forma natural de proteger contra el cáncer y las enfermedades cardiacas. Pero se desconoce si el resveratrol en la dieta llegará a los lugares de acción propuestos, indicó el autor del estudio Thomas Walle, profesor de farmacología en la Universidad Médica de Carolina del Sur, Charleston.

Suplementos dietéticos orales de resveratrol no son probables de tener efecto alguno en el cáncer prostático y cáncer de seno, concluyó Walle luego de su estudio. Walle suministró resveratrol tanto de forma intravenosa como oral a seis voluntarios saludables. Luego examinaron resveratrol en las muestras sanguíneas extraídas más tarde.

Sólo cantidades detectables alcanzan la corriente sanguínea, indicó Walle. "No estamos tratando de desaprobar nada, sino más bien contestar una pregunta muy básica que se hace la industria de medicamentos todo el tiempo. Cuando presentan una nueva droga, preguntan '¿Entrará en la circulación?'".

"Se ha dicho que resveratrol podría prevenir el cáncer de seno y el cáncer de próstata, y éste pudiera no ser el caso", comentó Walle.

Aunque la corriente sanguínea tenga sólo cantidades detectables de resveratrol, Walle indicó que ha encontrado en otros estudios que el resveratrol se acumula en células epiteliales junto con el tracto digestivo, "de manera que podría prevenir el cáncer en estas células".

Henning sostuvo que sus hallazgos son demasiado prematuros para recomendar que los hombres tomen té negro o verde con la esperanza de prevenir cáncer prostático.

El doctor Herman Kattlove, portavoz de la Sociedad Americana del Cáncer, estuvo de acuerdo: "Es una larga distancia desde estos datos y cualquier posible efecto clínico".

En lugar de enfocarse en suplementos solos o sustancias, Kattlove sugirió aumentar el consumo de frutas y vegetales.

"Comer más frutas frescas y vegetales ayuda a proteger contra el cáncer", indicó, y añadió que es muy poco probable que una sustancia sola en los alimentos provea el efecto.

Más información

Para aprender más acerca de la prevención del cáncer, visita la Sociedad Americana del Cáncer. Descubre acerca del cáncer prostático en la Biblioteca Nacional de Medicina.

Fuentes: Susanne Henning, Ph.D., R.D., investigadora asociada, Centro para Nutrición Humana, Escuela de Medicina David Geffen UCLA, Los Angeles; Herman Kattlove, M.D., portavoz, Sociedad Americana del Cáncer; Thomas Walle, Ph.D., profesor, farmacología, Universidad Médica de Carolina del Sur, Charleston; 18 de abril de 2004, presentaciones, Biología Experimental 2004, Washington, D.C.
Consumer News in Spanish