La aspirina y el ibuprofén pueden combatir el cáncer de próstata

Los hombres que toman aspirina, ibuprofén y otros medicamentos "antiinflamatorios no esteroides" pueden disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de próstata en un 50 por ciento, según un nuevo estudio realizado por Mayo Clinic.

Se pensaba que los medicamentos, conocidos como NSAID (por sus siglas en inglés) reducen la inflamación de la próstata, que ha sido asociada con el desarrollo de células cancerosas, reportaron los autores del estudio en la revista especializada "Mayo Clinic Proceedings". El estudio de cinco años realizado a 1,362 hombres blancos encontró que 4 por ciento de quienes tomaron analgésicos desarrollaron cáncer de próstata, versus 9 por ciento de los que pertenecían al grupo sin tratamiento. Mientras más mayor era el paciente, más parecía ayudarlo el medicamento, dijeron los autores.

Pero los investigadores publicaron una fuerte precaución en la que señalan que el uso prolongado de drogas antiinflamatorias puede producir problemas serios en el estómago y en el hígado. Además dijeron que estudios adicionales deben incluir hombres africanos-americanos, que parecen tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata que los blancos.

Consumer News in Spanish