La prueba APS: ¿algo del pasado?

Investigadores afirman que ya no indica la severidad del cáncer de próstata

LUNES 10 de mayo (HealthDayNews) -- La prueba APS, que fue durante mucho tiempo la regla de oro para decidir si alguien debía someterse a una biopsia para combatir un cáncer de próstata, parece que ya no es tan útil.

Los investigadores de la Universidad de Stanford afirman que los niveles de APS (antígeno prostático específico) tienen muy poca relación con la severidad de un cáncer de hoy en día. Presentaron su descubrimiento el 9 de mayo en la reunión anual de la American Urology Association celebrada en San Francisco.

"Tenemos que reconocer que el APS ya no es decisivo para el cáncer de próstata", afirmó el autor del estudio, el Dr. Thomas A. Stamey, profesor de urología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford. "Necesitamos encontrar urgentemente una nueva señal para el cáncer de próstata y esa señal debe ser proporcional con la cantidad de cáncer que usted tenga".

"Hemos sido tan minuciosos y tan efectivos para examinar el cáncer de próstata durante estos veinte años que el APS ya no tiene ninguna relación con el cáncer de próstata", agregó Stamey. "Como todos desarrollamos este cáncer, ahora estamos extirpando próstatas en hombres cuyo cáncer es tan mínimo que no necesitan someterse a este procedimiento. Estamos hallando todos estos cánceres mínimos que ya nunca serán un riesgo para el paciente".

"En cánceres pequeños, la prueba de APS ya no es relevante", explicó Stamey. "Sería lo mismo que hacerle una biopsia a un hombre porque tiene los ojos azules".

La APS es una proteína producida por las células de la glándula prostática. Como los niveles de sangre del antígeno tienden a aumentar a medida que la glándula aumenta de tamaño, se ha estado utilizando durante años como prueba para determinar si una persona necesita una biopsia para el cáncer. La prueba, sin embargo, no es infalible.

"La percepción de la gente es que si su APS ha llegado a cierto nivel, es porque es muy posible que tenga o porque ya tiene cáncer de próstata y eso es incorrecto", dijo el Dr. Mark Soloway, presidente del departamento de urología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami.

"La prueba de APS es muy buena. Pero no es perfecta, especialmente en hombres jóvenes", agregó el Dr. Jay Brooks, jefe de hematología/oncología de la Fundación Clínica Ochsner de Nueva Orleans.

Para determinar cómo ha descendido la eficacia de la prueba de APS, los investigadores del laboratorio de Stamey reexaminaron cada próstata que había sido extirpada desde 1983 (un total de 1,317) y comparó el tamaño del cáncer con los niveles de APS en la sangre. Ninguno de los cánceres había sido tratado con quimioterapia, radiación u hormonas antes de la cirugía.

Cada cáncer fue clasificado según ocho o diez parámetros diferentes pensados para indicar qué tan agresivo era el cáncer, incluyendo el tamaño del tumor y su grado.

Luego, Stamey dividió las muestras en cuatro períodos de cinco años para determinar qué había sucedido con las calidades de los cánceres con el tiempo.

"Lo que demostramos fue que en los primeros cinco años, los cánceres estaban relacionados con el nivel de suero APS", agregó Stamey. "Luego, en los siguientes cinco años, seguían siendo malos, pero no tan malos como en los primeros cinco años. A continuación, en el tercer período de cinco años, fueron cada vez mejores. Y en los últimos cinco años, que terminaron el primero de enero de este año, los cánceres eran tan pequeños que ya no tenían relación con el suero APS.

Hace veinte años, el 80 por ciento de los cánceres se detectaba por examen rectal digital. Sólo el 20 por ciento de los casos se detecta ahora de esta manera, explicó Starney.

En cambio, los niveles de APS hoy están determinados por la dilatación de la próstata, una afección que no requiere necesariamente cirugía.

El concepto de que el APS no es infalible no es totalmente nuevo. "Entendemos que en enfermedad microscópica, el volumen del cáncer está claramente opacado por el volumen de no-cáncer, de manera que el cáncer no puede ser la causa de APS elevado", afirmó el Dr. John Phillips, médico responsable del departamento de urología-oncológica en el Centro médico Beth Israel de Nueva York.

La pregunta ahora es qué lo reemplazará. "La gente está tratando de encontrar otras maneras de detectar el cáncer", agregó Phillips.

De hecho, los investigadores de la Universidad de Pittsburgh, quienes también se presentaron en la misma conferencia, reportaron que pruebas adicionales para una proteína llamada antígeno anticipado de cáncer de próstata (EPCA) podría significar que el cáncer podría ser detectado hasta cinco años antes que con la prueba de APS.

"Quisiéramos poder tener una prueba perfecta que sólo encontrará cánceres biológicamente significativos", dijo Soloway. "Hoy no podemos distinguir entre aquellos con cáncer indolente de aquellos con cánceres que sean una amenaza para sus vidas. Necesitamos otra manera. Eso va a ser una tarea difícil".

Entretanto, la American Urological Association emitió un comunicado afirmando que, por el momento, la prueba de APS, en combinación con el examen rectal digital y una historia clínica completa es la mejor manera de determinar si una biopsia es necesaria.

Más Información

El National Cancer Institute tiene más información sobre la prueba APS mientras que la American Urological Association ofrece más información sobre cómo detectar un cáncer de próstata.

FUENTES: Thomas A. Stamey, M.D., professor of urology, Stanford University School of Medicine, Palo Alto, Calif.; Jay Brooks, M.D., chief, hematology/oncology, Ochsner Clinic Foundation, New Orleans; John Phillips, M.D., physician-in-charge, urologic oncology, Beth Israel Medical Center, New York; Mark Soloway, M.D., chairman, department of urology, University of Miami School of Medicine; May 9, 2004, presentations, American Urology Association annual meeting, San Francisco
Consumer News in Spanish