La radioterapia podría ayudar cuando reaparece el cáncer de próstata

Redujo a la mitad el índice de mortalidad y podría ser necesario utilizarla con mayor frecuencia, según los investigadores

MARTES 17 de junio (HealthDay News/Dr. Tango) -- En contraposición con la teoría médica común, un estudio reciente halla que la radioterapia podría salvar las vidas de muchos hombres cuyo cáncer de próstata recurre de manera agresiva después de la cirugía.

"Mostramos que incluso los hombres que tienen enfermedad agresiva que recurre después de la cirugía parecen beneficiarse de la radioterapia de salvamento", aseguró Bruce J. Trock, investigador líder y profesor asociado de urología de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore. "En el pasado, los cirujanos habrían dicho que el tumor se ha propagado a otras partes del cuerpo y que la radioterapia de salvamento no era apropiada", anotó.

La creencia era que la radioterapia no ayudaría porque estaba dirigida únicamente al sitio del tumor original.

Pero el estudio de 634 hombres que se sometieron a cirugía para el cáncer de próstata y luego mostraron señales de recurrencia halló que el índice de mortalidad para los que recibieron radioterapia fue de la mitad que el de los hombres que no la recibieron.

El estudio, publicado en la edición del 18 de junio de la Journal of the American Medical Association, fue relativamente pequeño y necesita confirmación, aseguró Trock. "Pero si esto es cierto, sugiere que más hombres tienen recurrencia en el lugar local de lo que se sospechaba en el pasado", dijo.

El beneficio fue el mayor para los hombres que tenían cánceres agresivos, es decir, aquellos cuyos niveles en la sangre de antígeno prostático específico (APE), un marcador de actividad de la enfermedad, se duplicó en menos de seis meses. Entre los 126 hombres del estudio que tenían la enfermedad agresiva, el índice de mortalidad fue 85 por ciento menor que para los que recibieron radioterapia de salvamento, en comparación con los que no recibieron el tratamiento.

Durante un periodo de seguimiento que duró en promedio seis años después de la recurrencia, los índices de mortalidad fueron del 11 por ciento para los que sólo tuvieron radioterapia de salvamento, de 12 por ciento para los que recibieron radiación y terapia hormonal, y de 22 por ciento para los hombres que no se sometieron a radioterapia de salvamento.

El estudio fue llamado "una contribución muy importante para incrementar nuestro conocimiento sobre la radioterapia de salvamento luego de la recurrencia" por el Dr. Michael J. Zelefsky, profesor de radiación oncológica del Centro oncológico conmemorativo Sloan-Kettering de la ciudad de Nueva York.

"Son dos puntos muy importantes", señaló Zelefsky. "Uno es que para lograr resultados óptimos, es necesario administrar radioterapia de salvamento lo más pronto posible, antes de que hayan pasado dos años. Luego de dos años, los resultados no son tan óptimos.

"Segundo, los sorprendente del estudio es sobre las personas que tienen tiempo de duplicación de APE rápido. Normalmente, se pensaría que estos pacientes tienen enfermedad más agresiva que se ha propagado a otro lugar. Esto sugiere algo más, que a pesar de que el tiempo de duplicación es más rápido, aún se logran resultados excelentes con la radioterapia".

Los oncólogos podrían tener que comenzar a pensar de otra manera sobre estos casos, señaló Zelefsky. "La gente generalmente tiene enfoques fatalistas cuando se trata de aquellos pacientes que presentan cierta recurrencia y un tiempo de duplicación de APE rápido", dijo. "Ahora, sería posible curarlos".

Es difícil decir si el informe pueda tener un impacto inmediato sobre la práctica médica, aseguraron Trock y Zelefsky. "Es necesario validar el estudio con un ensayo aleatorio, controlado y formal", advirtió Zelefsky.

Sin embargo, un estudio de este tipo podría estar más allá de las capacidades de un centro oncológico individual, aseguró Trock. "Sería necesarias al menos una o más instituciones de gran tamaño con bases de datos grandes para validar nuestros resultados", dijo.

Más información

Los datos sobre la incidencia y el tratamiento del cáncer de próstata se consiguen en el National Cancer Institute.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Bruce J. Trock, Ph.D., associate professor, urology, Johns Hopkins University, Baltimore; Michael J. Zelefsky, M.D., professor, radiation oncology, Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, New York; June 18, 2008, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish