Terapia hormonal podría combatir cáncer de próstata localizado

Pero los expertos cuestionan si los hallazgos del estudio son todavía relevantes

JUEVES 6 de octubre (HealthDay News/HispaniCare) -- Para los hombres con cáncer de próstata avanzado limitado a la próstata, la radioterapia más un programa de seis meses de terapia de privación hormonal de andrógenos (hormona masculina) pueden mejorar la supervivencia en hasta un 50 por ciento, informan los investigadores.

La terapia de privación de andrógenos reduce las concentraciones de testosterona, considerada por los expertos durante mucho tiempo como un estimulante poderoso del crecimiento celular del cáncer de próstata.

Aunque la terapia hormonal es ahora un tratamiento estándar para el cáncer de próstata metastásico, aún no estaba claro si resultaba beneficiosa en el tratamiento del cáncer de próstata limitado al órgano. Tampoco estaba claro si la terapia hormonal a corto plazo podía ser efectiva, dado que la mayoría de los pacientes reciben ahora el tratamiento por un periodo de al menos tres años.

"Hallar que podemos detener la progresión del cáncer en el 40 por ciento de los hombres con tan sólo seis meses de tratamiento de privación de testosterona con un mínimo de efectos secundarios es muy importante", dijo el autor del estudio, el Dr. Jim Denham, del Trans-Tasman Radiation Oncology Group y la Universidad de Newcastle, en Nueva Gales del Sur, Australia.

En su estudio, el equipo de Denham asignó de forma aleatoria a 818 hombres con cáncer de próstata avanzado localmente a radioterapia sin privación de testosterona, o a tres o seis meses de privación de testosterona.

En el informe que aparece en la edición en línea del 6 de octubre de The Lancet Oncology, el equipo australiano halló que los hombres tratados con tres meses de terapia hormonal durante la radiación tuvieron un 35 por ciento menos de riesgo de recaída en comparación con los hombres que sólo recibieron radiación. Para los hombres tratados con seis meses de terapia hormonal antes y durante la radiación, ese riesgo de recaída se redujo en 44 por ciento.

Además, la supervivencia entre los hombres que recibieron tanto radiación como tratamiento hormonal fue 54 por ciento mejor en comparación con los hombres que recibieron sólo radiación, de acuerdo con el informe.

La radioterapia también cambió para mejor desde la realización de este estudio, anotó Denham.

Señaló que "las mejoras técnicas en el equipo de radioterapia de los últimos 10 años también se reflejará en los resultados de tratamiento". "Nuestro nuevo ensayo, conocido como el ensayo RADAR, está probando el nuevo equipo de radioterapia, así como determinando si un año adicional de privación de testosterona puede producir beneficios adicionales en aquéllos hombres de alto riesgo".

Un experto cree que estos hallazgos respaldan un curso más corto de terapia hormonal.

"Se trata de un estudio importante, que valida un estudio [previo] que publicamos en 2004 que mostró que seis meses de terapia hormonal y radiación mejoraba la supervivencia específica del cáncer en comparación con la ausencia de terapia hormonal", apuntó el Dr. Anthony D'Amico, investigador de Harvard y director de oncología radiológica del Brigham and Women's Hospital en Boston. La supervivencia en general no ha sido afectada, pero eso podría deberse a otras causas de muerte entre los hombres del estudio, agregó.

"El estudio actual y el nuestro cuestiona si tres años de terapia hormonal deberían ser considerados como un estándar, pero definitivamente eso será respondido por un estudio aleatorio más grande de tres años contra seis meses de terapia hormonal, cuyos resultados están previstos para publicarse próximamente", afirmó D'Amico.

Sin embargo, otro experto cuestionó si los hallazgos tienen aplicación en la radioterapia que los pacientes reciben normalmente hoy en día.

"Es un resultado interesante", dijo el Dr. Stephen J. Freedland, profesor asistente de urología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke. "La pregunta es qué tan aplicable es para el paciente promedio de hoy en día con cáncer de próstata".

"No estoy seguro si se aplica a la mayoría de los hombres hoy en día", agregó. Por un lado, la dosis de radiación usada en el estudio es menor que la que los pacientes reciben actualmente, apuntó Freedland.

La terapia de privación de andrógenos podría estar maquillando a una terapia de radiación que no es óptima, destacó Freedland. "¿Si administramos dosis de radiación más elevadas, necesitamos la terapia de privación de andrógenos?", cuestionó.

Además, Freedland cree que los pacientes en el estudio tuvieron cánceres más avanzados que lo observado usualmente en los pacientes de cáncer de próstata de hoy en día. "Así que si tomamos a un hombre con enfermedad de bajo riesgo, ¿estas observaciones aplican realmente? Desconocemos las respuestas".

Los pacientes que consultan a un terapeuta de radiación con respecto al tratamiento del cáncer de próstata deberían preguntar sobre la terapia hormonal, recomendó Freedland. "La pregunta para hacer a su oncólogo de radiación sería: ¿Soy una de esas personas que pueden beneficiarse de la terapia hormonal?"

Más información

El National Cancer Institute tiene más información sobre el cáncer de próstata.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Jim Denham, M.D., Trans-Tasman Radiation Oncology Group, University of Newcastle, New South Wales, Australia; Stephen J. Freedland, M.D., assistant professor, urology, Duke University School of Medicine, Durham, N.C.; Anthony D'Amico, M.D., Ph.D, chief, radiation oncology, Brigham and Women's Hospital, Boston; Oct. 6, 2005, The Lancet Oncology online
Consumer News in Spanish