See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Una vacuna experimental frena el progreso del cáncer de próstata en ratones

Investigador de California señala que los ensayos en humanos podrían empezar en dos años

VIERNES 1 de febrero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Una vacuna experimental contra el cáncer de próstata detuvo el progreso de la enfermedad en el 90 por ciento de los ratones que la recibieron, según informan investigadores de California.

"La vacuna convirtió al cáncer en una enfermedad crónica y manejable", aseguró W. Martin Kast, autor principal de un informe que aparece en la edición del 1 de febrero de Cancer Research.

A veinte ratones, que fueron manipulados genéticamente para que desarrollaran cáncer de próstata, se les administró la vacuna en un proceso de dos pasos, dijo Kast, profesor de microbiología molecular e inmunología en la Universidad del sur de California en Los Ángeles.

Cuando los ratones cumplieron ocho semanas de nacidos, recibieron una inyección que contenía un fragmento de ADN del antígeno de células madre prostáticas (PSCA, por su sigla en inglés), una proteína que se produce en exceso a medida que avanza el cáncer de próstata. La inyección alertó al sistema inmunitario, apuntó Kast.

Dos semanas después, se administró una segunda inyección, que contenía un virus modificado tipo "caballo de Troya" que transportaba el gen del PSCA, lo que incitaba al sistema inmunitario a emprender acciones contra el tumor.

Apenas dos de los 20 ratones vacunados desarrollaron el cáncer de próstata en toda su plenitud. Los otros veinte ratones procreados de manera similar pero que no recibieron la vacuna murieron a causa del cáncer.

Ya existe una vacuna contra el cáncer de próstata, pero está diseñada únicamente para prolongar la supervivencia de los hombres con estadios avanzados de la enfermedad y su uso no está aprobado en los Estados Unidos.

La nueva vacuna está diseñada para que se use mucho antes, dijo Kast. "El enfoque de nuestra vacuna es administrarla antes de que la enfermedad se desarrolle en realidad", apuntó. Los candidatos para recibir la vacuna serán hombres con altos niveles del antígeno prostático específico (APE), una proteína asociada con el cáncer.

En estos momentos, los médicos recurren a las biopsias en la mayoría de esos casos, para detectar evidencia de cáncer, que en general no suele ser concluyente. La vacuna podría administrarse en lugar de la "espera vigilante", que es lo común para estos hombres, destacó Kast.

La serie de pruebas en animales que necesitan hacerse antes de pasar al primer ensayo en humanos tardará quizá dos años, dijo Kast. En cuanto a la comercialización de la vacuna, agregó, "ya he empezado a hablar con algunas compañías al respecto".

Ya existe un precedente para un uso similar como es el caso del uso médico de la vacuna contra el cáncer de cuello uterino en los Estados Unidos, anotó Kast.

En la misma edición de la publicación aparece también el trabajo sobre una nueva prueba de orina que podría ayudar a estrechar el número de hombres diagnosticados con cáncer de próstata.

"Es la extensión de una prueba actual", dijo el Dr. Arul Chinnaiyan, director del Centro de patología traslacional de la Universidad de Michigan y autor principal del informe.

La prueba actual, desarrollada en la Michigan y comercializada por la compañía biotecnológica Gen-Probe, detecta un marcador molecular del cáncer de próstata. La nueva prueba identifica otros cuatro marcadores claves.

"Está dirigida a la detección temprana y complementa la prueba del APE", explicó Chinnaiyan. "El beneficio de esta prueba es que podría evitar que algunas personas se sometan a biopsias innecesarias. El 80 por ciento de los hombres con altos niveles de APE no tiene cáncer. Esa prueba podría recoger al 80 por ciento de ellos".

Ambos informes fueron recibidos con cautela por el Dr. Durado Brooks, director de cánceres de próstata y colorrectal de la American Cancer Society.

El trabajo de investigación de California, apuntó Brooks, "es una dirección interesante en términos de la manera de desarrollar una vacuna, pero aún está muy lejos del uso clínico".

En cuanto a la nueva prueba, agregó, aunque podría reducir a lo mejor el número de biopsias, no cumple con la gran esperanza puesta en las pruebas del cáncer de próstata: distinguir entre los cánceres de lento crecimiento, a los que es mejor dejar en paz, y los de rápido crecimiento, que ameritan un tratamiento agresivo y rápido.

"Realmente necesitamos un mejor manejo para determinar qué cánceres de próstata serán más agresivos", destacó.

Mientras tanto, los investigadores del U.S. National Cancer Institute informan en la misma publicación que han descubierto factores genéticos que impulsan el desarrollo del cáncer de próstata en hombres negros, que son más propensos a morir a causa de esta enfermedad que los blancos.

Un análisis muestra numerosas diferencias en los genes que gobiernan la respuesta inmunitaria al cáncer, informaron.

Más información

Más información sobre el cáncer de próstata en el U.S. National Cancer Institute.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: W. Martin Kast, Ph.D, professor, molecular microbiology and immunology, University of Southern California, Los Angeles; Arul Chinnaiyan, M.D., Ph.D, director, University of Michigan Center for Translational Pathology, Ann Arbor; Durado Brooks, M.D., director, prostate and colorectal cancers, American Cancer Society; Feb. 1, 2008, Cancer Research
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.