See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Estudio sugiere que el melanoma podría estar siendo sobrediagnosticado

Aún así, los críticos aseguran que la detección oportuna es la mejor manera de combatir la enfermedad

MIÉRCOLES 3 de agosto (HealthDay News/HispaniCare) -- Una reciente investigación sugiere que el aumento en los índices del melanoma sobre el que se ha informado en los EE.UU. se debe al diagnóstico exagerado y no a casos nuevos reales de la enfermedad.

Esta conclusión, en cambio, indica que es necesario realizar ensayos de mayor tamaño para determinar la utilidad de lo que parecen ser mayores esfuerzos por detectar la enfermedad en las etapas iniciales, según señalaron los autores del estudio.

"Realmente tenemos que hacer unas preguntas muy serias acerca de la utilidad de la búsqueda del melanoma", aseguró el autor del estudio, el Dr. H. Gilbert Welch, investigador del departamento de asuntos de veteranos de White River Junction, Vermont. "Nadie jamás ha probado que ayude a la gente. Esperaría que comenzáramos a pensar en un ensayo aleatorio".

Los profesionales de la salud, sin embargo, se oponen a algunas de las implicaciones del estudio.

"El diagnóstico exagerado es un término peligroso porque implica que se están diagnosticando innecesariamente", aseguró la Dra. Elizabeth K. Hale, profesora asistente de dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York en esa ciudad. "El melanoma es un tipo de cáncer que, si se detecta a tiempo, se considera que es completamente curable. Pero si no se realiza una biopsia y se le deja a sus anchas para que invada, ahí es cuando se vuelve una amenaza para la vida".

"Se trata de un estudio de observación, que es la peor manera de llegar a una conclusión", aseguró el Dr. Vijay Trisal, profesor asistente de oncología quirúrgica del Centro contra el Cáncer City of Hope de Duarte, California. "Obviamente, parte del aumento en el índice de melanomas es que estamos realizando los diagnósticos más pronto, lo que constituye el único tratamiento realmente eficaz con el que contamos actualmente. En el momento en que la enfermedad llega a los nódulos linfáticos, existe una posibilidad de supervivencia independientemente de lo que se haga".

"Es ilógico e irracional creer que dejar el melanoma ahí va a estar bien", agregó.

El Dr. George W. Elgart, profesor de dermatología de la facultad de medicina de la Universidad de Miami, reconoció que el diagnóstico del melanoma ha aumentado considerablemente en las últimas décadas, cosa que puede deberse en parte al exceso de vigilancia. Pero, agregó, "el diagnóstico del melanoma no es tan simple. Algunos son claramente malignos, mientras que algunos son claramente benignos y otros están en algún lugar intermedio. [Los autores del estudio] son estadísticos. Un paciente no es un estudio. Hay que tratar de maximizar el beneficio para ese paciente. Yo diría que las circunstancias y el riesgo casi obligan el diagnóstico exagerado".

El nuevo estudio aparece en la edición en línea del 4 de agosto del British Medical Journal.

Se ha informado extensamente que la incidencia del melanoma en los EE.UU. está aumentando con mayor rapidez que la de ninguna de los otros cánceres importantes. Según los autores del estudio, la incidencia en 2002 fue unas seis veces superior que en 1950, aunque algunos dermatólogos sospechan que este aumento refleja más biopsias de la piel, no más enfermedad.

La American Academy of Dermatology también informa que uno de cada 62 estadounidenses ahora tiene un riesgo de por vida de desarrollar un melanoma, un aumento equivalente al 2,000 por ciento desde 1930.

El melanoma, un tipo de cáncer de piel, es una enfermedad particularmente virulenta. Aunque los casos detectados muy precozmente pueden tratarse con cirugía simple, una vez que el tumor se ha extendido las probabilidades de recuperación son mínimas.

Los autores del estudio anotaron que se ha cuestionado si el aumento en los índices de melanoma se deba realmente a más biopsias de piel o a una "verdadera ocurrencia".

"A medida que comienzan a observarse con detenimiento las formas iniciales del cáncer, de pronto se reconoce que muchas más personas de lo que se creía era posible lo padecen", explicó Welch. "En varios cánceres, puede haber lo que se llama una pseudoenfermedad, es decir, anormalidades que cumplen con la definición patológica pero que nunca molestarán al paciente".

"Es como el trasbordador espacial", agregó Welch. "Sólo porque le tomaron tantas fotos se dieron cuenta de que había muchos problemitas en el revestimiento. Lo mismo pasa con el cáncer. Si miramos a la población con mayor detenimiento, encontramos muchísimas más anormalidades".

Pero todo eso "que está mal" podría no traducirse en problemas reales con el tiempo, aseguró Welch.

Para aclarar el espectro más amplio, Welch y sus colegas examinaron datos de Medicare para determinar si los cambios en los índices de biopsias correspondían a la incidencia de melanoma durante el período de 1986 a 2001 en nueve zonas geográficas de los EE.UU.

Más información

La American Academy of Dermatology tiene más información sobre el melanoma.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined