See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

¿Qué impulsa a la generación del milenio a broncearse, conociendo los riesgos?

girl on the beach

MIÉRCOLES, 2 de mayo de 2018 (HealthDay News) -- Muchos milénicos y jóvenes siguen bronceándose, a pesar de las advertencias sobre el vínculo entre la exposición excesiva al sol y el cáncer de piel, advierte una nueva investigación.

Algunos están mal informados sobre los daños potenciales de la piel bronceada o quemada. Otros pasan por alto los problemas de seguridad, con frecuencia impulsados por una autoestima baja o por el narcisismo, planteó la autora principal del estudio, Amy Watson.

Muchos jóvenes toman decisiones sobre el bronceado "basándose en las emociones y los sentimientos, en lugar de la lógica y la razón", señaló Watson, profesora asistente de mercadeo en la Universidad Estatal de Oregón, en Cascades.

El cáncer de piel es el cáncer más común en el mundo. Y el melanoma, la forma más letal, aumentó en un 800 por ciento entre las mujeres de EE. UU. de 18 a 39 años de edad entre 1970 y 2009, apuntaron los autores del estudio en las notas de respaldo.

Watson y su equipo buscaban evaluar el impacto del requisito de 2012 de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. de que las botellas de filtro solar lleven información sobre la seguridad bajo el sol y los riesgos para la salud.

Encuestaron a 250 estudiantes universitarios de ambos sexos en una universidad de la parte suroeste de Estados Unidos. La mayoría de participantes tenían entre 18 y 23 años.

"Nuestra investigación reveló que el intento de la FDA por reducir las conductas peligrosas de bronceado mediante el uso de un panel de datos del medicamento es inefectiva", dijo Watson.

"El panel no solo no condujo a un mayor conocimiento en el grupo de personas que se broncean con el mayor riesgo, sino que incluso si lo hubiera hecho, demostramos que un mayor conocimiento no conduce a unos niveles más bajos de bronceado adictivo", lamentó.

Por suerte, dijo Watson, ha habido una reducción general en el bronceado bajo techo, mientras que el bronceado al aire libre ha permanecido más o menos constante.

"La desventaja es que el grupo más pequeño de consumidores que siguen usando camas de bronceado las usan con una frecuencia alarmante", anotó.

Se realizaron 11 preguntas sobre la seguridad solar a los participantes de la encuesta, como por ejemplo con qué frecuencia se debe utilizar el filtro solar y cómo interpretar de forma correcta los estándares del FPS (factor de protección solar).

En promedio, los encuestados se equivocaron en más o menos la mitad de las preguntas.

Siete de cada 10 dijeron que se bronceaban, y más o menos un tercio dijeron que broncearse era importante. Más de un tercio dijeron que broncearse hacía que se sintieran mejor, y 4 de cada 10 que aumentaba su confianza.

Los investigadores encontraron que los que tenían problemas de autoestima baja, además de los que mostraban unos niveles altos de narcicismo, eran más propensos a ser adictos al bronceado.

Esos participantes dijeron que incumplirían sus obligaciones para broncearse, que seguirían bronceándose a pesar de los riesgos, y que no podían dejar de broncearse a pesar de haberlo intentado.

Los hallazgos, según Watson, plantean la necesidad de un nuevo método para llegar a los jóvenes que siguen empecinados en broncearse.

Decirles a las personas lo que deben y no deben hacer (como usar filtro solar y ropa protectora, y evitar el sol) no funciona, afirmó.

En lugar de ello, "debemos cambiar el significado de una piel bronceada de un 'brillo saludable' a la realidad de que se trata de piel dañada", enfatizó Watson.

"Cuando los consumidores vean la piel bronceada como piel dañada, comenzarán a buscar métodos preventivos", añadió.

La Dra. Joann Elmore es profesora de medicina en la Facultad de Medicina David Geffen de la Universidad de California, en Los Ángeles. Compartió esa opinión.

"Los estándares de belleza siempre han sido influidos por los periodos sociales, culturales e históricos", comentó.

"Necesitamos una forma efectiva de demostrar a los jóvenes el 'por qué' de proteger nuestra piel y modificar la conducta de bronceado", agregó Elmore.

"La generación más joven quizá no responda igual de bien al estilo de consejo público que era efectivo hace una generación. Ahora encuentran y buscan su información en los medios sociales, y por tanto debemos realizar esfuerzos de alcance en esas plataformas", planteó.

La clave para llegar a los jóvenes universitarios quizá sea hacerlo cuando son más jóvenes, dijo Ashani Weeraratna, profesora en el Centro de Investigación sobre el Melanoma del Instituto Wistar, en Filadelfia.

"Australia ha logrado reducir las tasas de cáncer de piel mediante una campaña agresiva que comienza en la escuela primaria", dijo Weeraratna.

"Si pudiéramos hacer lo mismo aquí, en lugar de exponer a nuestros jóvenes a programas como 'Jersey Shore' que en realidad fomentan el bronceado, nos iría mucho mejor", afirmó.

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Journal of Consumer Affairs.

Más información

Para más información sobre los peligros del bronceado, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTES: Amy Watson, Ph.D., assistant professor, marketing, Oregon State University-Cascades, Bend, Ore.; Ashani T. Weeraratna, Ph.D., professor and co-program leader, Immunology, Microenvironment and Metastasis, Melanoma Research Center, The Wistar Institute, Philadelphia; Joann Elmore, M.D., M.P.H., professor, medicine, David Geffen School of Medicine at University of California, Los Angeles, and director, and adjunct professor, medicine, University of Washington School of Medicine; Jan. 29, 2018, Journal of Consumer Affairs
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined