See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Más cánceres de la piel no melanoma afectan a los adultos jóvenes

Estudio halla que las mujeres menores de 40 están resultando especialmente susceptibles

MARTES 9 de agosto (HealthDay News/HispaniCare) -- Un reciente estudio halla que la incidencia de cáncer de piel no melanoma parece estar aumentando en hombres y mujeres jóvenes.

Y las mujeres menores de 40 son las más castigadas por este aumento, pues el cáncer carcinoma basal está ocurriendo más frecuentemente.

Teniendo en cuenta que las personas que han tenido cáncer de piel no melanoma tienen más probabilidades de tener otro, el impacto sobre la salud pública sería de consideración.

"El cincuenta por ciento de las personas que adquieren cáncer de piel no melanoma tendrán otro en cuestión de dos o tres años, mientras que el 75 por ciento de los que tengan un segundo melanoma tendrán otro más", aseguró la Dra. Leslie J. Christenson, autora líder del estudio publicado en la edición del 10 de agosto del Journal of the American Medical Association.

"Si comenzamos a ver que estas personas adquieren estos cánceres en la veintena o la treintena, habrá un aumento exponencial en la incidencia general a medida que envejecen", aseguró Christenson, cirujana dermatológica de planta e investigadora clínica de la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota.

"Se trata de cánceres que se pueden prevenir y las personas los están adquiriendo a edades cada vez más tempranas", agregó. "Aunque la prevención de información está llegando, parece que no está siendo así con nuestros comportamientos preventivos".

Los cánceres de piel no melanoma, concretamente el carcinoma de células basales y el carcinoma escamocelular, son las formas de cáncer más comunes del mundo. Las dos afecciones matan con menor frecuencia que la mayoría de los cáncer, pero pueden causar desfiguración y otras complicaciones.

"El 99 por ciento de las veces, estos cánceres no son agresivos", aseguró el Dr. Vijay Trisal, profesor asistente de cirugía oncológica del Centro Contra el Cáncer City of Hope de Duarte, California.

En 2000 en los EE.UU., se diagnosticaron unos 800,000 casos nuevos de carcinoma de células basales y 200,000 de carcinoma escamocelular. La exposición prolongada al sol y el uso de cámaras bronceadoras son los principales factores de riesgo.

Los científicos ya han determinado que la incidencia de cáncer de piel no melanoma está aumentando en la población de mayores de 50. Pero hacía falta información sobre los menores de 40.

Para cerrar la brecha, los autores del estudio observaron la incidencia de cáncer de piel no melanoma entre 1976 y 2003 entre hombres y mujeres menores de 40 en Olmsted County, Minnesota.

Durante este tiempo, la incidencia de carcinoma de células basales fue del 25.9 por cada 100,000 para las mujeres y de 20.9 para los hombres. La incidencia aumentó significativamente durante los 27 años que pasaron entre las mujeres (pasó de 13.4 a 31.6), pero no en los hombres (apenas pasó de 22.9 a 26.7).

La incidencia de carcinoma escamocelular fue similar en hombres y mujeres, cerca de 4.1 por cada 100,000 personas. La incidencia aumentó significativamente tanto en las mujeres (de 0.6 a 4.1) como en los hombres (de 1.3 a 4.2).

Según los investigadores, el aumentó probablemente se debió a una serie de factores, como la mayor exposición a la luz solar, el aumento en el uso de las cámaras bronceadoras y mayor vigilancia de médicos y pacientes.

"No podemos decir con exactitud que lo causó, pero la exposición al sol es la causa número uno de cáncer de piel no melanoma", aseguró Christenson.

"Hubo mayor cantidad en los torsos de las mujeres que en los hombres y la cantidad de éstos en los torsos aumentó con el tiempo", agregó Christenson. "Aquí, el sentido común indica que se trata de exposición intencional al sol en bikini o vestido de baño de una sola pieza de bajo corte en la espalda, o por usar una cámara bronceadora".

Además, el tamaño de los cánceres detectados permaneció igual, lo que sugiere que mayor vigilancia y conocimiento no fueron los únicos factores involucrados.

Las discrepancias entre los hombres y las mujeres también podrían explicarse por el uso de las cámaras bronceadoras, aseguró Christenson.

Trisal estuvo de acuerdo. "El aumento en mujeres jóvenes podría estar relacionado con las cámaras bronceadores, que se ha demostrado que hacen el mismo tipo de daño [que la exposición al sol]", especuló.

Y aunque los investigadores sólo observaron información de Olmsted County, Minnesota, Christenson considera que la información aplica a muchísimas más personas.

"Yo diría que se puede generalizar a la población caucásica de los EE.UU. y de latitudes similares alrededor del mundo", aseguró.

Más información

Para más información sobre el cáncer de piel, visite la American Academy of Dermatology.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Leslie J. Christenson, M.D., staff dermatologic surgeon and clinical researcher, Mayo Clinic, Rochester, Minn.; Vijay Trisal, M.D., assistant professor, surgical oncology, City of Hope Cancer Center, Duarte, Calif.; Aug. 10, 2005, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined