No todos los productos de reemplazo de nicotina son iguales

Dependerá de si eres negro, blanco o cuál es el grado de dependencia

Lunes, 15 de marzo (HealthDayNews) -- El producto de reemplazo de nicotina que funcione para ti podría depender de qué clase de fumador eres.

De acuerdo con un nuevo estudio, los negros y los obesos y aquellos altamente dependientes de la nicotina podrían tener mejor suerte al dejar de fumar si usan los atomizadores nasales, mientras que los blancos, los no obesos y los de baja dependencia parecen tener mejor probabilidad con los parches de nicotina.

Si estos hallazgos se confirman en estudios más extensos, se vería el día en que los "doctores sean capaces de elegir el tipo de terapia de reemplazo de nicotina basados en algunas características del fumador, para seleccionar la terapia más eficaz", aseveró la autora del estudio Caryn Lerman, profesora de psiquiatría en el Centro de Cáncer Abramson de la Universidad de Pensilvania.

El estudio de su equipo en la edición de marzo de Annals of Internal Medicine.

A pesar de las décadas de advertencia acerca de los peligros de fumar, una cuarta parte de los adultos estadounidenses todavía fuman. Un punto a favor en la guerra contra el hábito ha sido el surgimiento de agentes de reemplazo de nicotina tales como parches de nicotina, gomas de mascar y atomizadores nasales.

Aunque las tasas de abandonar el hábito para fumadores que usan terapia de reemplazo de nicotina siguen siendo bajas sólo 10 de 15 por ciento de los usuarios permanecen como no fumadores por más de seis meses estas terapias parecen ayudar, "duplicando el índice de abandono de hábito de personas que dejan la droga completamente", sostiene el doctor Michael Thun, portavoz para la Sociedad Americana del Cáncer.

Pero ¿son algunos productos de reemplazo de nicotina mejores que otros? En su estudio, Lerman y su equipo asignaron a casi 300 fumadores con un interés expresado en abandonar el hábito bien fuera el parche Nicoderm como el atomizador nasal Nicotrol. Con el parche, un flujo constante de nicotina es absorbido en el cuerpo a través de la piel, mientras que el aerosol controla los deseos con una rociada instantánea de nicotina.

De acuerdo con los investigadores, índices de abstinencia en seis meses eran similares para ambos grupos aproximadamente 12 por ciento de aquellos que usan el atomizador y 15 por ciento de los usuarios del parche. Esos números guardan concordancia con estudios previos en la eficacia de agentes de reemplazo de nicotina.

Más intrigantes eran los resultados con respecto a qué productos funcionaron mejor para tipos específicos de individuos. Los blancos, lo no obesos y fumadores de baja dependencia se despeñaron mejor dejando el hábito a largo plazo si usaron el parche en lugar del atomizador, encontraron los investigadores.

Por otro lado, los negros, los fumadores obesos (un índice de masa corporal de 30 ó más) y fumadores quienes eran altamente dependientes de la nicotina se desempeñaron mucho mejor si se les asignaba el atomizador.

Lerman manifestó que hay teorías aunque todavía no se han demostrado que explican por qué el aerosol podría funcionar mejor para estos tipos de fumadores. Los fumadores obesos "podrían tener mayor necesidad para el refuerzo de cosas como el alimento; y también la nicotina", explicó.

"El parche provee niveles estables de nicotina y es cierto tipo de reemplazo 'pasivo' de nicotina, no es algo que el fumador está haciendo, cuando un fumador siente la necesidad para ese deseo fuerte de nicotina pueden usar el atomizador nasal. La nicotina va al cerebro de manera más rápida y provee más refuerzo positivo".

Esta teoría también podría explicar por qué el atomizador trabaja mejor para individuos altamente dependientes de nicotina, argumentó.

Los hábitos de fumar de los negros podrían explicar por qué tienen índices de abandono de hábito más elevados con el uso del atomizador en comparación con los vistos en fumadores blancos. De acuerdo con Lerman, los cigarrillos mentolados son más populares entre fumadores negros que en los blancos, y fumadores que buscan reemplazar la sensación añadida del mentol podrían obtener mayor satisfacción de un aerosol nasal que del parche pasivo.

Además, "hay estudios que demuestran que [los negros] fuman sus cigarrillos más eficientemente, pudiera ser que inhalan de forma más profunda, tomen más bocanadas, y extraigan más nicotina", comentó Lerman. "De nuevo, de un modo similar, un método de reemplazo que produce esa cantidad instantánea de nicotina podría ser más placentero".

Thun, director de investigación epidemiológica de la Sociedad Americana del Cáncer, dijo que da la bienvenida a cualquier información nueva para ayudar a fumadores a dejar el hábito.

"Dejar de fumar es difícil. Es comparable en dificultad a dejar la heroína, la cocaína y otras drogas ilegales de la calle", afirmó. "Cualquier método que facilite a los fumadores a tener éxito abandonando el hábito es un avance importante".

Los amigos y familiares pueden ser clave para mantener a fumadores lejos de los cigarrillos a largo plazo, y Thun sugiere involucrar a los niños también.

"Cuando mi hermana dejó el hábito que fue algo extremadamente difícil era muy apegada a mis hijos", afirmó. "Ellos hicieron un calendario, y le dieron pegatinas. Ella podía colocar estrellitas en su calendario si no había fumado ese día. Ellos también le dieron otras sugerencias. Realmente aflora lo mejor de ti; uno no desea defraudar a los niños".

Thun, no obstante, se preocupa de que una reciente decaída en las ventas de productos de reemplazo de nicotina podría estar vinculada con movidas recientes por parte de la industria de tabaco. "Hay una gran preocupación de que un grupo sustancial de fumadores pudiera estar colocando sus esperanzas falsamente en nuevos artefactos de suministro de nicotina que la industria del tabaco ha desarrollado", dijo.

Estos productos incluyen los tan llamados cigarrillos light, el tabaco sin humo y otros productos. "Todos contenían la misma cantidad de nicotina, de manera que no eran de ninguna forma pasos eficaces para dejar de fumar", expuso Thun. "Dejar de fumar es difícil, se necesita mucho valor. Pero estas alternativas son promesas falsas".

Tanto Thun como Lerman consideran que la última meta dejar de fumar está dentro del alcance de cada fumador.

Fuentes: Caryn Lerman, Ph.D., profesora, departamento de psiquiatría. Centro de Cáncer Abramson, Universidad de Pensilvania, Filadelfia; Michael Thun, M.D., director, investigación epidemiológica, Sociedad Americana del Cáncer, Atlanta; 15 de marzo de 2004, Annals of Internal Medicine
Consumer News in Spanish