En la quimioterapia para el cáncer de testículo, 'menos es más', sugiere un estudio

doctor and patient consultation

JUEVES, 9 de enero de 2020 (HealthDay News) -- El tratamiento con la mitad de la cantidad de quimioterapia típica puede de cualquier forma prevenir la recurrencia de un tipo de cáncer de testículo, sugiere un estudio reciente.

Administrar a los pacientes con un tumor de testículo "no seminoma" un solo ciclo de quimioterapia fue igual de efectivo para la prevención de la recurrencia del cáncer que el estándar de dos ciclos, encontró el estudio.

Reducir la cantidad de quimioterapia a la mitad también redujo unos efectos secundarios graves que pueden tener un impacto de por vida en la salud del paciente, señaló un equipo de investigadores británicos.

Los hallazgos podrían ser una bendición para los pacientes, la mayoría de los cuales son jóvenes.

"Reducir la dosis total de quimioterapia podría evitar los efectos secundarios a largo plazo en hombres jóvenes que tienen toda su vida por delante, y también significa que necesitarán menos visitas al hospital para su tratamiento", comentó el investigador principal, Robert Huddart.

Huddart hizo el comentario en un comunicado de prensa del Instituto de Investigación sobre el Cáncer, en Londres, donde es profesor de cáncer urológico.

Un paciente que ha sido tratado usando la estrategia de la dosis más baja afirmó que ya se está beneficiando.

"Jugaba [al fútbol] como semiprofesional cuando me diagnosticaron", anotó Kris Taylor, que tiene 35 años y vive en la región central oeste de Gran Bretaña. "Aunque mi pronóstico era bueno, saber que tienes cáncer de verdad asusta, y para mí la clave era volver a la normalidad lo antes posible".

En el comunicado de prensa del instituto, Taylor dijo que "ya había tomado una licencia para la cirugía, así que cuando me ofrecieron la oportunidad de recibir menos quimioterapia sin un mayor riesgo de recurrencia del cáncer, no lo dudé".

Actualmente, los pacientes con cáncer de testículo se someten primero a la extirpación quirúrgica del testículo afectado. Entonces eligen entre dos ciclos de quimioterapia (para destruir cualquier cáncer que se haya propagado a otras áreas) o un método de "espera vigilante".

Si elije la segunda opción, el paciente no recibe quimioterapia a menos que el cáncer vuelva, momento en el cual recibe tres ciclos de quimioterapia.

Las tasas de supervivencia al cáncer de testículo son muy altas, pero muchos pacientes son diagnosticados en la veintena y en la treintena, de forma que recibir quimioterapia significa que quizá tengan que vivir con efectos secundarios a largo plazo, anotaron los investigadores.

En el nuevo estudio, el grupo de Huddart monitorizó los resultados de casi 250 hombres con cáncer de testículo en etapa temprana que tenían un riesgo alto de recurrencia tras la cirugía. Los hombres recibieron un ciclo de tres semanas de una quimioterapia conocida como BEP, una combinación de los fármacos bleomicina, etopósido y un agente del platino, el cisplatino.

Tras dos años, el cáncer de testículo había recurrido en solo un 1.3 por ciento de los pacientes. Fue una tasa casi idéntica a la encontrada en estudios anteriores con pacientes que habían recibido dos ciclos de quimioterapia, apuntaron los investigadores.

Alrededor de un 41 por ciento de los pacientes que recibieron un ciclo de quimioterapia tuvieron uno o más efectos secundarios graves durante el tratamiento, por ejemplo un riesgo más alto de infección, sepsis o vómitos, pero apenas un 2.6 por ciento tuvieron efectos secundarios a largo plazo, como un daño auditivo.

Por su parte, Taylor reconoció que "los efectos secundarios del tratamiento fueron realmente difíciles".

Pero comentó que pudo volver pronto al fútbol, y que "cinco años después, sigo estando en plena forma".

"Es magnífico saber que ahora quizá otros puedan beneficiarse de los hallazgos del ensayo", añadió. "Poder reducir la cantidad de quimioterapia que una persona recibe puede hacer una diferencia tan grande en su calidad de vida, tanto a corto como a largo plazo".

Dos expertos de EE. UU. en el tratamiento del cáncer de testículo se mostraron de acuerdo en que el estudio podría cambiar la práctica. Pero también advirtieron que las decisiones sobre el tratamiento siempre se toman según cada caso.

"Este es un estudio importante que enfatiza que 'menos es más' en los pacientes", dijo el Dr. Nikolaos Karanikolas, director de oncología urológica quirúrgica en el Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York.

Pero en general "la necesidad de proveer una atención efectiva al mismo tiempo que se conserva la calidad de vida y el éxito reproductivo es fundamental", enfatizó.

El Dr. Michael Schwartz es director de cirugía robótica y laparoscópica en el Instituto de Urología Arthur Smith de Northwell Health, en Lake Success, Nueva York. Indicó que los resultados del estudio británico parecen promisorios, pero que se necesita más investigación.

"Este estudio midió la toxicidad a corto plazo, que pareció ser similar entre ambos grupos", anotó Schwartz. "Las toxicidades a más largo plazo y los efectos de las distintas dosis de quimioterapia en la fertilidad no fueron reportados en este estudio, pero se esperan con un mayor seguimiento de los pacientes".

Además, no todos los hombres que tienen un cáncer de testículo no seminoma se beneficiarán por igual de una dosis reducida de quimioterapia, apuntó.

"Estos resultados tienen el potencial de influir en el paradigma del tratamiento del cáncer de testículo, pero es importante recordar que los resultados solo aplican en una población de pacientes altamente seleccionados", añadió Schwartz. "No todos los pacientes con un cáncer de testículo no seminoma serán necesariamente candidatos para este régimen de quimioterapia reducida".

El estudio se publicó el 2 de enero en la revista European Urology.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre el cáncer de testículo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo
FUENTES: Michael Schwartz, MD, Director of Robotic and Laparoscopic Surgery, Northwell Health's Arthur Smith Institute for Urology, Lake Success, NY; Nikolaos Karanikolas, MD, Director-Urologic Oncology of Surgery, Staten Island University Hospita, Nwe York City; The Institute of Cancer Research, news release, Jan. 2, 2020
Consumer News in Spanish