Después de un ataque cardiaco, la rehabilitación cardiaca inicia el camino a la recuperación

weight lifting exercise
Adobe Stock

VIERNES, 21 de enero de 2022 (HealthDay News) -- Si ha sufrido un ataque cardiaco o tiene insuficiencia cardiaca, su corazón se encuentra en un estado muy vulnerable y la rehabilitación cardiaca podría ser una parte importante de su recuperación.

Lamentablemente, no parece haber suficientes personas mayores que aprovechen esta terapia que salva vidas.

Menos de uno de cada 10 beneficiarios elegibles de Medicare recibe los tratamientos de rehabilitación recomendados para la insuficiencia cardiaca, señaló hace poco la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA).

"Según los datos actuales, más del 90% de las personas con insuficiencia cardiaca no recibirán un tratamiento que podría mejorar su salud y su supervivencia", afirmó el Dr. Vinay Guduguntla, residente de tercer año de medicina interna de la Universidad de California, en San Francisco.

La rehabilitación cardiaca es un programa integral supervisado que incluye:

  • Actividad física regular.
  • Educación sobre una alimentación saludable, tomar los medicamentos según lo prescrito y abandonar los malos hábitos, como fumar.
  • Asesoramiento para ayudar a aliviar el estrés y mejorar la salud mental.

Está indicada para cualquier persona que se esté recuperando de un ataque cardiaco o de insuficiencia cardiaca, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. También podría beneficiarse de la rehabilitación cardiaca si ha tenido un problema del corazón que haya requerido cirugía o atención médica.

Un equipo de personas podría en algún momento implicarse en su rehabilitación cardiaca, entre ellas médicos, enfermeros, especialistas en ejercicio físico y nutrición, fisioterapeutas y asesores.

La rehabilitación cardiaca suele durar alrededor de tres meses, pero puede oscilar entre dos y ocho meses, afirman los CDC.

Algunos estudios han encontrado que la rehabilitación cardiaca disminuye en alrededor de un 35 por ciento las probabilidades de morir en los cinco años posteriores a un ataque cardiaco o una cirugía de baipás, señalan los CDC.

Otro estudio reciente, presentado en la reunión anual de la Sociedad Europea de Cardiología (European Society of Cardiology), estimó que los supervivientes de un ataque cardiaco pueden ganar más de siete años de vida sana si se adhieren a los principios que se promueven en la rehabilitación cardiaca.

Lamentablemente, los investigadores han encontrado que las mujeres tienen menos probabilidades que los hombres de comenzar o completar la rehabilitación cardiaca, probablemente a causa de que no se les ofrece esta opción, sugirieron los CDC.

Los adultos mayores tienen menos probabilidades de comprometerse con la rehabilitación cardiaca, según los CDC. Pueden sentir que son demasiado mayores para ser físicamente activos, en especial si sufren problemas como la artritis, que dificulta hacer ejercicio físico.

Si ha tenido problemas del corazón recientes, los CDC recomiendan que hable con su médico sobre la rehabilitación cardiaca. Muchos planes de seguro las cubren, incluidos Medicaid y Medicare.

"Soy un gran admirador de la rehabilitación cardiaca", dijo el Dr. Donald Lloyd-Jones, expresidente de la AHA.

Después de un ataque cardiaco, explicó, las personas tenerle miedo al ejercicio, deprimirse o sentir que es "demasiado tarde" para hacer algo respecto a su salud cardiovascular.

"La rehabilitación cardiaca sitúa a los pacientes en un entorno monitorizado en el que pueden aprender a volver a confiar en su cuerpo", concluyó Lloyd-Jones.

Más información

La Asociación Americana del Corazón ofrece más información sobre la rehabilitación cardiaca.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: U.S. Centers for Disease Control and Prevention, news release; American Heart Association, news release, Nov. 8, 2021;

Consumer News in Spanish