LUNES 14 de febrero (HealthDay News/HispaniCare) -- Tomar el medicamento contra el cáncer de mama tamoxifen disminuye el riesgo en una mujer de tener un ataque del corazón, según sugiere un nuevo estudio.

Los investigadores encontraron que las mujeres que toman tamoxifen redujeron su riesgo de desarrollar síntomas de enfermedad del corazón en alrededor de 40 por ciento, y su riesgo de ataque del corazón en cerca del 20 por ciento, en comparación con aquellas que no toman el medicamento.

Aunque las mujeres que tienen que usar tamoxifen pueden sentirse reconfortadas por el hecho de que no causa problemas cardiovasculares, los expertos advierten que no debe usarse solamente para proteger el corazón. El informe aparece en la edición en línea del 14 de febrero de Cancer.

"Encontramos que las mujeres que toman tamoxifen tenían una reducción en el riesgo de ataques del corazón o dolor de pecho asociado con enfermedad del corazón", afirmó el Dr. James A. Kaye, coautor del estudio y asociado de investigación en el Programa de Colaboración de Vigilancia de Medicamentos de Boston y profesor asociado de epidemiología en la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Boston.

Estudios anteriores han encontrado que las mujeres que toman tamoxifen tienen niveles más bajos de colesterol y homocisteina, ambos indicadores de enfermedad del corazón. Pero se desconoce si el tamoxifen en realidad podría ser protector.

En su estudio, el equipo de Kaye revisó los expedientes médicos de 3,030 mujeres con cáncer de mama que tomaban tamoxifen y los compararon con 4,233 pacientes de cáncer que no eran tratadas con el medicamento.

Los beneficios se vieron en mujeres que habían estado tomando tamoxifen por menos de dos años, y continuaron a través de los cinco años de tratamiento, según el informe.

Kaye sugirió que el efecto protector del tamoxifen se podría deber a su habilidad de bloquear el estrógeno. La terapia de reemplazo de estrógeno ha sido vinculada a un aumento en el riesgo de enfermedad del corazón, anotó. "Podría haber un efecto de reversión del estrógeno mediante el tamoxifen, o podría tener efectos anti estrógeno por sí mismo en relación a la enfermedad del corazón", especuló.

"Si está tomando tamoxifen contra el cáncer de mama, no debería preocuparse de un aumento en el riesgo de enfermedad del corazón. De hecho, estos datos apoyan el punto de vista contrario", apuntó Kaye. "Obviamente, no estamos apoyando el uso del tamoxifen para tratar problemas del corazón".

Otro estudio en el mismo boletín encontró que las mujeres con hipotiroidismo tienen menos probabilidades de desarrollar cáncer de mama que las mujeres sin este problema. El hipotiroidismo es un problema común en el cual la glándula tiroides no produce cantidades normales de la hormona tiroides.

"La hormona tiroides baja y la terapia de reemplazo hormonal producen algo de efecto en el tejido de la mama, de manera que la salida de tumores se hace más lenta o no sucede en lo absoluto", explicó el investigador principal, el Dr. Massimo Cristofanilli, del Centro de Cáncer M. D. Anderson de la Universidad de Texas.

En el estudio, los investigadores compararon los expedientes médicos de 1,136 mujeres con cáncer de mama con los de 1,088 mujeres sanas a las que se evaluaba para cáncer de mama.

El equipo de Cristofanilli encontró que las mujeres con hipotiroidismo tenían un riesgo disminuido en 61 por ciento de desarrollar cáncer de mama, en comparación con las mujeres sin el problema. Además, las mujeres con cáncer de mama tenían 57 por ciento menos de probabilidades de tener hipotiroidismo en comparación con las mujeres saludables.

También, "encontramos que las mujeres con hipotiroidismo que padecían de cáncer de mama tenían la enfermedad con tumores más pequeños, dependiente del estrógeno y que involucraba menos a los nódulos linfáticos", apuntó Cristofanilli.

Cristofanilli considera que usar esta información sobre la hormona tiroides podría llevar a nuevas maneras para tratar o prevenir el cáncer de mama. "Hay una nueva oportunidad para la prevención y tratamiento del cáncer de mama", aseguró Cristofanilli. "Pensamos que esta es una línea de investigación que debe abrirse".

Debbi Saslow, directora de cáncer de mama y ginecológico de la American Cancer Society, no está segura de que ninguno de los dos estudios añade mucho a la lucha contra el cáncer de mama. El estudio del tamoxifen "no tiene muchas implicaciones", señaló.

El beneficio cardiaco del tamoxifen es una ganancia añadida, dijo Saslow. "Pero no pienso que los médicos elegirían recetar tamoxifen en base a su potencial beneficio para el corazón", añadió. Las ventajas del tamoxifen contra el cáncer de mama sobrepasan a estos beneficios adicionales con un margen tan amplio que no serían consideradas, explicó.

En cuanto al estudio de la tiroides, Saslow tampoco estuvo muy impresionada con los hallazgos. "No va a cambiar nada actualmente, pero contiene algunos hallazgos que provocarán investigaciones futuras", apuntó.

"Pero hay muchas líneas de investigación interesantes", dijo Saslow. "¿Y cuántas de ellas tienen en realidad implicaciones sobre cómo se trata a las pacientes? Estas cosas se encuentran muy lejos en el futuro, y muy pocas de ellas se hacen realidad".

Más información

La American Cancer Society puede darle más información sobre el cáncer de mama.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ