Un nuevo anticoagulante salva vidas y ahorra dinero

Este medicamento se administra más rápido, con menos complicaciones durante los procesos de dilatación arterial

MARTES 10 de agosto (HealthDayNews/HispaniCare) -- Un nuevo medicamento anticoagulante para personas que se someten a procesos de dilatación arterial reduce la tasa de complicaciones, el periodo de recuperación en el hospital, y probablemente salva vidas, según los hallazgos de un estudio.

Y, además, ahorra mucho dinero, afirma el Dr. A. Michael Lincoff, un profesor de medicina de la Cleveland Clinic y autor principal de un informe sobre la prueba, que aparece publicado en la edición del 11 de agosto del Journal of the American Medical Association.

Ese informe describe cómo los pacientes cardiacos que experimentaron procedimientos tales como la angioplastia reaccionaron durante el año tras haber recibido el nuevo medicamento, bivalirudin, o tratamientos con medicamentos convencionales anticoagulantes que representan un serio problema en el proceso de dilatación de la arteria.

Un año después de que los 6,010 pacientes de la prueba fueran tratados, la incidencia de ataques cardiacos entre aquellos que recibieron bivalirudin fue de un 7.4 por ciento, en comparación con el 8.4 por ciento de aquellos que recibieron el tratamiento anticoagulante, que consistía en la administración de heparina y de un medicamento cuyo complicado nombre se abrevia como Gp IIb/IIIa, señala el informe. La incidencia de complicaciones causadas por hemorragias excesivas fue de un 40 por ciento más bajo en el grupo con bivalirudin.

La repetición de operaciones de dilatación de arteria fueron necesarias para un 11.4 por ciento de los pacientes con bivalirudin y un 12.1 por ciento de los pacientes con heparina-Gp IIb/IIIa. Y un 2.46 por ciento de los pacientes que recibieron la terapia combinada murieron, en comparación con el 1.89 por ciento de aquellos que recibieron bivalirudin, una diferencia que prácticamente no alcanzó una importancia estadística, pero que fue considerada como relevante por cardiólogos que formaron parte del estudio.

¨La parte de la mortalidad de la prueba fue extraordinariamente impresionante", indicó el Dr. Frederick Feit, director de cardiología intervencionista de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York. "En cada subconjunto individual de pacientes que se pudo observar, el resultado en términos de mortalidad fue mejor en pacientes con bivalirudin".

Una ventaja importante del nuevo tratamiento, indicó Lincoff, es que se puede suministrar mucho más rápido que el tratamiento estándar. La combinación de heparina y Gp IIb/IIIa debe suministrarse durante entre 12 y 18 horas, en tanto que el tratamiento con bivalirudin toma aproximadamente 44 minutos, señaló.

"El tiempo de administración es tan corto que el paciente puede salir más rápido de la cama y del hospital", apuntó Lincoff. Lo que significa que a menudo el paciente no necesita permanecer durante toda la noche en el hospital, anotó.

Y a diferencia de la mayoría de los nuevos medicamentos, con el bivalirudin se ahorra dinero, señalaron Lincoff y Feit. Una razón es que cuesta mucho menos que el Gp IIb/IIIa. Otra razón es que reduce la incidencia de complicaciones hemorrágicas, que son muy costosas de tratar. Y una tercera es que los costos hospitalarios son menores cuando los pacientes son dados de alta más pronto.

La estimación actual es que el bivalirudin ahorra cerca de $374 por paciente, afirmó Feit.

"Ahora lo utilizamos probablemente en un 99 por ciento de nuestros pacientes", indicó. El grupo que es más propenso a recibir la vieja terapia de anticoagulantes son los pacientes de alto riesgo con complicaciones tales como la diabetes.

Lincoff es más prudente. "Lo utilizo entre el 60 y el 70 por ciento de las veces", apuntó. Afirmó que está a la espera de nuevos resultados de un ensayo que se está llevando a cabo con pacientes de alto riesgo antes de utilizarlos con ellos.

En toda la nación, indicó Lincoff, "nadie sabe los números exactos, pero se utiliza aproximadamente en el 30 por ciento de los pacientes, y este porcentaje está creciendo".

Más Información

Obtenga más información sobre la angioplastia en la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: A. Michael Lincoff, M.D., professor, medicine, Cleveland Clinic; Frederick Feit, M.D., director, interventional cardiology, New York University School of Medicine, New York City; Aug. 11, 2004, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish