See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Una terapia agresiva con estatinas podría revertir la aterosclerosis

Investigadores aseguran que Crestor no sólo inhibió sino que redujo la acumulación de placa en las paredes arteriales

LUNES 13 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- Los científicos podrían haber tenido éxito en revertir los síntomas de pacientes con enfermedad cardiaca.

Una terapia intensiva de reducción del colesterol con Crestor, un miembro poderoso y controvertido de la familia de las estatinas, no sólo redujo los niveles de colesterol LDL o "malo" sino que logró revertir la aterosclerosis, también conocida como endurecimiento de las arterias.

Los investigadores presentaron los hallazgos el lunes en la reunión anual de la American College of Cardiology (ACC) en Atlanta.

"Éste es un momento decisivo y un logro que habíamos buscado por mucho tiempo, por lo que, naturalmente, estamos muy emocionados", aseguró el Dr. Steven Nissen, autor líder del estudió, presidente encargado del departamento de medicina cardiovascular de la Clínica Cleveland y presidente electo de la ACC. "Nos parece que éstas son noticias excelentes para los pacientes porque significa que podemos, con niveles muy, muy bajos de LDL, llegar al punto en que estamos retirando parte de la placa de la arteria coronaria, lo que es muy bueno".

Todavía no está claro, sin embargo, si los cambios en la cantidad de acumulación de placa en la arteria realmente se correlacionan con menos eventos cardiacos o si otro tipo de medicamentos para reducir el colesterol, o medidas, lograrían el mismo beneficio.

"Se trata de un estudio muy, muy interesante y potencialmente muy útil, además de que contribuye a nuestra comprensión del asunto de manera importante", aseguró el Dr. Sidney Smith, profesor de medicina de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, ex presidente de la American Heart Association (AHA) y copresidente de la Fuerza de trabajo sobre directrices de práctica de la ACC/AHA. "Pero, en cuanto a las recomendaciones generales de tratamiento, realmente necesitamos ver cómo se relacionan estos hallazgos con los resultados".

"¿Qué significa esto desde el punto de vista práctico? Ese es el problema", agregó el Dr. Donald Smith, director de lípidos y metabolismo del Instituto cardiovascular del Centro Médico Mt. Sinai de la ciudad de Nueva York. "Tenemos fija la esperanza de que los cambios en la placa harán la diferencia en cuanto a los resultados".

El estudio aparece en la edición del 5 de abril del Journal of the American Medical Association y se está dando a conocer anticipadamente en línea para que coincida con la presentación en la reunión de la ACC.

La aterosclerosis es la acumulación de colesterol y otras sustancias en el recubrimiento interno de una arteria. En algunos casos, esta acumulación, llamada placa, puede hacerse quebradiza y fragmentarse, lo que puede causar coágulos e incluso ataques cardiacos.

Si bien se ha demostrado que un colesterol LDL más bajo reduce el riesgo de dichos eventos, los médicos no se han puesto de acuerdo en cuanto a qué tan bajo debe ser, aunque las evidencias sugieren cada vez más que entre más bajo, mejor.

La introducción de las estatinas, medicamentos para reducir el colesterol, en 1987, se convirtió en una esperanza de que la aterosclerosis podría ser revertida algún día. Pero ha sido difícil llegar a ese objetivo.

"Lo más cerca que habíamos estado fue cuando logramos bajar el LDL a 79, cosa que nos pareció fabulosa, pero lo único que logramos fue que no hubiera ningún progreso [de la enfermedad]", aseguró Nissen.

Para este nuevo ensayo, se le suministraron 40 miligramos diarios de Crestor (cuyo nombre genérico es rosuvastatina) a 507 pacientes de 53 centros de salud de los EE.UU., Canadá, Europa y Australia. Crestor es uno de los medicamentos más nuevos y uno de los más potentes de la familia de las estatinas.

La acumulación de placa se midió por ultrasonido intravascular (USIV) al principio del estudio y dos años después. Los investigadores lograron dar información sobre 349 participantes.

Los investigadores aseguraron que el 64 por ciento de los pacientes mostraron reversión de la aterosclerosis.

Y los niveles promedio de LDL bajaron de 130,4 mg/dl (miligramos por decilitro de sangre) a 60.8 mg/dl, una reducción promedio del 53.2 por ciento. Los niveles de colesterol HDL ("bueno") aumentaron de 43.1 mg/d a 49 mg/dl, un aumento del 14.7 por ciento.

"Ese es el nivel más bajo de LDL que se ha logrado en un ensayo clínico de este tipo", aseguró Nissen. "El aumento del 14.7 por ciento en el HDL tampoco tiene precedentes. Con esa combinación, observamos reversión a gran escala, entre el 7 y el 9 por ciento del volumen de placa".

"En este momento, podemos decir que si se logra que los pacientes tengan estos niveles tan bajos de LDL con un régimen intenso de estatinas, sobre todo si se acompaña con un aumento importante en el HDL, entonces es posible revertir parcialmente la enfermedad", agregó Nissen. "Eso es un avance".

"Ciertamente, contribuye a la creciente evidencia que sugiere que los niveles objetivos de LDL más bajos podrían tener valor adicional", agregó Smith, de la Universidad de Carolina.

Más información

Para más información sobre la arterosclerosis, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.