See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Consumir pescado podría prevenir los latidos del corazón irregulares

Cuando se hornea o se asa a la parrilla, protege contra la fibrilación auricular, según un estudio

LUNES 19 de julio (HealthDayNews/HispaniCare) -- Grábese esto en el corazón: Una dieta rica en pescado horneado o asado podría protegerlo contra la fibrilación auricular, una afección cardiaca potencialmente peligrosa.

Según un nuevo estudio, consumir pescado asado u horneado reduce sus posibilidades de desarrollar este latido cardiaco irregular tan común. Sin embargo, consumir pescado frito o sándwiches de pescado no conlleva los mismos beneficios.

"Consumir atún u otro pescado que esté asado u horneado se asocia con un menor riesgo de fibrilación auricular, que es una anormalidad del ritmo cardiaco muy común, especialmente entre las personas mayores", afirmó el autor del estudio, el Dr. Dariush Mozaffarian, un investigador del Channing Laboratory del Brigham and Women's Hospital e instructor de medicina en la Facultad de Medicina de Harvard.

El equipo de Mozaffarian recolectó datos de 4,815 hombres y mujeres mayores de 65 años de edad que participaron el el Cardiovascular Health Study, patrocinado por el National Heart, Lung, and Blood Institute. Como parte del estudio, los participantes reportaron lo que comían cada día.

Durante el seguimiento de 12 años, hubo 980 casos de fibrilación auricular entre los participantes del estudio.

En comparación con los que consumían pescado sólo una vez al mes o menos, los individuos que comían atún fresco o enlatado, u otro tipo de pescado asado u horneado, dos o más veces a la semana tuvieron 28 por ciento menos riesgo de desarrollar fibrilación auricular.

Además, los que consumían pescado cinco veces a la semana o más bajaron su riesgo de fibrilación auricular en 31 por ciento, de acuerdo al informe publicado en la edición en línea del 20 de julio de Circulation.

"Sin embargo, el pescado frito no se asoció con menor riesgo de fibrilación auricular. De hecho, se vieron señales de un riesgo más alto", apuntó Mozaffarian.

Más de 2 millones de estadounidenses sufren de fibrilación auricular, una condición crónica que puede causar fatiga y falta de aliento.

Ésta sucede cuando las dos cámaras superiores del corazón (las aurículas) laten irregularmente. Cuando esto sucede, la sangre no sale completamente de la aurícula, por lo que puede acumularse y coagularse. Si un coágulo sale del corazón, puede bloquear una arteria del cerebro y causar apoplejía.

De todas las apoplejías, cerca del 15 al 20 por ciento suceden en personas con fibrilación auricular. El riesgo de la fibrilación auricular aumenta con la edad, aumentando cerca de 2 por ciento cada año después de los 65 años de edad.

Mozaffarian piensa que el efecto protector del pescado está relacionado con el aceite de pescado, el cual contiene ácidos grasos omega-3. "Hay muchos efectos de los ácidos grasos omega-3 que podrían afectar favorablemente el riesgo de la fibrilación auricular", señaló.

"La dieta podría influenciar esta anormalidad común del ritmo cardiaco, pero se necesita realizar más estudios. Es demasiado pronto para traducir estos hallazgos en recomendaciones dietéticas", anotó Mozaffarian.

Mozaffarian añadió que hay evidencia de que comer pescado es bueno para el corazón y podría protegerlo de una variedad de problemas de corazón, así que la fibrilación auricular bien podría ser otro ejemplo.

El Dr. Randall S. Stafford, profesor asistente de medicina en el Stanford Center for Research in Disease Preventión de la Universidad de Stanford dijo que "este hallazgo está en línea con lo que se ha publicado sobre el impacto de los ácidos grasos omega-3 en otras afecciones cardiovasculares".

Stafford apuntó que no se encontró una relación causal entre el consumo de pescado y la prevención de la fibrilación auricular. "Podría haber otros factores que causen que la población que consume pescado asado u horneado sea diferente de la población que usa este alimento con menos frecuencia", dijo.

Existe una relación entre el desarrollo de la enfermedad cardiaca y la fibrilación auricular, dijo Stafford: "Es posible que estos hallazgos sean coherentes con esa relación".

"Si se previenen las etapas iniciales de la progresión de la arterosclerosis en el corazón, podría no sólo protegerlo contra el ataque al corazón o la angina, también podría prevenir otros eventos como la fibrilación auricular", añadió.

Prevenir la fibrilación auricular podría ser otro beneficio para el corazón entre los ya bien conocidos de consumir pescado, dijo Stafford.

"Si se previene la incidencia de la fibrilación auricular, existe la oportunidad de prevenir algunas apoplejías", dijo. "Una vez alguien tiene fibrilación auricular, tratar de prevenir apoplejías es un proceso complicado".

Más Información

La Atrial Fibrillation Foundation puede darle información sobre la fibrilación auricular.

FUENTES: Dariush Mozaffarian, M.D., M.P.H., instructor, medicine, and researcher, Channing Laboratory, Brigham and Women's Hospital, Harvard Medical School, Harvard School of Public Health, Boston; Randall S. Stafford, M.D., Ph.D., assistant professor, medicine, Stanford Center for Research in Disease Prevention, Stanford University, California; July 20, 2004, Circulation online
Consumer News in Spanish