By Edward Edelson HealthDay Reporter

Updated on June 12, 2022

LUNES 12 de marzo (HealthDay News) -- Investigadores franceses informan haber encontrado que dos de cada tres personas que reciben marcapasos por problemas cardiacos tienen apnea del sueño, lo que podría empeorar la enfermedad cardiaca.

"Ha habido estudios anteriores que mostraron una menor prevalencia de [apnea del sueño], aunque la sensibilidad de los métodos utilizados en esos estudios fue insuficiente para detectar todos los casos", aseguró el Dr. Patrick Levy, profesor de fisiología de la Universidad de Grenoble.

De hecho, se halló que 21 de esos 98 usuarios de marcapasos que fueron examinados en el estudio tenían apnea del sueño grave, lo que significa que su respiración se interrumpía al menos 30 veces cada hora. Este porcentaje equivale al observado en la población general, aseguraron los investigadores. Su informe aparece en la edición del 13 de marzo de Circulation.

Aún así, otros 36 de los participantes del estudio tenían formas menos graves de apnea del sueño. Estas afecciones sólo se detectaron con monitorización en laboratorio con el uso de polisomnografía, un dispositivo que registra la respiración y el sueño.

"Éste es un hallazgo clínico importante", aseguró Levy. "No fueron tan asintomáticos como los pacientes habituales de apnea del sueño. En la apnea del sueño habitual buscamos ronquidos y somnolencia. La mayoría de estos pacientes no presentaban somnolencia".

En el ensayo, se definió apnea del sueño como respiración reducida anormalmente durante diez veces o más en una hora.

Varios estudios han relacionado la apnea del sueño con un mayor riesgo de afecciones cardiovasculares como ataques cardiacos y accidente cerebrovascular. Por ejemplo, un estudio halló que la apnea del sueño duplicó el riesgo de accidente cerebrovascular.

Los nuevos hallazgos no sorprendieron a un experto estadounidense.

"Este estudio básicamente demuestra que los pacientes que tienen enfermedad eléctrica cardiaca tienen una alta incidencia de apnea del sueño", aseguró el Dr. Kenneth Ellenbogen, director del laboratorio de electrofisiología y marcapasos de la Universidad del estado de Virginia y vocera de la American Heart Association.

"Uno no puede pensar que cuando se instala un marcapasos ya se ha hecho todo", dijo. "Hay toda una serie de cosas en las que deberíamos estar pensando".

Específicamente, los médicos deben estar pensando en examinar a quienes reciben marcapasos para la apnea del sueño, aseguró Ellenbogen.

Pero Levy aseguró que su equipo "no está recomendando examinar a todos los pacientes que tienen marcapasos. Eso no es realista. Necesitamos una manera simplificada de diagnóstico y el reto es ofrecerle a la comunidad médica una herramienta como esa".

El estudio no pudo establecer si la apnea del sueño estaba presente antes de implantar los marcapasos o si se desarrolló anteriormente, aseguró Levy.

Es posible que tratar la apnea del sueño con medidas como la pérdida de peso, la cesación del tabaquismo y una técnica conocida como presión positiva continua de la vía aérea (PPCVA) podría ayudar a restablecer el ritmo normal del corazón para algunos pacientes, aseguró. "Si se trata exitosamente la apnea del sueño, algunos pacientes podrían no necesitar el marcapasos", aseguró.

Aún así, hacen falta más estudios para determinar la mejor estrategia de tratamiento para quienes necesitan marcapasos y tienen apnea del sueño, aseguró Levy.

Más información

Para saber más acerca de los marcapasos, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ